Estadounidenses que fueron contagiados de ébola se recuperaron

Agosto 21, 2014 - 12:00 a.m. Por:
AP
Estadounidenses que fueron contagiados de ébola se recuperaron

Kent Brantly, el doctor que se infectó de ébola en Liberia, y Bruce Ribner, director del departamento de enfermedades infecciosas del hospital universitario Emory que trabajó en su recuperación.

Se trata del doctor Kent Brantly, perteneciente a Samaritan's Purse, y Nancy Writebol, trabajadora social, quienes habrían resultado afectados por el virus en Liberia.

Dos estadounidenses que contrajeron ébola en África fueron dados de alta del hospital en Atlanta, Estados Unidos, donde fueron tratados, informaron el jueves las organizaciones humanitarias para las que trabajaban. Nancy Writebol y el doctor Kent Brantly salieron del hospital Emory University, informaron los grupos humanitarios SIM y Samaritan's Purse. "Hoy es un día milagroso", exclamó Brantly al salir del centro médico. El esposo de Nancy Writebol, David, dijo en un comunicado que ella está libre del virus pero débil, por lo cual se decidió que ella saldría del hospital para descansar y recuperarse en un lugar no difundido. El doctor Bruce Ribner, director del departamento de enfermedades infecciosas del hospital, dijo en conferencia de prensa que los dos pacientes no presentan un riesgo de salud pública. Franklin Graham, presidente de Samaritan's Purse, dijo en un comunicado que la agrupación celebra la recuperación del doctor Brantly quien llevaba casi tres semanas en el hospital. "Hoy me uno a todo el equipo de Samaritan alrededor del mundo al darle las gracias a Dios mientras celebramos la recuperación del doctor Kent Brantly y su salida del hospital", dijo Graham en un comunicado. Brantly fue sacado de Liberia el 2 de agosto y tres días después fue sacada Nancy Writebol. Los dos se enfermaron cuando trabajaban en una clínica misionera en Liberia. Writebol trabajaba para el grupo humanitario SIM. El ébola ha matado a 1.350 personas en África. Por otra parte, retornó la calma al barrio de West Point en la capital liberiana que fue sellado por el gobierno en un intento desesperado por contener el brote de ébola, al día siguiente de los choques de vecinos con las fuerzas militares y policiales que imponían la cuarentena. Tres liberianos que están recibiendo el mismo tratamiento en su país -los únicos africanos que han recibido el fármaco hasta ahora- exhibían "señales muy positivas de recuperación", dijo el Ministerio de Información a principios de la semana. Un español que recibió el tratamiento murió. Las existencias del medicamento están agotadas, dijo el fabricante estadounidense.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad