Gobernador de Texas pide proclamar estado de emergencia ante tragedia

Gobernador de Texas pide proclamar estado de emergencia ante tragedia

Abril 18, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co I EFE
Gobernador de Texas pide proclamar estado de emergencia ante tragedia

El Gobernador de Texas dijo que la explosión de la planta de fertilizantes afectó a todas las familias de la población.

El pueblo, que fue sacudido por la explosión de una planta de fertilizantes, tiene mil habitantes. 160 personas resultaron heridas.

El gobernador de Texas (EE.UU.), Rick Perry, describió este jueves el ambiente en la localidad de West como "una pesadilla" y aseguró que la tragedia ha tocado a "todas las familias" del pueblo, tras una explosión en una planta de fertilizantes que causó al menos 15 muertos y más de 160 heridos."West es un pueblo muy pequeño, tiene alrededor de mil personas que en su mayoría han crecido allí", dijo Perry en una conferencia de prensa."Esta tragedia ha tocado probablemente a todas las familias, prácticamente a todo el mundo en ese pueblo", agregó.Perry aseguró que la explosión ocurrida anoche ha dejado "un escenario verdaderamente de pesadilla para esa comunidad", y confirmó que ha firmado una declaración de desastre para el condado de McLennan, donde se encuentra West.Esa declaración solicita una proclamación de emergencia al presidente Barack Obama, para desembolsar fondos adicionales que permitan hacer frente al suceso.Obama habló por teléfono con Perry desde el avión que le llevó a Boston y le ofreció recursos federales para las tareas de recuperación."Agradecemos enormemente su llamada y su considerada oferta de apoyo y oraciones" para la localidad, indicó el gobernador republicano.Perry subrayó que por ahora, "mucha de la información disponible (sobre la explosión) es muy preliminar", y aseguró que las autoridades están "asegurando la zona para mantener la seguridad pública", además de "supervisar la calidad del aire" y mantener una "activa operación de búsqueda y rescate".Entre 50 y 60 casas de West han quedado demolidas y casi la mitad de los 2.800 habitantes del pueblo han sido evacuados, según el alcalde de la localidad, Tommy Muska.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad