Exfiscal venezolano revela complot en juicio contra Leopoldo López

Exfiscal venezolano revela complot en juicio contra Leopoldo López

Octubre 28, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

El exfiscal y uno de los encargados de caso contra el líder opositor venezolano, Leopoldo López, rompe su silencio y confirma la alianza que hay entre la Fiscalía y el gobierno venezolano.

El exfiscal 41 de Venezuela, Franklin Nieves, uno de los fiscales encargados del caso contra el dirigente Leopoldo López, tuvo que huir de su país tras denunciar "presiones" por parte del gobierno en el caso del líder opositor.

En entrevista con Blu Radio, Nieves denunció desde los Estados Unidos incongruencias del caso de López. El exfiscal se encuentra en este momento en la ciudad de Miami donde está tramitando la documentación para solicitar asilo político para él y sus dos hijas. 

Franklin Nieves denunció una persecución política "inclemente" por parte del gobierno ya que de los 4.000 fiscales que hay en el Ministerio Público sólo cuatro son titulares, los otros son considerados como provisorios. 

Sin embargo, el caso de Franklin es diferente ya que a pesar de hacer parte de los fiscales provisorios fue destituido, sin tener en cuenta que ya tenía "derecho a jubilación, con más de 20 años en la administración pública", dijo el mismo Nieves.

Nieves tomó la decisión de hacer la denuncia del 'modus operandi' del gobierno de Nicólas Maduro, después de que le fuera negado su periodo completo de vacaciones, es decir que al exfiscal sólo le darían 15 días para que fuera él quien contestara "la apelación que se iba a ejercer contra la sentencia condenatoria de Leopoldo López y los tres estudiantes". 

Otro de los motivos que impulsó al exfiscal a tomar la decisión de denunciar lo ocurrido con el gobierno de Maduro fue que sus dos hijas estudiaban en el mismo colegio (Cristo Rey) donde estudian los hijos del líder opositor. "Esa mirada cada noche, se me reflejaba, las de mis dos hijas", declaró Nieves. 

¿Pruebas falsas contra el caso de López?

El pasado 4 de febrero de 2014, una serie de protestas se llevaron a cabo en Venezuela contra del gobierno del presidente Nicólas Maduro. Estas marchas comenzaron en la ciudad de San Cristóbal pero se fueron esparciendo hasta llegar el 12 de febrero a la capital bolivariana. 

Este mismo día, los líderes de la oposición (Leopoldo López, Antonio Ledesma y María Corina Machado) ayudados por la comunidad estudiantil convocaron una marcha que terminó en violencia. 

Durante esas protestas fue incendiada la sede principal del Ministerio Público ubicada en Caracas, acto por el que fue acusado López y los tres estudiantes que en septiembre de 2015 fueron condenados por el gobierno de Maduro.

El 13 de febrero de ese mismo año, se emitió una orden de arresto contra Leopoldo López a quien el gobierno señaló de encabezar las protestas que dejaron un saldo de 43 muertos, decenas de heridos y daños en edificaciones. 

De acuerdo con la orden de arresto, el fundador del partido Voluntad Popular, sería capturado bajo los cargos de: instigación a delinquir, intimidación pública, daños a la propiedad y homicidio intencional calificado. 

Sin embargo, el exfiscal Franklin Nieves aseguró que los funcionarios de seguridad están implicados en el caso ya que en el "Ministerio Público nunca hubo un incendio". 

Pero cuando se les tomó la declaratoria a los funcionarios públicos que estuvieron presentes durante las protestas se indicó en el acta "que ellos utilizaron un extintor para apagar las llamas que estaban incinerando la biblioteca de Ministerio". 

No obstante, añadió el exfiscal, en la inspección que se hizo del lugar y el registro fotográfico a cada una de las partes de la biblioteca, se evidenció que hubo un montaje ya que nunca hubo presencia de los bomberos para combatir las "supuestas llamas".  

Dijo también que detrás de la fabricación de las pruebas se encuentra el director de delitos comunes, Nelson Orlando Mejía Durán, quien no sólo era "su jefe inmediato" sino el encargado de obedecer las órdenes del presidente bolivariano.

A su vez, "Diosdado Cabello era el que dirigía directamente cómo se montaban esas pruebas. Las órdenes las daba desde el Palacio de Miraflores, Nicólas Maduro. (Mi jefe) acataba esas órdenes y nosotros las materializábamos", confirmó Nieves. 

Franklin Nieves aceptó prestarse para acusar al líder opositor ya que temía que le sucediera lo mismo que a otros funcionarios públicos que han sido detenidos, perseguidos y encarcelados por parte del gobierno venezolano. 

El exfiscal y su esposa han recibido llamadas intimidantes y visitas a sus propiedades en Venezuela para amedrentarlo y buscar el regreso a su país de origen.

De acuerdo con Franklin, las personas que están detrás  de los procesos contra los lideres de la oposición que han sido judicializados (María Corina, Leopoldo López, Capriles, entre otros) son  el presidente Nicólas Maduro, el presidente de la Asamblea legislativa, Diosdado Cabello, la fiscal de la República y el director de delitos comunes, entre otros.

El exfiscal declaró que prestará toda la colaboración e información a las autoridades estadounidenses e internacionales para que se "sepa la verdad de lo que ocurre en Venezuela".

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad