Gobierno británico endurecerá medidas contra la inmigración

Gobierno británico endurecerá medidas contra la inmigración

Octubre 10, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co | EFE

Mediante un proyecto de ley, el gobierno de ese país contempla la posibilidad de deportar con mayor rapidez a los delincuentes extranjeros, entre otras medidas.

El Gobierno británico exigirá a los bancos verificar la situación legal de los extranjeros y los dueños de viviendas deberán hacer lo mismo con sus inquilinos, como parte de un plan destinado a endurecer las medidas contra la inmigración.La ministra británica de Interior, Theresa May, presentará pronto en el Parlamento este proyecto de ley, que también contempla la posibilidad de deportar con mayor rapidez a los delincuentes extranjeros, entre otras medidas.Según algunos detalles de la legislación divulgados este jueves, el Gobierno quiere que las entidades bancarias se aseguren que los extranjeros no comunitarios estén legalmente en el Reino Unido antes de que puedan abrir una cuenta bancaria.También se verificará el estatus de residencia de extranjeros antes de que se puedan sacar el carné de conducir, que en el Reino Unido, al no contar con documento de identidad, es utilizado por la gente en diversos trámites en los que se requiera ser identificado.En declaraciones a la BBC, May explicó que los que alquilen una propiedad pueden ser multados si no verifican antes la situación legal de sus inquilinos extranjeros.Además, el Servicio Nacional de Salud (NHS, siglas en inglés) deberá cobrar por la atención de extranjeros que no tengan derecho a recibir asistencia médica gratuita."Una de las cosas sobre la que el NHS siempre ha sido malo es en cobrar a la gente a la que se debe cobrar, gente que no tiene el derecho a acceder al NHS en forma gratuita", dijo May.Asimismo, el viceministro británico de Interior, Mark Harper, señaló que el proyecto de ley impedirá que los inmigrantes puedan utilizar los servicios públicos."Seguiremos dando la bienvenida a los mejores inmigrantes que quieran hacer una contribución a nuestra economía y la sociedad y cumplir con las reglas", agregó Harper. "Pero la ley debe estar del lado de la gente que la respeta, no de los que la violan", insistió.Los conservadores británicos, que comparten el poder con los liberaldemócratas, han insistido en que quieren reducir la inmigración de no comunitarios a menos de 100.000 al año para 2015.Los últimos datos oficiales indican que la inmigración no comunitaria aumentó en el último año, hasta finales de diciembre de 2012, en 176.000 personas.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad