Gadafi se comunica por medio de una emisora de TV en Siria

Septiembre 09, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | AP
Gadafi se comunica por medio de una emisora de TV en Siria

Interpol anunció el 9 de septiembre del 2011 que emitió una orden de detención contra Gadafi, su hijo Saif al Islam y su cuñado Abdulá al Senusi, exdirector de la inteligencia militar del régimen.

Gadafi ha hecho tres llamados desde su escondite a Al-Rai TV para tratar de estimular a sus partidarios e insistir en que nunca se rendirá.

Moamar Gadafi está prófugo pero no mudo, y su canal de comunicación es inusual: llamados telefónicos clandestinos y nocturnos a una emisora de televisión privada siria dirigida por un exiliado iraquí con un pasado turbio.Gadafi, que en el pasado tuvo numerosas emisoras estatales libias a su disposición, ha hecho tres llamados desde su escondite a Al-Rai TV para tratar de estimular a sus partidarios e insistir en que nunca se rendirá. Los mensajes se suman al espectáculo de su caída y sus intentos por escapar a sus perseguidores.El propietario de la emisora, Mishan al-Jabouri, se niega a indicar por qué Gadafi eligió su estación para llamar, o a revelar su escondite."Es mi propio secreto que no revelaré", dijo al-Jabouri a la Associated Press telefónicamente esta semana cuando se le pidieron detalles. "No debería hacer esas preguntas porque estoy contactando a una persona en el campo de batalla. ¿Cómo puedo decir cómo lo contacto? Es imposible que se lo diga"."Tenemos nuestros propios medios y métodos para mantenernos en contacto", afirmó.Al-Jabouri, que fue legislador en Irak, se ha proclamado nacionalista árabe opuesto a las intervenciones estadounidenses en el Oriente Medio y partidario de los insurgentes suníes iraquíes contra los soldados de Estados Unidos. Dijo que mantiene buenas relaciones con Gadafi y su familia.Al-Jabouri sabe lo que es escapar. Huyó de Siria en el 2006, un año antes de que un tribunal iraquí lo condenara por el desfalco de millones de dólares. El y su hijo Yazan fueron acusados de desfalcar 7 millones de dólares mensuales destinados a unidades de una fuerza especial para proteger oleoductos de los insurgentes. Al-Jabouri rechazó los cargos pero fue sentenciado a quince años de cárcel.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad