Familiares exigen agilizar la identificación de las víctimas

Febrero 15, 2012 - 12:00 a.m. Por:

Los familiares de los reos de la Cárcel de Comayagua hicieron un llamado a las autoridades para que agilicen la identificación de las víctimas, tras el incendio en el centro penitenciario.

Los seres queridos de los más de 300 reos que se presume murieron en un incendio en una cárcel del centro de Honduras exigieron que se agilice la identificación de los cuerpos, mientras personal forense continúa rescatando cadáveres calcinados.Los primeros cuerpos han comenzado a ser enviados en contenedores a Tegucigalpa para su autopsia, indicó uno de los médicos de Medicina Forense, que además dijo que el proceso "llevará tiempo" por lo irreconocibles que quedaron algunas de las víctimas.Hasta ahora se han dado a conocer los nombres de unos 376 reos que están vivos, pero por razones legales no se ha divulgado la identidad de los fallecidos, tarea que le corresponde a la Fiscalía General del Estado, enfatizó el secretario de Seguridad, Pompeyo Bonilla.El alto funcionario, que desde primeras horas de este miércoles dirige las labores de seguridad en la Granja Penal de Comayagua, unos 80 kilómetros al norte de Tegucigalpa, donde se registró la tragedia, dijo que "en su oportunidad y cuando se haya concluido todo el trabajo, la Fiscalía va a informar a la población". El Gobierno del presidente hondureño, Porfirio Lobo, ofreció a los familiares de las víctimas transporte y alojamiento en los alrededores de la sede Medicina Forense en Tegucigalpa durante el tiempo que lleve la identificación y entrega de los cadáveres.Algunos parientes han confirmado por otras fuentes la muerte de su ser querido, mientras que otros lo deducen por lógica tras conocer la lista de supervivientes de la tragedia.La incertidumbre es mayor para aquellos que no saben si su familiar murió o estaría entre los que supuestamente se habrían fugado.Al parecer, un mexicano y un nicaragüense, que no han sido identificados, estarían entre los muertos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad