Gobierno argentino, asediado por crisis y escándalos de corrupción

Gobierno argentino, asediado por crisis y escándalos de corrupción

Mayo 14, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Patricia Lee | Corresponsal de El País en Buenos Aires.
Gobierno argentino, asediado por crisis y escándalos de corrupción

El domingo varios funcionarios del gobierno de Cristina Fernández aseguraron que son “inventos” los casos de corrupción en los que se involucra a los Kirchner

Hoy la presidenta Cristina Fernández enfrenta uno de los niveles de popularidad más bajos de su mandato.

El amigo de Néstor y Cristina Kirchner que fugó al exterior 56 millones de euros y que pesaba los billetes en vez de contarlos; la ex secretaria privada de Néstor durante su presidencia que contó cómo los empresarios le dejaban bolsas de dinero en su despacho; el dólar negro duplicando al precio oficial; el “blanqueo” de capitales propuesto por el Gobierno; la reforma judicial aprobada el jueves, la inflación y la inseguridad fueron las noticias de una semana picante, cuando se cumplen diez años desde que Néstor se posesionara como presidente en mayo de 2003.A esto se suman los muertos por las inundaciones de abril y el freno de la economía, para entender el mal humor social y el masivo cacerolazo del pasado 18 de abril, la mayor protesta social desde 2003, cuando faltan cinco meses para las parlamentarias de octubre, de cuyo resultado depende la continuidad del proyecto kirchnerista.Mal humor social“La mayoría de las encuestas muestran una caída de la popularidad de Cristina Kirchner desde finales del año pasado, al tiempo que la imagen negativa supera la positiva, afectada no solo por el tema de la reforma judicial, sino porque hay un impacto muy negativo sobre la clase media de la inflación con un marcado progreso de deterioro del salario”, dijo a El País la socióloga y consultora Graciela Römer.“Hay un mal humor, un malestar en la población producto de las altas tasas de delincuencia, vuelve a aparecer una preocupación por el empleo, lo cual se une a las denuncias de corrupción y a un rechazo muy fuerte a la posibilidad de re reelección de la presidenta, algo que si bien ella no salió a explicitar, sus voceros políticos y los sectores más kirchneristas y duros del Gobierno vienen planteando desde hace tiempo”, señala la socióloga.El “blanqueo”Las últimas semanas han estado llenas de novedades políticas. Mientras el Senado aprobaba la reformas judicial, se anunció un “blanqueo” de capitales con el fin de frenar la fiebre del dólar en un país donde el mercado de finca raíz y la construcción está prácticamente paralizado porque los precios de las propiedades se estiman en dólares y la estampida de la divisa cortó las operaciones de compraventa.“Es probable que en paraísos fiscales se hayan depositados unos US$200.000 millones; una fortuna de plata no declarada de argentinos que el Gobierno aspira inyectar al mercado local a través del blanqueo”, dijo el viceministro de Economía Axel Kiciloff, para justificar el proyecto del gobierno. El blanqueo es un reconocimiento de que el dólar está sin control, e implica una amnistía tributaria para quienes tienen los dólares bajo el colchón o en las cajas de seguridad.“Lázaro es Kirchner”El programa dominical del periodista Jorge Lanata ha batido todos los récords de rating, por las denuncias de corrupción que apuntan a los más íntimos amigos del matrimonio Kirchner. Lázaro Báez, un ex funcionario del Banco de Santa Cruz que se ha convertido en estos diez años en el mayor concesionario de obra pública en la provincia nativa de los Kirchner, habría transferido fuera del país 56 millones de euros a través de una empresa financiera ubicada en el exclusivo barrio Puerto Madero, en el mismo edificio donde vive el cuestionado vicepresidente Amado Boudou y donde la presidenta tiene un costoso apartamento. El dinero, que llegaba de Santa Cruz en aviones privados, y que se pesaba en lugar de ser contado, era enviado a paraísos fiscales para terminar en un banco en Suiza.Las denuncias han provocado un terremoto político pues, según Lanata, “Báez es Kirchner”: el empresario compartió con Néstor la cena de su última noche antes de morir y construyó el mausoleo donde reposan los restos del ex presidente y, por esa proximidad, cualquier denuncia contra él apunta directamente contra Cristina.Gladys Quiroga, la ex secretaria de Néstor Kirchner, declaró en el mismo programa una semana después, que vio cómo llegaban bolsas con dinero a la Casa Rosada, que luego eran trasladadas en vuelos privados a Santa Cruz, y el ex gobernador de Santa Cruz, Eduardo Arnold, habló por televisión de las enormes bóvedas de seguridad construidas por los Kirchner en su casa del Calafate.Popularidad en caídaFaltan cinco meses para las elecciones parlamentarias de octubre y ya se convocaron las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias –PASO- para el 11 de agosto.En este panorama, Mariel Fornoni, de la consultora Management & Fit, le indicó a El País que los últimos datos de la encuesta de opinión realizada a fines de abril, arrojan una inversión total de las cifras de aprobación y desaprobación de la presidenta: la aprobación se ubica en 29 %, cuando en 2011 era de un 64 %, y la desaprobación, que era del 29.4 % en 2011, subió al 59 %.En cuanto a las denuncias de corrupción que se han realizado en los últimos días, más de la mitad de los encuestados vio el programa de Jorge Lanata, y casi un 80 % cree total o parcialmente en las denuncias del conductor televisivo.Blanqueo de capitales, reforma de la justicia, dólar a más de diez pesos, lavado de dinero, millones de euros viajando por el país sin control en aviones privados, elecciones a la vista, son los ingredientes de una tormenta política cada vez más fuerte para la Mandataria.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad