Fuerzas sirias disparan en el sur del país tras visita de observadores de ONU

Abril 19, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co I EFE
Fuerzas sirias disparan en el sur del país tras visita de observadores de ONU

Imagen muestra un edificio completamente destruido en un barrio de Homs en Siria. La ONU y el Gobierno de Siria firmaron hoy en Damasco el acuerdo que sentará las bases para el despliegue de los cascos azules que supervisarán el alto el fuego en el país.

Los opositores Comités de Coordinación Local indicaron que dos personas murieron y decenas resultaron heridas en el intenso tiroteo en Harak, en la provincia de Deraa, un suceso que también fue difundido por el Observatorio sirio de Derechos Humanos.

Las fuerzas sirias abrieron este jueves fuego en la localidad de Harak, en el sur de Siria, después de que los observadores de la ONU visitasen la zona, informaron grupos de activistas y derechos humanos.Los opositores Comités de Coordinación Local indicaron que dos personas murieron y decenas resultaron heridas en el intenso tiroteo en Harak, en la provincia de Deraa, un suceso que también fue difundido por el Observatorio sirio de Derechos Humanos.Las manifestaciones contra el régimen se sucedieron al paso de la misión de observadores en las localidades de Jarbet Gazaleh y Neheteh, también en el sur, según se observa en vídeos colgados en internet.La ciudad de Deraa fue también escenario de disparos, mientras que en la localidad de Al Quseir, en la provincia central de Homs, dos personas murieron en una serie de bombardeos, de acuerdo a los Comités.Ambas organizaciones también informaron de que las fuerzas del régimen sirio bombardearon y dispararon con artillería pesada contra la zona de Yabrud, en los alrededores de Damasco.Estos actos de violencia coinciden con la firma hoy en Damasco de un acuerdo entre la ONU y el Gobierno sirio para sentar las bases del despliegue de los casos azules que supervisarán el alto el fuego en el país, en vigor desde el pasado 12 de abril.El pasado domingo llegaron a Siria un equipo de seis observadores que se espera ascienda a 300 miembros, quienes deberán vigilar y consolidar el cese de la violencia de todas las partes y la aplicación del plan de paz diseñado por el mediador internacional Kofi Annan.Esta iniciativa estipula el cese de hostilidades, el repliegue militar de las ciudades, la liberación de los detenidos de forma arbitraria, el acceso a la ayuda humanitaria y el inicio de un diálogo político, entre otros puntos.Desde que comenzaron las protestas contra el régimen del presidente sirio, Bachar al Asad, en marzo de 2011, más de 9.000 personas han muerto, 200.000 se han visto desplazadas a otros lugares del interior del país, y unas 30.000 se han refugiado en los estados limítrofes, según datos de la ONU.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad