Futuro del Chavismo, tan incierto como la salud del presidente Hugo Chávez

Futuro del Chavismo, tan incierto como la salud del presidente Hugo Chávez

Diciembre 11, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Hugo Mario Cárdenas López. | Reportero de El País
Futuro del Chavismo, tan incierto como la salud del presidente Hugo Chávez

El vicepresidente Nicolas Maduro, junto al presidente de Venezuela, Hugo Chávez, minutos antes de su viaje a Cuba para someterse a una nueva cirugía para tratar su cáncer.

Analistas creen que en una recaída de Chávez o en su deceso, habría una puja por el poder entre sectores de Nicolás Maduro y el de Diosdado Cabello.

Tan incierto como lo que pueda ocurrir en los próximos días con el estado de salud del presidente Hugo Chávez se proyecta el futuro del Partido Socialista Unido de Venezuela, Psuv, el día que no tenga a su jefe natural al frente.Mientras algunos analistas aseguran que el ‘chavismo’ va a terminar fraccionado en una lucha interna entre sus principales dirigentes por suceder a Chávez, los oficialistas creen que sin el Mandatario el Psuv va a estar más unido, tratando de concluir la obra que inició el presidente Chávez hace 14 años.El general (r) Fernando Ochoa Antich, excomandante de la Fuerza Armada venezolana, le aseguró a El País que en un principio veremos una supuesta unidad de los seguidores del Presidente, “como ha ocurrido en los últimos días”, pero que algo muy distinto ocurrirá el día que no esté la figura física de Chávez o cuando haya entrado en una etapa terminal.“En ese momento va a haber una fuerte lucha entre la tendencia militarista de Diosdado Cabello (presidente de la Asamblea Nacional y del Psuv), y la línea marxista del vicepresidente, Nicolás Maduro. Entre ellos será la lucha por el poder”, indicó el general (r) Ochoa Antich.Para el exmilitar la situación del presidente Chávez va a fortalecer las posibilidades de la oposición “porque el Psuv es un movimiento caudillista, que sigue específicamente a Hugo Chávez, que obedece a un liderazgo personal y no colectivo. Por eso en una recaída o en la eventual desaparición del presidente Chávez lo que se viene es una grave crisis”.Myles Alcalai, exembajador de Venezuela ante la ONU, cree que es difícil vaticinar lo que pueda ocurrir “porque pese a la disciplina piramidal en torno a Chávez, su liderazgo no es transmitible porque no se pude sustituir su carisma con la sola designación de Maduro”.“Es un paso importante el que dio Chávez al designar a Maduro como su sucesor porque de no haberlo hecho, habría habido problemas serios entre el mismo Maduro y el sector militarista de Diosdado Cabello o Elías Jaua. Pero la procesión va por dentro porque si Chávez no queda en condiciones de asumir la Presidencia de Venezuela, tendría Maduro que someterse a elecciones y su figura no sustituye el arrastre popular de Chávez en todos estos años”, dijo Alcalai.Todo puede ser posiblePor encima de los intereses de un país o de un partido, en la eventualidad de que el presidente Hugo Chávez deba apartarse de la escena política, dicen los analistas que siempre habrá tentaciones y aspiraciones que enmarcan un escenario en el que todo puede llegar a ser posible.Por eso creen que con Nicolás Maduro no pasará igual que con Chávez, que se sigue sosteniendo en un país con una grave crisis económica, con problemas de corrupción y con el colapso de la infraestructura, y que en un momento determinado sus propias aliados podrían convertirse en sus mismos verdugos.“En una situación como esa y con un país tan dividido, podría ocurrir que Maduro no puede responder a su responsabilidad y que el grupo militar (dentro del chavismo) sienta la tentación de buscar otra alternativa”, dijo Alcalai al no descartar un posible golpe.Ayer el Comando de la Fuerza Armada Nacional de Venezuela expresó mediante un comunicado que “harán respetar la revolución”, luego de que fuera ascendido el almirante en Jefe, Diego Molero Bellavia, como ministro de la Defensa. La incertidumbre es si en una crisis interna acompañarían a Maduro al ala militar del Psuv.Desde Perú, donde se encuentra asilado, el excandidato presidencial Manuel Rosales aseguró que “es la hora de la Patria unida” y que “la actual coyuntura debe fortalecer los esfuerzos realizados hasta el momento para materializar un verdadero diálogo nacional” en el que puedan discutir entre todos los temas nacionales.“El país reclama de manera urgente una sincera rectificación por parte de todos los sectores. Mucha prudencia y sentido de grandeza tanto al Gobierno, como a la oposición. Es un momento delicado y estelar que vive Venezuela y de inmensas consecuencias para el futuro. Lo que está en juego, por encima de cualquier grupo, sector o partido, simplemente es la consolidación del sistema democrático, el futuro del país”, indicó Rosales.Menos esperanzador aún es el futuro del ‘Socialismo del Siglo XXI’, el proyecto de expansión política por América Latina y el Caribe en que se embarcó el presidente Hugo Chávez con el poder que le otorgaron los elevados precios del petróleo durante los últimos años.La mejor muestra de que ese proyecto ya fracasó, dicen los analistas, es que el boliviano Evo Morales anda buscando acuerdos con la Unión Europea; que el nicaragüense Daniel Ortega busca un TLC con los países del norte y que el Parlamento Latino rechazó la expulsión de Paraguay, como lo promovía Chávez.El péndulo parece indicar que pasó el cuarto de hora de los gobiernos militares de los 70 y 80, los demócratas, de los 90, y que empezó el declive de los mandatos populistas de los años recientes, aseguran algunos analistas.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad