"Fidel reconoció al final de sus días que la lucha armada no era el camino": Santos

"Fidel reconoció al final de sus días que la lucha armada no era el camino": Santos

Noviembre 26, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

El carismático padre de la Revolución cubana, Fidel Castro, murió a los 90 años.

El presidente Juan Manuel Santos lamentó la muerte del líder de la revolución y manifestó toda la solidaridad con el pueblo cubano. Líderes de las Farc también manifestaron tristeza por partida del comandante.

El presidente Juan Manuel Santos lamentó en la mañana de este sábado la muerte del líder de la revolución cubana y reconoció su aporte al fin del conflicto en Colombia al reconocer que la lucha armada no era el camino. Lea también: Fidel Castro, la vida de un hombre que se hizo mito

Las condolencias fueron publicadas en su cuenta de Twitter en dos trinos:

 Por su parte, los principales líderas de las Farc también manifesatron su tristeza por la muerte del comandante cubano que  marcó el último siglo con su revolución de barbudos y su lucha contra Estados Unidos.

La revolución de Fidel "enciende (...) las ganas de luchar, de irse a la montaña, empuñar un fusil para tratar de cambiar las cosas" , evocó Iván Márquez, el negociador de las Farc en La Habana.

Por su parte el líder de esta Guerrilla, Rodrigo Londoño, señaló también desde Twitter que Fidel Castro fue uno de los hombres más "grandes" en la historia.

 La Cancillería de Colombia expresó, a nombre del gobierno colombiano, sus sentidas condolencias por el fallecimiento del líder de la revolución cubana Fidel Castro, quien falleció este viernes a sus 90 años. “Hacemos extensivo este mensaje a su hermano, el presidente Raúl Castro, a su familia, al Gobierno y al pueblo de Cuba”, resaltó la Cancillería en un comunicado de prensa emitido este sábado. Además reiteró que “el Gobierno colombiano agradece el apoyo del expresidente y del Gobierno de Cuba a la paz y a la terminación del conflicto armado en Colombia”. 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad