Fiscalía venezolana acusa de corrupción a directivos de distribuidoras de alimentos

Marzo 15, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | AFP.

Las autoridades aprehendieron a medio centenar de funcionarios como parte de un plan contra la corrupción en la cadena de distribución de alimentos.

La Fiscalía venezolana acusó de corrupción a tres altos directivos de distribuidoras estatales de alimentos, en momentos en que la población padece una severa escasez de productos básicos, informó el organismo.

Lea también: Parlamento venezolano pide a Maduro buscar ayuda para evitar "hambruna".

El Ministerio Público pidió a un tribunal de Caracas enjuiciar a Heber Aguilar, presidente de la Corporación Venezolana de Alimentos, CVAL, por "evasión de proceso licitatorio" y "asociación para delinquir y boicot", entre otros. 

También solicitó la medida contra Bárbara Figueroa, administradora de la institución, por "agavillamiento (asociación para delinquir), peculado doloso propio y obtención indebida en actos de la administración pública", y para Bárbara González, presidenta de la red de Abastos Bicentenarios, por peculado.

Los acusados, quienes permanecen detenidos en la sede de la policía de inteligencia en Caracas, fueron arrestados a finales de enero en una operación en la cual las autoridades aprehendieron a medio centenar de funcionarios como parte de un plan contra la corrupción en la cadena de distribución de alimentos.   

"Seguiremos atacando a esas redes de corrupción que buscan desestabilizar la paz del país. El gobierno garantizará la soberanía alimentaria. Quien atente contra la justa distribución de alimentos y productos de primera necesidad será detenido y procesado", dijo el ministro de Interior, Gustavo González, el pasado febrero.

Igualmente fue acusado el jefe de Seguridad y Transporte de la CVAL, Carlos Saavedra, por "robo agravado, tentativa de robo agravado, resistencia a la autoridad, peculado de uso y agavillamiento".

Creada en 2010 por el gobierno socialista como parte del ministerio de Alimentación, CVAL administra varias plantas agroindustriales y otras unidades de producción del Estado. 

Ese mismo año comenzó a funcionar la Red de Abastos Bicentenarios como alternativa de bajo costo para competir con los supermercados privados. El presidente venezolano, Nicolás Maduro, admitió recientemente que esa red "se pudrió" por la corrupción.

Para 2016, el gobierno fijó como prioridad de la CVAL elevar la producción de alimentos.

Los venezolanos enfrentan una escasez de rubros básicos, calculada en dos tercios de los productos, que se ve agravada por la caída de los precios del petróleo, fuente casi exclusiva de divisas en el país.

En Venezuela rige un control de cambio y de precios.

Los productores venezolanos se quejan de que no reciben divisas por parte del gobierno para adquirir materias primas y aumentar la producción interna, por lo que adeudan unos 12.000 millones de dólares a proveedores internacionales.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad