Estos son los factores que permitieron el repunte del opositor Henrique Capriles

Abril 16, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Estos son los factores que permitieron el repunte del opositor Henrique Capriles

Henrique Capriles alcanzó en las elecciones del pasado 7 de octubre 6,5 millones de votos y este domingo logró 7,3 millones. Es decir, 800.000 votos más.

El País presenta los factores que le permitieron al candidato oposicionista revertir las tendencias iniciales que le auguraban una derrota abultada con Nicolás Maduro en las elecciones presidenciales.

Contrario a lo que muchos consideran, el aumento vertiginoso en la votación lograda por el opositor Henrique Capriles en las elecciones presidenciales del pasado domingo no es solo una derrota para Nicolás Maduro, sino la tendencia que empezó a sentir en vida el propio presidente Hugo Chávez de su proyecto político.Esa es la lectura que han hecho varios analistas consultados por El País, quienes explican cómo ese 60 % de los votos que obtuvo el expresidente en 1998 y en 2006 se vino a pique en el 2007, cuando falló en su intentó de cambiar la Constitución.Ya en las elecciones de octubre pasado Chávez redujo en un 5 % su votación, en medio de una grave crisis social, y solo seis meses después, con Maduro, el chavismo perdió cinco puntos más.Las razones de ese ascenso de la oposición, representada por Capriles, van desde la grave situación social, el vencimiento de los temores sin Chávez, las mentiras alrededor de su muerte, las decisiones equivocadas del Gobierno y el discurso esperanzador de Capriles, quien les mostró a los venezolanos dónde puede llegar el país con un socialismo imposible y un antiimperialismo exacerbado.1. Un discurso más convincenteBuena parte del respaldo obtenido por Henrique Capriles en las elecciones del 7 de octubre pasado y ratificado este domingo en las urnas fue producto del convencimiento, el compromiso y el carisma que mostró en las dos campañas.Miguel Manrique, analista y politólogo venezolano, indicó que “entre esa nueva gente que ha logrado convencer con su discurso están los llamados “Ni-Ni” o neutrales y buena parte de seguidores de Hugo Chávez que tras las elecciones del referendo del 2007 dejaron de apoyar al exmandatario y optaron por el abstencionismo”.Se suma el arrojo al hacer campaña en estados chavistas y mostrarle al electorado la bomba social en la que se ha convertido el país con el asistencialismo electoral.2. La crisis social que vive VenezuelaOtro factor importante en el ascenso de Capriles han sido las reiteradas e incumplidas promesas de campaña del fallecido presidente Hugo Chávez de cambiar lo que él mismo construyó y que catorce años después haya salido Nicolás Maduro a ofrecer lo mismo.Así lo aseguró el analista y docente Freddy Patiño, quien cree que un éxito para Maduro habría sido plantear soluciones en esos temas en los que no les va bien a los venezolanos.“Jamás se escuchó a Maduro ofrecer alguna medida para detener los índices de violencia que vive el país; el desabastecimiento ni lo mencionó; los cortes de energía insistió en que eran un sabotaje de la oposición y se empecinó en negar la crisis social que padecemos”, dijo.3. Maduro no fue un buen candidato El fallecimiento de Hugo Chávez, pese a su larga agonía, tomó por sorpresa al Gobierno que jamás se preparó para buscar un relevo para el mandatario.Los chavistas se prepararon para tener a Maduro como presidente encargado por algunas semanas o meses, pero no para verlo como su líder en el Palacio de Miraflores durante seis años, dicen analistas.Eso llevó a mostrar en campaña a un Maduro errático, cometiendo equivocaciones que rayaban en la locura y aferrado no a su capacidad de dirigir, sino parapetado en el único valor de hacerse llamar el “hijo de Chávez”.Para el académico boliviano Carlos Cordero “lo que se demostró en Venezuela es que los electores no votan por los muertos”.4. Se fue apagando fervor por Chávez Esa marea roja que se tomó las calles de Caracas para darle su último adiós al expresidente Hugo Chávez y que auguró un resultado arrollador en las elecciones del domingo pasado se fue diluyendo.El candidato del Gobierno en tono desafiante aseguró que obtendrían diez millones de votos, pero tan pronto fue sepultado Chávez la imagen del líder que ya no aparecía por ningún lado se fue apagando y los chavistas radicales no consideraron a Maduro como sucesor.Para los analistas consultados es claro que si la campaña por la Presidencia de Venezuela hubiera durado un par de semanas más, la tendencia al alza de Capriles, que logró revertir una diferencia porcentual en las encuestas de 14 puntos, habría sido irreversible.5. Sin Chávez se vencieron temores Tras los resultados del domingo, uno de los mensajes de Capriles en su discurso fue el agradecimiento “al millón de personas que hacen parte de los partidos del chavismo” y que votaron por una opción de cambio en Venezuela.El diputado José Albornoz aseguró que Chávez tenía una incidencia fuerte en el electorado y tras su muerte quienes estaban presionados o amarrados a este proyecto sintieron la libertad de voto.“Chávez tenía una fuerte ascendencia como líder y llamaba a la gente a votar, presionaba a empleados públicos y en esta oportunidad eso no fue fácil porque mucho gente experimentó, tras su muerte, la sensación de poder votar de manera autónoma y sin temor a perder su empleo”, dijo.6. Diferencias en el interior del PsuvOtro de los problemas que sacó a relucir la votación cerrada y cada vez más reducida del chavismo en las elecciones del domingo son los líos en el interior del Partido Socialista Unido de Venezuela, Psuv, que acompañaba a Chávez.Tanto Albornoz como Patiño coinciden en que la candidatura de Nicolás Maduro llegó en el último momento y cuando la situación cambia con la muerte de Chávez se generan roces en el Psuv.“En el seno del chavismo empezaron a generarse contradicciones porque Maduro tiene un respaldo fuerte en el exterior, pero en el interior de Venezuela las preferencias las tiene Diosdado Cabello, quien tiene el dominio de la Fuerza Armada y las 20 gobernaciones del Chavismo”, aseguró Patiño.7. Medidas que adoptó MaduroLuego de la decisión que tomó Nicolás Maduro como presidente encargado de devaluar la moneda y de algunas otras medidas que contradecían en parte lo que profesaba Hugo Chávez, la oposición dejó en el ambiente la falta de capacidad del presidente electo para guiar a Venezuela. Para el analista Miguel Manrique, no se puede medir con total exactitud si esa decisión pudo generar la pérdida de respaldo a Maduro, sobre todo en la clase media, “pero es muy probable que haya tenido un efecto porque esa medida disparó los precios de los productos básicos y generó escasez”.Sin embargo Patiño cree que quizá “Chávez haya convencido a sus electores de que fue la mejor decisión, pero Maduro no es Chávez”.8. Mentiras sobre la salud de ChávezPara el diputado opositor José Albornoz, todas las mentiras y el engaño del que fueron víctimas los chavistas mientras el expresidente permaneció en Cuba resintieron a muchos de sus electores, que perdieron la confianza en Maduro y en los demás líderes del chavismo.“Aquí lo que pasó es que el electorado chavista le pasó la factura de cobro a su organización política porque sienten que no se les ha tratado con consideración”, aseguró el diputado Albornoz.Se suma a ello el espectáculo electoral de campaña en el que se convirtió el sepelio de Chávez cuyos seguidores, dicen los analistas, no son todos de las clases más pobres y menos educadas de Venezuela, y muchos rechazaron la manipulación del féretro.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad