Gases lacrimógenos son usados en Hungría para contener inmigrantes

Gases lacrimógenos son usados en Hungría para contener inmigrantes

Septiembre 16, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co
Gases lacrimógenos son usados en Hungría para contener inmigrantes

En Hungría se endurecieron los controles fronterizos para llegar a la Unión Europea.

A pesar de las medidas impuestas para frenar la crisis migratoria en la Unión Europea, en Hungría continúa la fila de inmigrantes y refugiados que buscan llegar al continente.

Un total de 367 inmigrantes ingresaron este martes a Hungría sin importar que haya entrado en vigor una ley destinada a castigar con cárcel a todo ellos que entren sin permiso al país. 

De los 367 inmigrantes, 316 están acusados de haber dañado la valla de alambre erigida en la frontera serbia, y 51 por haberla simplemente franqueado, delitos que podrían generar respectivamente entre cinco y tres años de cárcel.

En total, más de 200.000 personas pasaron por este país desde inicios de este año. Hungría es el principal país de tránsito en Europa para los inmigrantes que anhelan llegar a los países occidentales del continente.

En la madrugada del martes, Hungría cerró su frontera con Serbia, una de las más transitadas, y además instauró penas de cárcel por franquear la alambrada construida a lo largo de los 175 km de la frontera. La nueva legislación permite el despliegue del ejército a lo largo del trazado. 

Disturbios en Hungría

La policía húngara tuvo que utilizar gases lacrimógenos en la frontera con Serbia, después de que inmigrantes arrojaran piedras y botellas desde el otro lado de la alambrada que separa a ambos países. Las autoridades también usaron cañones de agua para controlar a los inmigrantes que deseaban continuar con su viaje. 

En un comunicado, la policía húngara indicó que un grupo de inmigrantes consiguió en un primer momento "franquear el pórtico de cierre de la frontera", en el llamado puesto Röszke II. 

"La puerta se ha sustituido por varias filas de policías. La policía protege las fronteras de Hungría y de la Unión Europea respetando las leyes y el principio de proporcionalidad", subraya el texto.

[[nid:464122;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2015/09/hungria-734_0.jpg;full;{A pesar de las medidas impuestas por el gobierno húngaro para evitar el acceso de centenares de inmigrantes a la Unión Europea todo ha sido en vano. Las autoridades tuvieron que usar gases lacrimógenos para evitar el paso de inmigrantes y refugiados hacia Serbia.Elpaís.com.co | AFP}]]

Unos 500 migrantes se encontraban en ese lugar a media tarde, de los que 300 participaron en los altercados, gritando 'Freedom, freedom!'  (¡Libertad, libertad!) y apuntando a los policías húngaros con cualquier clase de objetos, constató la AFP. 

Niños y adultos lloraban a causa del gas, y los policías serbios, que observaban la escena sin intervenir, también tuvieron que protegerse del gas con pañuelos. Dos helicópteros húngaros, uno del ejército y otro de la policía, sobrevolaban el lugar.

Se trata del primer incidente de este tipo constatado desde que Budapest cerrara completamente la frontera con Serbia para evitar la entrada de refugiados el lunes por la noche. 

Sin embargo, Belgrado protestó oficialmente este miércoles por la medida de Hungría al usar gases lacrimógenos contra migrantes en territorio serbio, y anunció el envío de refuerzos policiales a su frontera común.

"He decidido enviar refuerzos policiales" al punto fronterizo de Horgos, (pueblo situado en el municipio de Kanjiza, al Distrito Norte de Serbia) para evitar nuevos altercados entre los inmigrantes y la policía húngara, anunció el ministro de Interior serbio, Nebojsa Stefanovic, en un comunicado. 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad