Fuerte Temporal deja 23 muertos en Chile

Abril 01, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co l AFP

Aunque las cifras aumentan a diario, el balance oficial de muertos hasta la fecha se elevó a 23, los desaparecidos alcanzan 57 y los damnificados suman más de 22.000.

La cifra de muertos y desaparecidos por el inusual temporal en el árido norte chileno sigue subiendo, dejando en evidencia la devastación de pueblos enteros arrasados por aludes y poniendo a prueba la capacidad de Chile para soportar sucesivas catástrofes.

Transcurrida una semana desde la tragedia, el balance oficial de muertos se elevó a 23, mientras que los desaparecidos alcanzan 57 y los damnificados suman más de 22.000.

Conforme pasan los días y avanzan las tareas de limpieza y despeje de vías cubiertas por las aguas, se han encontrado más cuerpos, en su mayoría enterrados en el lodo, pero también ha aumentado el número de desaparecidos.

La zona más afectada es la región de Atacama, 800 km al norte de Santiago que, de acuerdo a las autoridades, soportó 17 aludes simultáneos producto de las intensas lluvias que derritieron la nieve de sectores precordillerados y arrastraron con fuerza las aguas hasta valles y quebradas.

En el poblado de Chañaral, la crecida del río El Salado pidió al pueblo en dos, arrastrando a su paso decenas de casas, autos y escombros. Es allí donde se concentra la búsqueda de desaparecidos y donde cada día se hallan más muertos.

"Estoy convencido de que aparecerán más cuerpos" , dijo a medios locales Yerko Guerra, gobernador de Chañaral.

"Hoy día se cumple una semana de que fuimos impactados por la dolorosa tragedia que azotó al norte de Chile (...) tenemos todavía mucho por hacer" , dijo este miércoles la presidenta de Chile, Michelle Bachelet.

La mandataria anunció que cancelaba su participación en la próxima Cumbre de las Américas en Panamá para atender las labores de reconstrucción en su país. Las tareas, en las que participan 7.000 efectivos militares y policiales, se centran en la limpieza y el despeje de caminos para llegar a poblados interiores todavía semi aislados y hallar a los desaparecidos.

Se espera para este jueves el arribo a la zona de 1.200 viviendas de emergencia. Lo que más preocupa a las autoridades es el tema sanitario.

El lodo y la falta de agua, junto a las altas temperaturas en los últimos días, configuran un escenario propicio para la propagación de enfermedades gastrointestinales y respiratorias.

El gobierno despachó a la zona 89.000 dosis de vacuna contra la gripe, 27.000 para combatir el tétano y 7.600 para la hepatitis A, al tiempo que mantuvo el decreto de "emergencia sanitaria en la zona" .

Con una de las mayores actividades sísmicas del mundo a lo largo de más de 4.000 km, en los que se hallan el desierto más árido del mundo y 40 de los volcanes más activos del planeta, Chile ve las catástrofes sucederse.

Antes de los aluviones del norte, se desataron dos gigantescos incendios forestales, en la región de Valparaíso y La Araucanía, e hizo erupción el volcán Villarrica, en el sur del país.

El macizo todavía mantiene en vilo a la población, por las frecuentes emanaciones que salen de su cráter y la advertencia de los expertos de que podría volver a hacer erupción.

Este miércoles se cumple, además, un año desde el terremoto de 8,2 grados de magnitud en la ciudad de Iquique (norte) , que dejó seis muertos y provocó la evacuación de un millón de personas.

En 2010, el sur del país enfrentó otro violento terremoto de 8,8 grados, seguido de un tsunami, que dejó más de 500 muertos, miles de damnificados y daños por 30.000 millones de dólares. Para hacer frente a la tragedias, Chile cuenta con una Oficina Nacional de Emergencias (Onemi) , que coordina las labores de información y ayuda.

Pero las funciones de la Onemi han quedado en entredicho en ésta y otras catástrofes. Durante el terremoto de 2010, la oficina descartó tempranamente una alerta de tsunami, provocando que muchas personas volvieran a sus casas y luego se vieran arrastradas por las aguas.

Ahora, la Onemi fue criticada por su poca anticipación para alertar sobre la ocurrencia de las lluvias en el norte. "Lo importante era tomar medidas anticipadas que pudieran mitigar o disminuir el daño. Eso fue lo que no se hizo" , criticó el experto en manejo de riesgos, Michel De L'Herbe. 

Un proyecto de ley para establecer un nuevo Sistema Nacional de Emergencia y Protección Civil fue ingresado al Congreso por el gobierno pasado pero su trámite ha sido lento.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad