Extremistas lanzan un nuevo asalto a una refinería en Irak

Extremistas lanzan un nuevo asalto a una refinería en Irak

Junio 25, 2014 - 12:00 a.m. Por:

Las fuerzas de seguridad iraquíes tuvieron que repeler el ataque de milicianos de Estado Islámico para Irak y el Levante (EIIL) a una refinería de petróleo.

Milicianos suníes lanzaron este miércoles un ataque sobre una importante refinería de petróleo iraquí que intentan tomar desde hace días, pero fueron repelidos por las fuerzas de seguridad, según un comandante en el lugar.Mientras tanto decenas de asesores militares y de tropas especiales estadounidenses empezaban a asistir a las tropas iraquíes en un intento por reforzar la capacidad de Bagdad de responder a la insurgencia. El gobierno del primer ministro, Nuri al Maliki, tiene problemas para frenar los avances de los milicianos de Estado Islámico para Irak y el Levante (EIIL) , un contingente bien entrenado y con capacidad de movimiento que se cree tiene unos 10.000 combatientes dentro de Irak. El primer ministro hizo un llamamiento a la clase política de su país para cerrar filas frente a los milicianos suníes, pero no concretó ninguna medida para la minoría suní del país. Funcionarios estadounidenses presionaron para que el próximo gobierno iraquí fuera más inclusivo, en un intento de que la minoría suní dejara de prestar apoyo a los rebeldes que desde hace un mes se han hecho con el control en el norte del país. En su discurso semanal a la nación, al-Maliki hizo un vago llamamiento a "a la reconciliación de todas las fuerzas políticas" , defendiendo los principios de democracia constitucional de Irak. Rechazó la formación de un ejército "nacional de salvación" por parte de su gobierno, que según dijo, iría en contra de los resultados de las elecciones Hasta ahora, la respuesta de las fuerzas gubernamentales ha estado muy lejos de una contraofensiva, limitada en su mayoría a zonas donde hay chiíes en peligro de caer en manos de extremistas suníes o en torno a una ciudad al norte de Bagdad que los chiíes consideran sagrada. Fuentes iraquíes han señalado a Associated Press que al Maliki está dispuesto a aceptar al menos de forma temporal, la pérdida de grandes extensiones de territorio ante los insurgentes suníes mientras despliega los mejores hombres del ejército para defender Irak. Las milicias chiíes que respondieron a una llamada a las armas del clérigo más destacado del país también se están centrando en proteger la capital y lugares de culto chií, mientras que los combatientes kurdos han tomado el control de una ciudad rica en petróleo codiciada desde hacía tiempo fuera del territorio que administran, oficialmente para defenderla del EIIL, que es una escisión de al-Qaida. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo la semana pasada que enviaría hasta 300 asesores a Irak para ayudar y aconsejar a las fuerzas iraquíes. El departamento de Defensa estadounidense indicó que parte de ese contingente está ya en Bagdad.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad