FIP condena ataque a Televisa y denuncia aumento de violencia en México

FIP condena ataque a Televisa y denuncia aumento de violencia en México

Agosto 30, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Efe

La Federación Internacional de Periodistas ha condenado la explosión de un coche bomba situado en las inmediaciones de las instalaciones de Televisa.

La Federación Internacional de Periodistas (FIP) ha condenado la explosión de un coche bomba situado en las inmediaciones de las instalaciones de Televisa, uno de los principales medios de comunicación mexicanos, y ha destacado la escalada de violencia que vive el país.La FIP condenó en un comunicado el ataque sufrido por Televisa en el estado de Tamaulipas, zona fronteriza con Estados Unidos, en la madrugada del pasado sábado.La explosión, que se produjo pasadas las doce de la noche locales, no causó vÍctimas mortales, pero provocó la interrupción de la señal de transmisión, fallos en el servicio de energÍa y daños en las instalaciones del medio y en las edificaciones aledañas.La FIP también denunció el hallazgo por parte de las autoridades mexicanas el martes, igualmente en el estado de Tamaulipas, de 72 cadáveres de emigrantes procedentes de América Central y del Sur.Un sobreviviente de la tragedia atribuyó las muertes a una organización criminal de narcotraficantes, recordó la FIP, para la que "el atentado se suma a la creciente violencia que azota al país", que ha dejado más de 28.000 muertos desde que asumió la presidencia Felipe Calderón en diciembre de 2006, apuntó.Además, indicó que en la última década 64 periodistas fueron asesinados, y que desde 2001 se han registrado 12 comunicadores desaparecidos, bombas en sedes de medios de comunicación y cientos de secuestrados y amenazas, que "hacen parte de la cotidianeidad de terror que padece la prensa y la sociedad mexicana"."México es uno de los países más peligrosos para la prensa a nivel mundial", indicó en la nota el vicepresidente de la FIP, Gustavo Granero."Esto hace evidente el fracaso del Estado para garantizar la libertad y seguridad que hacen posibles el ejercicio periodístico en toda democracia", agregó.En ese sentido, exigió al Gobierno "implementar políticas serias y reales para la protección de los trabajadores de la prensa y la libertad de expresión"."En estos tiempos de zozobra, los trabajadores de la prensa se deben unir, dirigirse a sus asociaciones para coordinar medidas de seguridad y tomar las máximas precauciones", concluyó Granero.La FIP representa a unos 600.000 periodistas en países y tiene su sede en Bélgica.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad