Federico Franco se posesionó como presidente interino de Paraguay

Junio 22, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | EFE
Federico Franco se posesionó como presidente interino de Paraguay

El senado de Paraguay destituyó después de juicio político al presidente Fernando Lugo.

El vicepresiente Federico Franco juró ante el Congreso en pleno, después de que Fernando Lugo fue destituido tras cinco horas de debate, con 39 votos a favor de 45 posibles.

El vicepresidente Federico Franco juró ante el Congreso en pleno como nuevo presidente de Paraguay para lo que resta del periodo del destituido presidente Fernando Lugo.En medio de aplausos y de vivas de los congresistas, Franco recibió la banda presidencial que simbólicamente le transfieren el poder político de la nación sudamericana."La república de Paraguay vive momentos difíciles", dijo Franco. "Dios y el destino quisieron que asuma la Presidencia de la República".Franco se mostró conciliador y pidió ayuda del Parlamento y de todos los sectores políticos y religiosos y de movimientos sociales en un claro mensaje en el que se diferencia del estilo de gobierno de su antecesor.Tras jurar en el cargo dijo que la "transición" que comienza en el país "se realiza dentro del orden constitucional" y "de ninguna manera pone en riesgo la vigencia y principios democráticos universales".El liberal puso el acento en su intención de entregar el mando presidencial el 15 de agosto de 2013, cuando concluye el actual mandato, y de ocuparlo hasta entonces buscando la colaboración de todos los partidos y movimientos sociales del país."La única manera de llevarlo adelante es entendiendo que el país tiene que se construido por todos los sectores, todos los partidos", aseveró el nuevo mandatario paraguayo, cuya asunción ha sido cuestionada por algunos gobiernos sudamericanos."Vengo a ratificar mi voluntad irrestricta de respetar las instituciones democráticas, el Estado de Derecho, la vigencia de los derechos humanos y los compromisos asumidos" por el Gobierno saliente, aseveró, para negar que acceda al poder con "odio" o "rencores".Su discurso adquirió por momentos un sesgo populista, como cuando pidió honrar a las muertes registradas en Curuguaty (nordeste) por la lucha por la tierra "iniciando el verdadero desarrollo social sostenible con énfasis en la agricultura familiar" o el uso de la energía que le sobra a Paraguay "para industrializar el país", en lugar de cederla a los vecinos, Argentina y Brasil."Vamos a hacer juntos una política de Estado energética" que permita utilizar los recursos de las presas de Itaipú y Yacyretá "para generar industria y mano de obra" y que nunca más un paraguayo tenga que emigrar en busca de trabajo, propuso.El vicepresidente se posesionó despues de que en tiempo récord y con abrumadora mayoría, el Senado destituyó al presidente Fernando Lugo.Lugo fue destituido tras cinco horas de debate con una votación de 39 a favor, 4 en contra y 2 ausentes de los 45 senadores que integran la Cámara Alta.El Senado paraguayo consideró este viernes "culpable" de mal desempeño en sus funciones al presidente Fernando Lugo, lo que supone su inmediata destitución.Esta decisión fue consecuencia de la mediada tomada por la Cámara de Diputados de abrir un juicio político, por la muerte de 17 personas en un enfrentamiento entre policías y campesinos en una hacienda el pasado día 15 de junio.Ese episodio sangriento fue una de las cinco acusaciones que le costaron la destitución: también se le ha considerado responsable de instigar las ocupaciones de tierras en la región sojera de acunday y de la ola de violencia en Paraguay.Las otras dos acusaciones tienen que ver con su apoyo a un acto político de jóvenes izquierdistas celebrado en un cuartel en mayo de 2009 y al protocolo de Ushuaia II del Mercosur, que actualizó la "cláusula democrática" del bloque."Se declara culpable al acusado Fernando Lugo Méndez, y por lo tanto queda separado de pleno derecho de su cargo", anunció uno de los secretarios de la Cámara Alta al finalizar el juicio político al mandatario.Después de conocer la decisión el presidente Lugo, dio una rueda de prensa dirigiéndose a todos sus compatriotas y afirmó que acata la destitución del Senado y que enfrentará las investigaciones pertinentes.Dijo en sus primeras palabras públicas, que se somete a la decisión del Senado, aunque la ley "haya sido torcida como una frágil rama al viento".Un Lugo tranquilo, sereno, en su última alocución presidencial repudió el juicio adelantado en el Senado y dijo que la democracia quedó "herida" porque sus principios fundamentales fueron "transgredidos"."Salgo por la puerta más grande de la patria, salgo por la puerta del corazón de mis compatriotas", dijo un Lugo de gesto adusto, en medio del aplauso de sus colaboradores, presentes en su despedida en el Palacio de Gobierno.El vicepresidente Federico Franco, de 49 años, militante del oficialista Partido Liberal Radical Auténtico y médico de profesión, asumirá el mando para completar el periodo de gobierno de cinco años hasta agosto de 2013.Lugo, de 61 años y enfermo de cáncer linfático, siguió el desarrollo de su juzgamiento por el cargo de mal desempeño en sus funciones en el palacio de gobierno a través de la transmisión televisiva.Asumió el poder el 15 de agosto de 2008 luego de ganar las elecciones de abril de ese año desalojando del gobierno al Partido Colorado que llevaba 60 años de hegemonía política.Reacciones"Terminó el circo", dijo el ex ministro del Interior de Lugo, Rafael Filizzola, senador del socialista País Solidario, quien en un último intento por salvar la destitución de Lugo pidió 72 horas de receso. Pero su propuesta fue rechazada.En las afueras del edificio del Congreso, en la Plaza de Armas, los adherentes de Lugo intentaron llegar hasta el Parlamento para repudiar a los senadores pero las fuerzas antimotines los reprimió con chorros de agua e incursión de la caballería policial.En uno de los salones del palacio de Gobierno, el canciller venezolano Nicolás Maduro declaró en conferencia de prensa que estuvo al lado de Lugo "observando el final del juicio político y opino que esto tendrá consecuencias para el Paraguay, aplicaremos seguramente la claúsula democrática de Unasur referente a la defensa de la democracia", en alusión al eventual aislamiento internacional.La rápida destitución del mandatario fue "una nueva modalidad de golpe de estado" , apuntó Maduro.El ahora expresidente gobernó por 3 años, 10 meses y 7 días.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad