Ex prisionero político cubano Ariel Sigler Amaya llega a Estados Unidos

Ex prisionero político cubano Ariel Sigler Amaya llega a Estados Unidos

Julio 28, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | EFE

Ariel Sigler Amaya, quien quedó parapléjico en prisión, llegó hoy con una visa humanitaria a EE.UU., país al que agradeció su hospitalidad, pero dijo estar dolido por tener dejar Cuba y a sus compatriotas encarcelados "en la mazmorra del tirano Fidel Castro".

El ex prisionero político cubano Ariel Sigler Amaya, quien quedó parapléjico en prisión, llegó hoy con una visa humanitaria a EE.UU., país al que agradeció su hospitalidad, pero dijo estar "dolido" por tener dejar Cuba y a sus compatriotas encarcelados "en la mazmorra del tirano Fidel Castro".Con un collarín y en silla de ruedas, Sigler arribó al aeropuerto internacional de Miami procedente de La Habana, donde fue recibido por funcionarios y políticos locales junto con integrantes de la diáspora cubana que vestían camisas con el rostro del fallecido prisionero político Orlando Zapata Tamayo."Siento una mezcla de alegría y de dolor. Alegría porque estoy en patria libre donde realmente se respetan los derechos humanos, que me ha acogido para tratar (de ayudarme) en el restablecimiento de mi salud. Y dolor porque soy un patriota, dejo a mi país, a mi hermano Guido y todos los hermanos de lucha que se encuentran en la mazmorra del tirano Fidel Castro", dijo el ex prisionero.Sigler, de 47 años y quien era boxeador, fue excarcelado en junio pasado con una licencia extrapenal por su precario estado de salud, y su liberación fue el primer resultado del diálogo entre el Gobierno de Raúl Castro y la Iglesia Católica, con mediación de la cancillería de España.Vestido con una camiseta color beige y un pantalón de deportes, el ex presidente del Movimiento Independiente Opción Alternativa de derechos humanos habló brevemente antes de ser trasladado en una ambulancia al Jackson Memorial Hospital, arropado con una bandera de Cuba."Pido que hagan coro conmigo con algo que tenía muchos deseos de hacer cuando llegara acá: abajo la dictadura, abajo los Castros, abajo los asesinos Castros, abajo a todo aquel que nos tienen sufriendo tantos años", solicitó Sigler que se colocó unos guantes de boxeo con los colores del estandarte cubano.Su caso es considerado como el más dramático de los 75 disidentes encarcelados durante la ola represiva de la llamada 'Primera Negra' de 2003 cuando fueron juzgados y condenados a penas de hasta 28 años de prisión.Sigler estuvo siete años en prisión, tiempo durante el cual su estado de salud se deterioró hasta quedar parapléjico por una neuropatía carencial asociada a problemas nutricionales, entre otras patologías.En su comparecencia ante los medios de comunicación de Miami, el ex prisionero político mostró sus delgadas piernas como prueba de "hasta donde llega la dictadura de los hermanos, hasta donde llevan estos asesinos a un hombre".Ninoska Pérez, directiva del Consejo por la Libertad de Cuba (CLC), dijo que se alegraba por la liberación, pero que la imagen de Sigler "es comparable con la de los sobrevivientes de los campos Nazi. Es la imagen que tiene que acompañar a la dictadura más antigua del mundo".Ramón Saúl Sánchez, presidente del Movimiento Democracia, expresó alegría porque el ex prisionero podrá recibir atención médica, pero también manifestó tristeza porque "50 años después hay un Gobierno que es capaz de enfermar a un preso político y mantenerlo en esas condiciones en una cárcel hasta el punto de disecarle sus piernas".Respecto a la mediación de España, comentó que el Gobierno de ese país no debe intentar "darle ninguna prebenda a la dictadura de Castro hasta que no haya una voluntad real de cambio que ni siquiera ha exhibido porque estos presos no debieron ser encarcelados".España pidió el pasado 26 de julio a la Unión Europa un cambio en su posición común sobre las relaciones con Cuba tras la liberación de los presos políticos.Las autoridades cubanas condenaron a Sigler junto a su hermano Guido a 20 años de cárcel por presuntamente "estar vinculados con potencias enemigas".Miguel Sigler, hermano de los dos opositores que reside en Miami desde 2005, afirmó a Efe que "Guido continúa tras los barrotes porque se niega a que lo envíen a España".Sobre la salud de su hermano Ariel, informó que se "siente muy débil, tiene la presión arterial baja, sufre de fuertes dolores de cabeza, padece diarrea y vómitos" .Además de la licencia a Ariel Sigler, el Gobierno cubano ha excarcelado a 20 presos políticos que se encuentran en España y se ha comprometido a liberar a los demás que están en la cárcel en un plazo máximo de cuatro meses.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad