Gobierno colombiano extiende el brazo al pueblo japonés

Gobierno colombiano extiende el brazo al pueblo japonés

Marzo 17, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | AP y Colprensa
Gobierno colombiano extiende el brazo al pueblo japonés

Aspecto que presenta la estación de Shinagawa, hoy, jueves, 17 de marzo de 2011. Miles de extranjeros han abandonado Tokio mientras muchas embajadas comenzaron hoy a organizar operativos para asistir a quienes deseen salir de Japón.

A la par que comienza el éxodo en la capital japonesa, el Gobierno Nacional expresó su solidaridad a la Embajada de Japón en Colombia. La evacuación de nacionales se dará desde el sábado, planeada por la cancillería que enviará un avión.

El presidente de la República, Juan Manuel Santos, y la canciller, María Ángela Holguín, expresaron este jueves su solidaridad y colaboración al embajador de Japón en Colombia, Kazumi Suzuki, por los terribles efectos del terremoto y el tsunami que azotaron a su país el pasado 11 de marzo."Expreso la total solidaridad del Gobierno y del pueblo colombiano por el terrible desastre que azotó este país amigo, ya le informé al Embajador que puede contar con nosotros y que tenemos total disposición para ayudar de cualquier forma que se requiera", manifestó el Mandatario colombiano.De igual forma, aseguró que los colombianos que aún se encuentran en Japón y que deseen regresar al país contarán con el apoyo del Gobierno que pondrá a disposición un avión de la Fuerza Área Colombiana (FAC) para que puedan movilizarse."Con la cancillería hemos estado muy pendientes de los colombianos que viven en Japón, estamos en permanente contacto con la embajadora Carolina Cárdenas y lo que hemos decidido es que a los colombianos que quieran viajar a Colombia los vamos a ayudar, vamos a enviar un avión para que regresen. Para los que quieran estar unos días cerca a Japón hay otro vuelo y en este caso sería a Seúl y podrán regresar cuando lo consideren", dijo el Primer Mandatario.Hasta el momento, no se ha confirmado el itinerario para el regreso de los colombianos al país. Sin embargo, la Embajada del Japón hizo un anuncio sobre la apertura de diferentes canales de de recepción de donaciones para la comunidad japonesa. Para este fin, se habilitaron dos cuentas corrientes."Estoy agradecido por la solidaridad del Gobierno y la cancillería, en este momento todavía tenemos dificultades de logística sobre todo en transporte y necesitamos apoyo. En este momento las cuentas bancarias están abiertas para recibir las donaciones", expresó el Embajador de Japón en Colombia.¿Cuándo regresarán a su país los 200 colombianos que están en Japón? Un avión tipo Boeing KC-767 de la Fuerza Aérea Colombiana, FAC, partirá el próximo sábado a Japón para traer de vuelta al país a cerca de 200 nacionales que se encuentran en difíciles condiciones en Japón.El avión de fabricación estadounidense que fue recientemente adquirido es el de mayor capacidad de carga y pasajeros con que cuenta la FAC. La aeronave partirá desde el Comando Aéreo de Transporte Militar, Catam, en Bogotá llevando a bordo 2 tripulaciones altamente calificadas y entrenadas. Se trata de 2 pilotos, 2 copilotos, 4 técnicos de vuelo, 4 maestros de carga y 4 auxiliares de vuelo, así como un médico y un enfermero, quienes tendrán la responsabilidad de traer a los nacionales.La ruta del vuelo transoceánico será Bogotá- Malambo (Atlántico) – Seattle, Estados Unidos y Tokio, Japón; donde aterrizarán para recoger a los colombianos.Comenzó el éxodo de extranjerosMiles de extranjeros ya han abandonado Tokio por temor a un escape radiactivo de la central nuclear de Fukushima, mientras muchas embajadas comenzaron este jueves a organizar operativos para asistir a quienes deseen salir de Japón.Aunque las autoridades locales insisten en que los niveles de radiactividad en la capital han aumentado pero no son alarmantes, la inestable situación en la central nuclear de Fukushima, a unos 250 kilómetros al norte, llevó a muchos a alejarse hacia el sur.A la inquietud por las radiaciones se sumó el anuncio de un posible gran apagón en Tokio que podría alterar los transportes para salir de la ciudad en los próximos días, lo que hizo que parte de quienes seguían en la metrópolis, japoneses y extranjeros, decidieran finalmente abandonarla sin saber cuándo regresarán.Los trenes hacia Osaka, a unos 400 kilómetros, partían de Tokio mucho más llenos de lo habitual aunque sin llegar a estar repletos, y en ellos se veía un número inusual de mujeres japonesas con niños pequeños y empujando equipaje para varios días.En la estación de Tokio reinaba el habitual bullicio, sin escenas de nerviosismo, y dentro del tren tan solo recordaban la grave situación en Fukushima las pantallas digitales en las que aparecían constantemente titulares con las últimas noticias en la central nuclear.De Tokio, además de residentes, también salieron este jueves grupos de turistas que habían decidido cambiar sus rutas de viaje bien para dejar lejos la capital y las provincias del norte, o bien porque las propias aerolíneas cambiaron su aeropuerto de salida desde el tokiota de Narita al de Osaka.Aunque insisten en la necesidad de seguir las directrices de seguridad del Gobierno japonés, que ha evacuado un radio de 20 kilómetros en torno a la planta nuclear, muchas embajadas en Japón han recomendado a sus ciudadanos en la región de Kanto (donde está Tokio) que consideren trasladarse al sur.Algunos gobiernos, como los de Colombia, México o España, anunciaron el envío de aviones a Tokio para repatriar a ciudadanos afectados que quieran abandonar la capital voluntariamente, aunque sin llegar a hablar de una evacuación en toda regla.El Gobierno de México ha fletado un avión que permitirá sacar de Japón a unos 230 mexicanos que así lo deseen.El Gobierno español indicó por su parte que estudia la posibilidad de poner "medios aéreos" a disposición de aquellos ciudadanos que quieran dejar Japón, "dando prioridad a las personas acompañadas de menores de edad y a los enfermos".También recomienda no acercarse a un radio de más de 120 kilómetros de la planta nuclear, mientras que legaciones como la mexicana o la estadounidense limitan la advertencia a un radio de 80 kilómetros.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad