Exhuman los restos supuestamente de Ceausescu y su esposa

Exhuman los restos supuestamente de Ceausescu y su esposa

Julio 21, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | AP

Científicos forenses exhumaron el miércoles los restos que se cree pertenecen al dictador rumano para solucionar el misterio de dónde han sido enterrados.

Sin anuncios previos, científicos forenses exhumaron el miércoles los restos que se cree pertenecen al dictador rumano Nicolae Ceausescu y su esposa Elena para solucionar el misterio de dónde han sido enterrados.Ceausescu gobernó Rumania durante 25 años con mano de hierro antes de ser derrocado y ejecutado en la revuelta anticomunista de 1989 en la que murieron más de mil personas.Algunos rumanos dudan de que los Ceausescu estén realmente enterrados en el cementerio militar de Ghencea, al oeste de Bucarest, incluyendo los hijos de la pareja. También existe cierta nostalgia por el período comunista y algunos lamentos de que la pareja haya sido ejecutada en la Navidad de 1989.La noticia de la exhumación se difundió durante la noche. Las autoridades cerraron el cementerio mientras empezaban a llegar decenas de periodistas. Los reporteros no fueron autorizados a presenciar la exhumación pero uno de la Associated Press logró entrar en el cementerio.Un equipo de patólogos y funcionarios del cementerio levantaron los féretros de madera de sus tumbas el miércoles donde se cree están los restos de Ceausescu y su esposa. Después extrajeron muestras de los cadáveres y los colocaron en bolsas de plástico -en un proceso que tomó más de dos horas- antes de volver a enterrar los féretros. Los restos que se cree del ex dictador estaban mejor preservados que los de su esposa, dijo Mircea Oprean, yerno de la pareja, que estuvo presente durante la exhumación."Estamos más cerca de saber la verdad", dijo el hijo de la pareja, Valentin Ceausescu, de 62 años, en un diálogo telefónico con la Associated Press.Las autoridades anticipan que tomará hasta seis meses determinar la identidad de los restos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad