Fusiles alemanes fueron usados contra estudiantes mexicanos desaparecidos

Fusiles alemanes fueron usados contra estudiantes mexicanos desaparecidos

Diciembre 25, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co | AFP
Fusiles alemanes fueron usados contra estudiantes mexicanos desaparecidos

Los padres de los estudiantes desaparecidos en México salen casi a diario a protestar y exigir que encuentren a sus hijos.

Así lo denunciaron los padres de los 43 estudiantes que desaparecieron en Iguala, México, hace tres meses. Exigen que Alemania deje de vender armas a México.

Padres de los 43 estudiantes mexicanos probablemente masacrados en septiembre exigieron este jueves a Alemania dejar de vender armas a México, porque aseguran que los fusiles con los que abalearon a sus hijos antes de desaparecer eran alemanes, dijo a la AFP este jueves su vocero.Decenas de personas protestaron afuera de la embajada alemana en la Ciudad de México, encabezados por los agotados padres de los estudiantes de la escuela rural para maestros de Ayotzinapa, quienes portaban, como en todas sus manifestaciones, enormes fotografías de sus hijos colgadas de sus cuellos."El expediente que nos mostraron los abogados de la PGR (Procuraduría General de la República, fiscalía), decía que las armas usadas en el ataque a nuestros hijos eran fusiles HK36, de origen alemán", dijo tras la manifestación a la AFP Felipe De la Cruz, uno de los padres de los jóvenes y vocero del resto de ellos."Entonces la exigencia de los padres de familia, para evitar que vuelva a suceder esto (el brutal crimen), es que Alemania deje de vender armas al gobierno de México porque con ellas están matando a nuestros hijos", sostuvo. Alemania, prosiguió De la Cruz, "tiene prohibido vender armas a zonas de México en conflicto, como lo está Guerrero", aseguró. La cancillería y la secretaría de la Defensa no respondían las solicitudes de información de la AFP al respecto. Policías de Iguala y Cocula (Guerrero), junto con sicarios, balearon el 26 de septiembre a los estudiantes antes de que desaparecieran.La investigación de la fiscalía -que se ha compartido con los padres de familia- apunta a que los estudiantes, después de ser baleados, fueron entregados al cartel de drogas Guerreros Unidos, que ordenó su asesinato e incineración.Hasta el momento sólo ha sido identificado uno de los estudiantes entre los restos encontrados en el supuesto lugar de la masacre. Los padres se aferran a la idea de que sus hijos siguen con vida, y casi a diario, desde su desaparición, han encabezado diversas manifestaciones.En la Nochebuena se congregaron afuera de la residencia presidencial de Los Pinos. Este viernes marcharán nuevamente en la Ciudad de México al cumplirse tres meses del escalofriante crimen, que representa la peor crisis del presidente Enrique Peña Nieto desde que asumió funciones en diciembre de 2012.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad