Este domingo los venezolanos le apuestan al futuro en las urnas

Este domingo los venezolanos le apuestan al futuro en las urnas

Abril 14, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Juan Francisco Alonso | Corresponsal de El País, en Caracas
Este domingo los venezolanos le apuestan al futuro en las urnas

Nicolás Maduro, presidente encargado de Venezuela, ha sido criticado por analistas internacionales por aprovecharse de la figura del fallecido Hugo Chávez y no mostrar su verdadero discurso político.

Desde las seis de la mañana de este domingo se inició la lucha entre preservar el legado de Hugo Chávez de la mano de Nicolás Maduro o generar un cambio político en el país liderado por Henrique Capriles.

Este domingo, más de 18 millones de venezolanos están llamados a participar en unas elecciones presidenciales inusuales, por ser las primeras en 14 años en las que Hugo Chávez no estará en lista y porque la campaña que las precedió fue la más breve de la historia nacional, pues los comicios fueron obligados por el fallecimiento del líder bolivariano, el pasado 5 de marzo.En el evento electoral participan siete candidatos, pero solamente dos tienen opciones de vencer: el presidente encargado y aspirante del chavismo, Nicolás Maduro, quien fue ungido por el desaparecido mandatario como su heredero político; y el gobernador de Miranda y representante de la opositora Mesa de la Unidad Democrática, MUD, Henrique Capriles Radonski.Ambos aspirantes se juegan mucho en este proceso. Sin embargo, expertos consultados por El País coinciden en afirmar que el riesgo que corre Maduro es mucho mayor al que enfrenta su rival.“Para Maduro está en juego su carrera política, porque si llegara a perder frente a Capriles o si su victoria fuera por un margen estrecho, su liderazgo en el interior del chavismo sería cuestionado y seguramente se abrirían enfrentamientos entre las distintas facciones que conviven dentro de ese movimiento caudillista constituido por el desaparecido Chávez”, afirma Ángel Álvarez, catedrático de Ciencias Políticas de la Universidad Central de Venezuela.En similares términos se pronuncia el periodista y profesor de la Universidad Santa María de Caracas, Eugenio Martínez, quien asevera que “si Maduro llegara a perder estas elecciones también perdería todo el capital político que le legó Chávez al designarlo su sucesor al frente de la Revolución Bolivariana”.Este último advirtió que, aún ganando el abanderado oficialista no las tendrá todas consigo, pues deberá convivir con Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional y a quien muchos consideraban el delfín de Chávez. “Cabello ha comprado medios y a través de ellos presionará a Maduro si es necesario, por lo que tendrá que negociar con él y si pierde, por supuesto Cabello será visto por muchos chavistas como el nuevo líder del movimiento”.Malo, pero no tantoDe materializarse los pronósticos realizados por las distintas encuestadoras, las cuales auguran una victoria del actual presidente encargado, el futuro de Capriles como líder de la variopinta oposición venezolana podría verse comprometido. No obstante, ambos analistas aclaran que este peligro dependerá de la magnitud de la derrota.“Capriles perdiendo podría terminar ganando, tal y como ya le ocurrió en octubre pasado cuando se enfrentó con Chávez y obtuvo la votación más alta lograda por la oposición (6,5 millones de votos), pero todo eso dependerá de la diferencia. Si Capriles pierde por menos de 10 puntos de diferencia, como le pasó con Chávez, es poco probable que la oposición cuestione su liderazgo, pero si la diferencia es mayor seguramente tendrá problemas”, afirmó Ángel Álvarez.A renglón seguido agregó: “También podría tener problemas si no logra movilizar a esos 6,5 millones de votantes que lo respaldaron el año pasado”.Martínez, por su parte, dijo que “una nueva derrota no necesariamente debería condenar la carrera política de Capriles, pues hay que recordar que Luiz Inacio Lula Da Silva perdió tres elecciones antes de lograr alzarse con la Presidencia de Brasil en 2004 y en Venezuela mismo el fallecido expresidente Rafael Caldera se postuló cinco veces y solo triunfó en dos ocasiones”.En contraposición Luis Vicente León, presidente de Datanálisis, la principal encuestadora del país, considera que pase lo que pase este domingo, el Gobernador de Miranda saldrá bien librado. ¿Por qué? “Capriles triunfa en su épica de sacrificio y garantiza el liderazgo de su grupo a futuro”.Al anunciar que aceptaba la oferta de la MUD para ser nuevamente su representante, el abogado de 40 años de edad dejó claro que esta sería una competencia aún más desequilibrada y desventajosa que la anterior, pero, pese a ello, asumía el reto y prometía “dejar el pellejo” en esta contienda porque “Venezuela valía la pena”.Sin garantíasSea cual sea el resultado que arrojen las urnas, Álvarez augura que habrá cambios en la conducción del Gobierno y que estos podrían ser considerables dependiendo de quien se haga con la silla del Palacio de Miraflores.“Si ganara Capriles no habrá cambios en el área social, pero sí en materia económica y esos cambios serían inmediatos y radicales con el propósito de reactivar el aparato productivo y atraer inversión extranjera. Si gana Maduro, no estará garantizado el legado de Chávez porque nadie tiene claro qué quería hacer el presidente-comandante, pues él sacaba sus planes y proyectos de su chistera. Nadie en el Gobierno sabe qué es el Socialismo del Siglo XXI ni cómo se construyen las comunas. Incluso, creo que ni siquiera el mismo Chávez sabía cómo hacerlo”.De otro lado, como ya es tradicional en todos los procesos comiciales, desde el oficialismo acusan a la oposición de tener un plan oculto para denunciar fraude, desconocer los resultados de las elecciones y provocar violencia entre la población.Esta semana el ministro del Interior, Néstor Reverol, denunció que unos mercenarios salvadoreños habrían ingresado al país para realizar actos violentos y horas después el presidente del Parlamento mostró una grabación telefónica en la que un supuesto escolta de Capriles asegura que él no reconocerá su victoria.Álvarez descartó que se puedan producir actos de violencia, aunque reconoció que si la diferencia de votos entre los candidatos es pequeña y el Consejo Nacional Electoral, CNE, se demora en publicar los resultados podría haber momentos de tensión, pero no cree que pase de allí.“Estas conspiraciones que constantemente denuncia el chavismo ya no las cree nadie más que sus simpatizantes más radicales. Lo mismo dijeron el año pasado y Capriles tan pronto conoció los resultados admitió su derrota y felicitó a Chávez”, rememoró el analista.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad