Ganar elecciones en Maracaibo era una cuestión de honor: alcaldesa electa

Diciembre 12, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Hugo Mario Cárdenas, reportero de El País.
Ganar elecciones en Maracaibo era una cuestión de honor: alcaldesa electa

Eveling Trejo, alcaldesa electa de maracaibo, Venezuela.

La recién elegida alcaldesa de Maracaibo, Eveling Trejo, esposa del líder opositor en el exilio, consideró su triunfo como una voz de rechazo del pueblo marabino al ataque permanente de Hugo Chávez a su familia.

La familia Rosales Trejo pagó literalmente caro el hecho de hacer oposición al proyecto socialista del presidente venezolano, Hugo Chávez.En sólo días, y por orden del Mandatario, la Fiscalía inició un proceso judicial contra el jefe de la familia, el dirigente Manuel Rosales, que culminó con la expropiación de los bienes de su familia. Además Rosales debió marchar al exilio cuando se filtró el fallo condenatorio de un juicio político en su contra que aún no se había iniciado.Pero cuando todo parecía perdido para esa familia emblemática de la oposición venezolana, surgió la imagen de Eveling Trejo, la esposa de Manuel que, con un temple que ha sorprendido a tirios y a troyanos, parece dispuesta a seguir la senda marcada por su esposo.El primer paso de ese relevo es la Alcaldía de Maracaibo, cargo para el cual Evelin Trejo fue elegida el domingo pasado. Y de inmediato se posesionó. El País habló con esta suerte de Corazón Aquino pocas horas después de que asumiera la Alcaldía de la ciudad más rica de Venezuela.Sorprendió a muchos el temple y la fortaleza que mostró en campaña. ¿Es ese su talante natural o el resultado de todo el daño que le han ocasionado?Creo que soy producto de las cosas que me han sucedido y de las consecuencias que me han convertido en lo que hoy soy. Era la esposa de Manuel Rosales, una ciudadana, la primera dama del Zulia. Trabajé junto a él en programas sociales y nunca pensé que era un adornito. Pero me encantaba lo que él hacía y lo miraba con orgullo por ese cariño y el amor que la gente le tiene. Algún día dije, ojalá a mí me quisieran como quieren a Manuel y fíjate que la vida te da sorpresas y hoy me corresponde trabajar para que esta gente lo vuelva a ver entrar por la puerta grande. Tengo un gran compromiso no sólo con mi esposo y mi familia, sino con esta ciudad.Había dicho usted en una entrevista anterior con El País, tras el exilio de su esposo, que dejaba todo a la justicia divina. ¿Esperaba que llegara tan pronto la justicia popular?A Dios rogando y con el mazo dando. Además de dejarle a la justicia divina una parte para que nos llene de sabiduría y fuerza, el hombre y la mujer tienen que salir a defender lo que es de ellos. Por su puesto, fortalecidos por el respaldo de un pueblo que salió en defensa de la gente que con respeto, cariño y trabajo se ganó su voluntad. Porque Manuel Rosales está sembrado aquí, en cada sector de la ciudad y en cada rincón del Estado. Un cariño ganado con trabajo y esfuerzo por las obras que hizo. Hoy me corresponde a mi utilizar todo ese conocimiento que él nos dejó. Tengo que hacerlo bien o mejor que Manuel porque esa va a ser la ventana con la luz que me va a iluminar el camino para llegar a donde debemos llegar en el 2012.¿Su elección como Alcaldesa de Maracaibo es producto del respaldo de la gente a Manuel Rosales?Indudablemente que esto es un respaldo a Manuel Rosales. Dios escribe recto sobre líneas torcidas. Pese a que él fue electo en el 2008 como alcalde por voto popular, hoy no está en el país porque es un perseguido político y no se le permitió presentarse a la justicia porque los poderes en este país están secuestrados. Pero desde Maracaibo hemos decidido luchar para defender el sistema democrático, y digo el sistema porque cuando me hice candidata fue para defender el honor de los marabinos y para devolverle a Manuel lo que hace dos años le entregó el pueblo de Maracaibo. Con mi elección, Manuel Rosales vuelve a llegar también a la Alcaldía. ¿Qué tan difícil fue enfrentando la maquinaria y los recursos del Estado?No todo se compra con dinero. Hay muchos valores y principios que esta sociedad aún no ha perdido. Hay un cariño que se gana con esfuerzo y con trabajo y cuando tu vez que puedes derrumbar a Goliat con David, entiendes que todavía hay esperanzas en el país y que tienes que seguir soñando y luchando porque eres una luz en el túnel para la gente que ha perdido la fe. Los que de una u otra manera nos miran desde el interior del país nos ven con esperanza. Se dan cuenta cuando miran a Maracaibo y Zulia que aquí hay fuerza, valentía, identidad y pertenencia. Somos ejemplo para otros estados de Venezuela que nos miran con esperanza.¿Qué significado tiene este triunfo para su familia, perseguida por oponerse al proyecto socialista de Hugo Chávez?Este triunfo es punta de honor para mi y para mi familia porque de una u otra forma me la estaba jugando para honrar a ese hombre que nos enseñó que los sueños están ahí y que sólo tenemos que ir tras ellos. El poder de un ser humano se descubre cuando a una mujer que tiene diez hijos la dejan desamparada y la convierten en cabeza de familia. Te podrán quitar todas las cosas materiales como hicieron con nuestra familia, me podrán quitar el patrimonio de mis hijos, pero no me podrán quitar la fuerza para seguir defendiendo lo que me pertenece: mi país, mi familia y mi libertad.¿Habló con su esposo Manuel Rosales luego de que se confirmó su triunfo?Fue la primera llamada que hice. Quiero confesarte que hubo un momento en que mi corazón todavía no atinaba. Ese respaldo y en tanta cantidad. Pese a la ola invernal, ese día le pedí a la Virgen de la Chinita y a Dios que nos diera sol radiante, y así pasó.Y le pedí una lluvia de votos, y así pasó, y al saber que había ganado la elección, que no me había enfrentado a cualquier persona sino al poder más grande de este país, fui a darle gracias a Dios porque tu tienes que hacer tu trabajo y tienes que tener fe y esperanza, y esa fuerza te la da únicamente el espíritu y la grandeza cuando de verdad hablas con el corazón y sientes que lo que haces es realidad.¿Qué consejos le dio su esposo para que tenga éxito en su gestión?Que escuche a la gente, que no me comprometa con lo que no pueda hacer y que diga siempre la verdad aunque te cueste la vida. Un hombre como Manuel, con su experiencia y talante es el mejor maestro que puede tener cualquier político. Yo me siento una líder hecha por él. El proyecto de este Estado es obra de él, el cambio y la transformación de esta ciudad la inicio Manuel hace 14 años y yo estoy decidida a convertir a Maracaibo en la ciudad más pujante y progresista de toda Venezuela.Usted dijo que el pueblo en las urnas premiaría y castigaría, y la premiaron. ¿El castigo fue para su contendor o para el presidente Hugo Chávez?Di Martino era el candidato de Goliat, Goliat es el poder y el poder es el Gobierno. La gente premió a Manuel Rosales y la obra que él sembró en esta ciudad y castigó a los que no han entendido que no nos pueden doblegar ni comprar, porque podrán tener todo el dinero, pero en este estado la gente se respeta. Mira que orgullosa me siento que de ser la primera Alcaldesa de Maracaibo. Primero, por ser mujer, y segundo, por tener un pueblo tan organizado y valiente. Tengo una gran responsabilidad y vamos a gobernar con sensatez y madurez, sin exclusión.¿No teme alguna argucia de Chávez para restarle poder, tal como ocurrió en Caracas con Antonio Ledezma?Ya mi poder como gobernante me lo redujeron. Hubo un recorte en el presupuesto de más del 50% en los fondos interamericanos para trabajar en obras diferentes a las que se hacen con el situado constitucional, pero en la vida hay que tener esperanza. Voy a buscar alianzas, tocar puertas y no me da pena decir que me voy a sentar con el Gobierno para exigirle que le entregue al municipio lo que le corresponde. Si me cierran la puerta me meto por la ventana, estoy decidida a no entregarme. ¿Qué tan importante es para la oposición reafirmar el control de la segunda ciudad del país?Era muy importante porque Maracaibo se convirtió en el bastión de Venezuela, y digo bastión porque es desde este Estado, donde hemos afianzado y consolidado la democracia. Era una cuestión de honor. El pueblo de Maracaibo decidió nombrar a una alcaldesa de la oposición para afianzar la democracia. Era la lucha entre el comunismo y el sistema democrático y por su puesto, este Estado y este pueblo tan nobles y aguerridos, que tienen sentido de identidad y de pertinencia, salieron a defender el sistema más importante del mundo, que es el sistema democrático.En 2007 y 2009 fueron los estudiantes que pusieron a tambalear a Hugo Chávez. En el 2010 son las mujeres, como se evidenció con María Corina Machado, que barrió en las legislativas, y con su triunfo en Maracaibo, ¿cree que con las mujeres le vendrá la horrible noche al presidente Chávez?El Presidente debe preocuparse porque las mujeres tenemos un sexto sentido. Tenemos un don que nos dio Dios y lo vamos a utilizar. Sabemos hablar y exigir con respeto lo que nos corresponde. Cuando nos proponemos algo, lo conseguimos con perseverancia y amor. ¿Qué considera que ocurrirá en las presidenciales del 2012?La gente está entendiendo que el voto es secreto y que la democracia se defiende a través de la Constitución. La gente está viendo que cada quien tiene que resolver sus problemas, que somos nuestros propios mesías y que tenemos que organizarnos como lo hemos hecho en Maracaibo, donde nunca ha podido el presidente Hugo Chávez ganar una elección desde que está en el poder.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad