Exiliados venezolanos en Miami esperan con optimismo un cambio para su país

Exiliados venezolanos en Miami esperan con optimismo un cambio para su país

Marzo 06, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Resumen de agencias

El fallecimiento de Chávez generó múltiples interrogantes entre los exiliados venezolanos de Estados Unidos, que manifestaron un cauteloso optimismo sobre un posible cambio en su patria.

Los exiliados venezolanos radicados en Miami, Florida, reciben con gran expectativa y cauteloso optimismo la nueva etapa que se avecina para Venezuela, tras el fallecimiento del presidente Hugo Chávez, la cual ven como una oportunidad para el cambio en la política de su país.Pero advierten que no se debe malinterpretar como una celebración su actuación por el fallecimiento del comandante. "Rechazamos categóricamente las falsas acusaciones realizadas por medios oficiales del estado de querer acusarnos de fiestas y alegrías por la muerte de Hugo Chávez", afirmó la Organización de Venezolanos Perseguidos Políticos en el Exilio, Veppex. En un comunicado, reconoció: "no estamos tristes" por la muerte del mandatario, habida cuenta de "todo el odio generado en nuestra contra y la atroz persecución que ha originado nuestro destierro de Venezuela".Sin embargo, "tampoco estamos alegres" por su fallecimiento, "primero por su condición de ser humano y segundo porque las causas que originaron nuestro destierro hoy más que nunca permanecen intactas" , agregó la organización."Para nosotros el exilio no ha terminado. Por tal motivo no tenemos ninguna motivación para celebrar", afirmó Veppex en el comunicado en el que transmite sus condolencias a familiares y seguidores "por la desaparición física" del presidente venezolano.Además, pidió que se cumpla lo establecido en la Constitución de ese país para elegir a su sucesor "en condiciones realmente igualitarias y justas" ."Rechazamos el mensaje de odio constante manifestado por los personeros del Gobierno en contra de la oposición" y "hacemos un llamado a que, en estos momentos de dolor para unos y oportunidades para otros, se respeten los sentimientos y pensamientos de todos los venezolanos fuera y dentro del país", añadió.De igual forma trabajan para movilizar a voluntarios venezolanos de Estados Unidos para que se preparen para las próximas elecciones presidenciales las cuales deberán programarse en menos de un mes."Tengo semanas trabajando, queremos más participación" de los votantes registrados, manifestó Beatriz Olavarría, inmigrante venezolana, que lideró los esfuerzos en octubre para movilizar a más de 8.500 venezolanos a votar en Nueva Orleans, a unos 1.400 kilómetros de distancia. Además agregó que pedirán que "el centro electoral esté en Miami, pero estamos listos para viajar adonde sea".La comunidad venezolana de Estados Unidos es la más numerosa en el exterior y pasó de 91.500 personas en 2000 a 215.000 en 2010, según el censo de ese último año. La mayoría de ellos, el 57%, vive en Florida, en el sudeste del país, principalmente en el área de Miami y sus alrededores. Cerca de 19.500 personas de Florida, Georgia, Carolina del Norte y del Sur están registradas para votar en Miami, pero el consulado fue cerrado en enero de 2012 pocos días después de que el Departamento de Estado declaró persona no grata a la cónsul Livia Acosta Noguera. A pesar de los múltiples pedidos de la comunidad de Miami para que se abriera un centro de votación en el sur de Florida, las autoridades venezolanas dispusieron en aquella oportunidad que debían sufragar en el consulado de Nueva Orleans. En su mayoría los venezolanos que viven en Estados Unidos pertenecen a la clase media o media alta, son familias de empresarios o profesionales que llegaron después de que Chávez asumió el poder a comienzos de 1999. El fallecimiento de Chávez generó múltiples interrogantes entre los exiliados venezolanos de Estados Unidos, que manifestaron que de sí algo estaban seguros: la inseguridad callejera y la situación política no cambiarán de inmediato. Numerosos venezolanos entrevistados dijeron que permanecerían en Estados Unidos al menos un tiempo más hasta que se aclare quién será el próximo presidente y hasta que los índices de criminalidad mejoren. Algunos dijeron que regresarían si la situación mejora, pero otros aseguraron que ya tienen su vida aquí y no piensan volver salvo para ver a sus familiares o por vacaciones. Alejandro Portes, profesor de Sociología de la Universidad de Princeton, explicó que "la comunidad (venezolana de Estados Unidos) está alerta, apoyando a la oposición de su país"."Lo que va a suceder es que no es que todo el mundo va a regresar. Muchos volverán parcialmente. Mantendrán casas y negocios aquí y se mantendrán entre los dos entornos. Una minoría regresará para tomar parte de la contienda", dijo el experto.Olavarría, quien es residente legal de Estados Unidos y planea regresar a su país en dos años, anticipó que junto con un grupo de inmigrantes venezolanos solicitará nuevamente a las autoridades de la nación sudamericana la apertura de un centro de votación en Miami y que le pedirán ayuda para conseguir su objetivo a las autoridades estadounidenses.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad