Gobierno argentino sale al paso de críticas contra Fernández en su reaparición

Gobierno argentino sale al paso de críticas contra Fernández en su reaparición

Enero 23, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co | EFE

La oposición criticó a la Presidenta argentina por evadir temas polémicos, como la situación económica del país.

El jefe de Gabinete del Gobierno argentino, Jorge Capitanich, salió este jueves al paso de las críticas a la presidenta Cristina Fernández por no haber mencionado ninguno de los temas controvertidos que afectan al país, como la inflación o la devaluación del dólar, en su primer acto público en un mes."Una presidenta en un discurso no puede hablar de todos los temas", defendió Capitanich, en referencia a las críticas recibidas desde algunos medios de comunicación, que destacaron que en el retorno de Fernández se ignoraron los problemas más acuciantes de Argentina.El jefe de Gabinete señaló, en una rueda de prensa, que es imposible que Fernández hable en un solo discurso de "la gran cantidad de cosas que aún no ha podido decir"."Algunos o principalmente uno de los medios plantearon que la presidenta dio un discurso pero no habló ni de la inflación, ni del dólar, ni de la crisis energética", recalcó el funcionario en referencia a los diarios locales no afines al kirchnerismo."La presidenta tampoco habló de cómo los trabajadores argentinos pueden disfrutar de vacaciones, tampoco habló del récord de la industria automotriz desde el punto de vista de la comercialización de sus productos, de venta de autos nuevos o usados, o de la incorporación de nuevos trenes", agregó.Cristina Fernández rompió el miércoles más de un mes de silencio para presentar un programa de apoyo a jóvenes sin estudios ni empleo. Durante su discurso, la presidenta dijo estar "despojada de ambición" política y cargó contra quienes criticaron su ausencia de la escena pública.La mandataria había aparecido por última vez el pasado 19 de diciembre, una semana después viajó a su residencia de la ciudad sureña de Calafate para tomarse un descanso navideño y desde su regreso, el 7 de enero, había mantenido reuniones privadas con miembros del Gobierno.En ausencia de la presidenta, el jefe de Gabinete se mantuvo como cabeza visible del Ejecutivo e insistió en que Fernández continuaba al frente de la gestión ante las críticas de la oposición sobre un supuesto "vacío de poder", en medio de una grave crisis de suministro eléctrico por culpa de una ola de calor y de una escalada récord del precio del dólar en el mercado negro de divisas.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad