Francia: Policías abren a la fuerza paso a refinería clave

Octubre 22, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Ap l Elpais.com.co

Policías franceses antidisturbios desalojaron el viernes a empujones a trabajadores petroleros y reabrieron una refinería clave para intentar remediar la escasez de combustible.

Policías franceses antidisturbios desalojaron el viernes a empujones a trabajadores petroleros y reabrieron una refinería clave para intentar remediar la escasez de combustible, mientras el Senado se aprestaba a aprobar la polémica reforma jubilatoria que motivó las huelgas que han paralizado al país. La refinería de Grandpuits, al este de París, era uno de los bastiones de la resistencia contra el plan de reforma del presidente Nicolas Sarkozy, que busca elevar la edad de jubilación a 62 años. A pesar de los intentos del gobierno de superar la resistencia de los sindicatos, el primer ministro dijo que pasarían varios días antes que termine la escasez de combustible que está perjudicando a la economía. El Senado se acercaba al final de un debate que llevaba más de 130 horas, su segundo más largo en treinta años. Se habían presentado 1.237 enmiendas, la mayor parte de la oposición socialista, pero el partido conservador UMP del presidente Sarkozy y sus aliados tienen la mayoría en la cámara y rechazaron casi todas. Luego que el Senado vote el viernes, el texto final del proyecto debe recibir una aprobación final en ambas cámaras, la que se espera para la semana próxima. Los sindicatos han realizado huelgas y protestas durante meses, que en los últimos días se tornaron más radicales y, en algunos casos, violentas. Sarkozy había ordenado a las autoridades de las regiones que abrieran los depósitos de combustible por la fuerza y acusó a los huelguistas de tener de rehenes a la población y a la economía nacional. El ministerio del Interior dijo que la operación en la refinería de Grandpuits, que controla la compañía Total, fue un éxito "sin incidentes" , pero la federación laboral CGT aseguró que tres trabajadores sufrieron lesiones. Paramédicos trajeron camillas a las instalaciones que, a unos 80 kilómetros (50 millas) al este de París, son la fuente de gasolina más cercana a la capital. Policías con cascos y uniformes protectores llegaron durante la noche y enfrentaron a los trabajadores, que devolvieron los empujones mientras gritaban lemas sindicales e intentaban evitar que los agentes abrieran los portones. "Estamos indignados, escandalizados" , dijo Charles Foulard, líder sindical de la planta. Los trabajadores llevaban diez días frente a la planta. El viernes, un 20% de las estaciones de combustible en todo el país seguían sin gasolina. Hace unos días, el total había llegado al 40%.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad