Gobierno de Mexico y padres de familia se enfrentan por muerte de estudiantes

Gobierno de Mexico y padres de familia se enfrentan por muerte de estudiantes

Febrero 09, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co| AFP
Gobierno de Mexico y padres de familia se enfrentan por muerte de estudiantes

Tres detenidos confesaron haber asesinado, quemado y arrojado a un río a los 43 estudiantes desaparecidos en septiembre en una ciudad al sur de México.

Padres de los estudiantes mexicanos asesinados dieron su respaldo al equipo de investigación argentino que detectó irregularidades de las autoridades en la indagatoria de la desaparición. Procuraduría habría cometido errores al elaborar los perfiles genéticos.

Las afirmaciones de peritos argentinos sobre supuestos errores cometidos por la Fiscalía mexicana en la investigación de la desaparición de 43 estudiantes desataron una confrontación entre los padres y la autoridad sobre este caso que ha sacudido desde hace más de cuatro meses al país. Lea también: Estudiantes, policías y narcos: claves de la tragedia en México Dos días después de que el Equipo Argentino de Antropología Forense aseguró que, entre otras cosas, la Procuraduría General de la República cometió errores en el registro de los perfiles genéticos de 16 familiares e irregularidades en el resguardo de los lugares donde se han encontrado evidencias, la dependencia mexicana señaló en un comunicado que esos peritos no tienen el conocimiento de todas las áreas científicas para poner en duda su investigación. Sin embargo, los padres dieron su respaldo al equipo argentino y consideraron que han puesto en evidencia irregularidades de las autoridades sobre la indagatoria de la desaparición el 26 de septiembre de los estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa, al sur de México. "Con el informe de los compañeros argentinos para nosotros queda claro que la `verdad histórica' cae a pedazos", dijo Felipe de la Cruz, vocero de los padres, quien dijo que temen por la seguridad de los peritos argentinos y responsabilizaron al gobierno de cualquier cosa que les pudiera pasar. El procurador Jesús Murillo Karam dijo el 27 de enero que la "verdad histórica" del caso es que policías municipales detuvieron a los jóvenes en la ciudad de Iguala y los entregaron a miembros del cártel Guerreros Unidos, quienes los mataron y quemaron en el basurero de la municipalidad vecina de Cocula y luego echaron sus restos al río para borrar evidencias. Sin embargo, los peritos argentinos insisten en que "no hay evidencia científica" para concluir plenamente eso. El equipo argentino reveló, por ejemplo, que en el basurero encontraron restos humanos que no son de los alumnos de la Normal Rural de Ayotzinapa, entre ellos dos prótesis dentales parciales y una raíz de diente al parecer de una misma persona distinta a los estudiantes, ya que ninguno de ellos llevaba prótesis. La Procuraduría respondió que las prótesis son evidencias que aún se estudian, pero que ni los familiares ni el equipo argentino han aportado historial médico, físico o dental de los estudiantes. Mario González, padre de uno de los estudiantes desaparecidos, dijo a la prensa que tanto autoridades estatales como de la Procuraduría les solicitaron desde el inicio de la investigación la información sobre las características físicas de los jóvenes y su perfil médico. Criticó que la Procuraduría "no le cree a los argentinos... (pero) les cree más a los delincuentes", dijo. Organizaciones como Amnistía Internacional y Human Rights Watch ya habían cuestionado también la investigación oficial y mostraron su preocupación de que la tesis de la Procuraduría se base sobre todo en los testimonios de presuntos asesinos confesos, más que en evidencias físicas. "No aceptamos esa versión oficial", dijo Melitón Ortega, otro de los padres de los estudiantes desaparecidos, quien refirió que también pedirán a un grupo de cinco expertos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos designados para apoyar técnicamente al Estado mexicano que revisen los expedientes del caso, el método de búsqueda y los interrogatorios para ver si las autoridades hicieron bien su trabajo. La Procuraduría señaló que se han realizado un total de 487 peritajes y no en todos participó el equipo forense argentino, porque aseguró que no son expertos en todas las áreas. "Los dictámenes son válidos y sus opiniones respecto a otras disciplinas parecerían más especulaciones que certezas" , señaló la dependencia en torno a la investigación. Para la Fiscalía "no es aceptable que ante el cúmulo de evidencias, peritajes, confesiones, declaraciones e inspecciones ministeriales se pretenda sembrar la duda de que en ese lugar fueron ejecutadas e incineradas alrededor de 40 personas, esto mismo corroborado por los materiales y exámenes científicos practicados en dicho lugar por esta Procuraduría" . Hasta ahora sólo ha sido identificado uno de los estudiantes a partir del análisis de ADN de restos quemados enviados a un laboratorio de la Universidad de Innsbruck, en Austria. Otro problema de la investigación, según los peritos argentinos, es que la Procuraduría cometió errores al elaborar los perfiles genéticos obtenidos de la sangre de 16 familias para enviarlos al laboratorio de la Universidad de Innsbruck, donde se busca determinar si algunos restos corresponden a los estudiantes. La Procuraduría aseguró que se trató sólo de un "error administrativo de transcripción" el cual se detectó y corrigió "y no afectó el resultado" de las muestras enviadas a Austria. La desaparición de los estudiantes se ha convertido en un símbolo de los abusos de autoridad y la corrupción en el sistema mexicano.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad