Expertos aseguran que muerte de Chávez no afectará la relación política con Colombia

default: Expertos aseguran que muerte de Chávez no afectará la relación política con Colombia

Así sería pese a que históricamente los problemas de una nación repercuten en la otra. Lo que se avecina para Colombia no es más que la continuidad de las relaciones que se mantuvieron con Chávez.

Expertos aseguran que muerte de Chávez no afectará la relación política con Colombia

Marzo 06, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa
Expertos aseguran que muerte de Chávez no afectará la relación política con Colombia

Un seguidor del presidente venezolano, Hugo Chávez, muestra un afiche con su retrato en la Plaza Bolívar de Caracas, donde centenares de chavistas lamentan la muerte del mandatario.

Así sería pese a que históricamente los problemas de una nación repercuten en la otra. Lo que se avecina para Colombia no es más que la continuidad de las relaciones que se mantuvieron con Chávez.

La muerte del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, no tendría una incidencia de cambio en la vida política de Colombia, a pesar de que históricamente los problemas internos en cada una de las dos naciones tienen repercusión directa en la otra. Expertos consultados por Colprensa consideran que en el nuevo escenario político venezolano, lo que se avecina para Colombia no es más que la continuidad de las relaciones que se mantuvieron con Chávez durante estos últimos años en que estuvo al frente de los destinos de su país. No obstante, los observadores sugieren que en caso de que eventualmente -un escenario que consideran muy poco probable- en las próximas elecciones gane la oposición, que encarna el ex candidato presidencial Henrique Capriles, el único cambio que se podría dar en las relaciones bilaterales es frente al proceso de paz que se adelanta con las Farc. El catedrático Juan Manuel Charry considera que lo que viene “es la continuidad de la política chavista, pero esta vez con el estilo más mesurado del actual vicepresidente, Nicolás Maduro. Y si no es Maduro quien reemplace a Chávez, será otro chavista. Pero en cualquier caso, las relaciones con Colombia serán las mismas”. El mismo criterio plantea el analista Pedro Medellín Torres, director de la Fundación Ortega y Gasset: “Frente a Colombia no habrá cambios significativos, aunque es previsible que se presentará una gran inestabilidad política en Venezuela mientras se ajustan las cargas, pero cambios no habrá, ni siquiera frente al proceso de paz con las Farc”. La inestabilidad a la que se refiere Medellín Torres es lo que define el internacionalista Vicente Torrijos como la “fortaleza de la unidad chavista”, pues sostiene que la ‘revolución bolivariana’ que lideró el fallecido mandatario entra en una dura prueba para “evitar cualquier intento contrarrevolucionario”. Incluso, Torrijos advierte de posibles divisiones internas, pues “muerto el líder, vendrá una gran puja interna, pues todos querrán ocupar su liderazgo”. Un escenario que las fuentes consultadas descartan, al menos para las próximas elecciones, que tendrían lugar dentro de pocas semanas, es que gane la oposición que lidera Capriles. En ese caso, a juicio del profesor Charry, sí podría haber un cambio más drástico. “Con Colombia es posible que mejoren las relaciones diplomáticas, pero cambiaría el apoyo hacia el proceso de paz y la permisividad de la presencia de las Farc en Venezuela”. En cambio, Medellín Torres recuerda que Capriles tiene “muy buenas relaciones” con el presidente Santos y su Gobierno, y que muchos empresarios venezolanos perseguidos por el chavismo fueron recibidos en Colombia. En este escenario, quienes sí podrían salir perjudicadas serían las Farc, que a juicio de Torrijos pierden a unos de sus principales bastiones extranjeros, pues hasta ahora gozaban del respaldo, velado o explícito de Hugo Chávez, en Venezuela, y de Fidel y Raúl Castro, en Cuba. “Las Farc pierden a un aliado estratégico y dependiendo de la lectura que hagan de la situación podría afectarse el proceso de paz mientras consiguen nuevos apoyos internacionales”, concluye Torrijos. Así las cosas, habrá que esperar el desarrollo de los próximos comicios en el vecinos país para vislumbrar de qué manera se afectarán las relaciones políticas y diplomáticas con Colombia.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad