Estados Unidos y Gran Bretaña señalaron que Gadafi debe marcharse

default: Estados Unidos y Gran Bretaña señalaron que Gadafi debe marcharse

Barack Obama insistió hoy en que la posición de su país es que Muamar el Gadafi, "debe marcharse". Por su parte, el primer ministro británico, David Cameron, subrayó que “Libia se tiene que deshacer de Gadafi”.

Estados Unidos y Gran Bretaña señalaron que Gadafi debe marcharse

Marzo 21, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Resumen de agencias
Estados Unidos y Gran Bretaña señalaron que Gadafi debe marcharse

Un grupo de rebeldes celebra la captura de un tanque en las afueras de Bengasi, en el este de Libia.

Barack Obama insistió hoy en que la posición de su país es que Muamar el Gadafi, "debe marcharse". Por su parte, el primer ministro británico, David Cameron, subrayó que “Libia se tiene que deshacer de Gadafi”.

El presidente estadounidense, Barack Obama, insistió hoy en que la posición de su país es que el líder libio, Muamar el Gadafi, "debe marcharse", cuando Estados Unidos encabeza la coalición para poner en marcha una zona de exclusión aérea y proteger a los civiles en Libia.En declaraciones a la prensa, Obama, de visita oficial en Chile, subrayó que la participación estadounidense en la Operación "Amanecer de la Odisea" tiene como objetivo "impedir las atrocidades contra los civiles en Libia" y la "amenaza humanitaria que representa el coronel Gadafi para su pueblo".A su vez, el primer ministro británico, David Cameron, afirmó este lunes que la resolución 1973 aprobada la semana pasada por el Consejo de Seguridad de la ONU no autoriza una acción militar para derrocar al dictador libio, el coronel Muamar el Gadafi.“La resolución es limitada en su alcance y no proporciona explícitamente la autoridad legal para una acción que provoque la salida del poder de Gadafi por la vía militar”, declaró Cameron durante una intervención en la Cámara de los Comunes.El primer ministro, que afirmó que las fuerzas aliadas ya han conseguido instaurar plenamente la zona de exclusión aérea sobre el país del norte de África, subrayó que “Libia se tiene que deshacer de Gadafi” y añadió que los libios son quienes “tienen que elegir su propio futuro”. No obstante, consideró que la comunidad internacional es “responsable en última instancia” de la aplicación de la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU. Rebeldes libios retoman ofensiva tras intervención aliadaLos insurgentes libios, vigorizados por los ataques de la fuerza internacional contra sus oponentes, combatían el lunes para tomar una ciudad que está bajo el asedio de las fuerzas de Moamar Gadafi.Tanques y vehículos para el transporte de tropas yacían incendiados sobre la principal carretera que conecta el suroeste del país con Bengasi, la capital rebelde en el este de Libia. Son los restos de una fuerza a favor de Gadafi que había estado sitiando la ciudad hasta que fue atacada por los aliados.Los combatientes rebeldes de Bengasi avanzaron por esa carretera hacia las afueras de Aidabiya, la cual ha recibido ataques de artillería de las fuerzas leales a Gadafi desde la semana pasada. Los rebeldes también entraron en el puerto petrolero vecino de Zuitina, al noreste de la ciudad, donde hubo intensos combates la semana pasada pero que fue abandonada por las fuerzas del régimen.Los precios del crudo se mantenían por arriba de los 102 dólares por el temor de que se prolonguen los combates y afecten aún más la minada producción de petróleo libio.Henri Guaino, asesor del presidente de Francia, dijo que las dos noches de bombardeos misiles habían debilitado las defensas aéreas de Libia, mantenido a raya a las tropas de Gadafi y casi dado fin a los ataques contra civiles.Estas acciones han consistido en una lluvia de misiles de crucero Tomahawk y bombas de precisión lanzadas por aviones estadounidenses y europeos, incluyendo los bombarderos furtivos B-2 de largo alcance.Cuando se le preguntó a Guaino cuánto tiempo duraría la ofensiva aliada, respondió que "un tiempo", haciendo eco de la advertencia de Gadafi de que será una guerra prolongada.Un cohete crucero estalló el domingo en el complejo residencial del mandatario libio, en un ataque que tuvo tanto un efecto militar como simbólico.No se sabe dónde estaba Gadafi cuando cayó el misil cerca de su tienda por la noche del domingo, pero parecía demostrar que aunque la intención de la campaña internacional no es precipitar la caída del líder libio, tampoco estará libre de cualquier tipo de riesgo.La mitad del inmueble circular de tres pisos fue derribada y había en el lugar restos del misil, de acuerdo con un fotógrafo de The Associated Press que llegó al sitio escoltado por personal del gobierno libio. Unos 300 simpatizantes de Gadafi estaban en el edificio en el momento del ataque y se desconoce por ahora su situación.Gran Bretaña informó el lunes que una de sus misiones de bombardeo fue abortada la noche anterior para evitar bajas civiles."Creemos que varios civiles fueron llevados hacia dentro de la zona en la mira", explicó el Ministerio de Defensa. La televisión estatal dijo que había concentraciones de seguidores de Gadafi en aeropuertos para que sirvieran como escudos humanos.Aviones españoles se unen a la misiónEntre tanto, dos aviones caza F-18 españoles y un aparato de reabastecimiento en vuelo despegaron hoy de la base militar italiana de Decimomannu para su primera misión en Libia, informó a Efe el Ministerio de Defensa de España.Los aviones despegaron a mediodía de la base aérea italiana, que se encuentra a unos 25 kilómetros de Cagliari y es una de las siete puestas a disposición por Italia para la misión internacional en Libia.Además, el submarino Tramontana salió hoy de su base de Cartagena, en el sureste mediterráneo español, para sumarse a la misión internacional, informaron fuentes de la Fuerza de Acción Marítima.Los tres aviones españoles llevarán a cabo la primera misión de patrulla aérea de combate en el marco de la operación internacional en Libia, señaló el Ministerio español de Defensa en un comunicado.La misma fuente precisó que, conforme al plan establecido por el mando de la coalición internacional que dirige la misión, los dos aviones llevan a cabo misiones para contribuir al mantenimiento de la zona de exclusión aérea establecida por Naciones Unidas en el espacio aéreo libio.España ha desplegado cuatro cazas F-18 y un avión de reabastecimiento en vuelo Boeing 707.Los aviones españoles han sido transferidos bajo el mando de la coalición internacional que ejerce el general Carter Ham, comandante del mando estadounidense para frica, cuyo cuartel general permanente está en Stuttgart (Alemania).Está previsto que la fragata española Méndez Núñez, además del submarino Tramontana, y un avión de vigilancia marítima C-235 se sumen al dispositivo de la OTAN para hacer efectivo el embargo a Libia.La fragata Méndez Núñez, que zarpó ayer domingo desde su base naval en Ferrol (Galicia, norte de España), llegará mañana a la base de Rota (en el sur español) "para preposicionarse allí y poder alcanzar la zona de operaciones en el menor tiempo posible, una vez que la operación de embargo sea aprobada".Rebeldes libios rechazan diálogoEl vicepresidente y portavoz del Consejo Nacional Transitorio (CNT) libio, Abdelhafid Ghoga, rechazó hoy cualquier diálogo de los rebeldes con el régimen de Trípoli en referencia a la "marcha verde" hacia Bengasi a la que ha llamado Muamar al Gadafi, para "arreglar pacíficamente" el conflicto."El dictador y sanguinario Gadafi busca sembrar la cizaña y la división en el seno de los libios. Advertimos a todas las personas que se aproximen a Bengasi en el marco de esta marcha que serán consideradas como enemigos", afirmó Ghoga desde Bengasi a la cadena emiratí Al Arabiya.El vicepresidente del CNT -máximo órgano de dirección de los sublevados- advirtió de que los participantes en esa marcha conocerán "la misma suerte que las brigadas de Gadafi", en alusión a las supuestas pérdidas causadas por ellos entre sus filas.Los rebeldes no han proporcionado hasta el momento ninguna cifra, ni balance sobre las vÍctimas que aseguran haber causado entre las fuerzas del régimen.Ghoga dijo además que los rebeldes se preparan para avanzar hacia Ajdabiya, Misrata y "también hacia Trípoli para aflojar la presión alrededor de nuestros hermanos".Gadafi instó a los libios de todas las regiones del país a organizar hoy una "marcha verde popular estratégica" hacia la ciudad de Bengasi con ramas de olivo en las manos para impedir "la agresión extranjera", anunció la agencia oficial libia Jana.Según Gadafi, la marcha, organizada en el marco de "la lucha contra la agresión extranjera", deberá reagrupar a decenas de tribus libias y partir de todas las regiones hacia la segunda ciudad del país, bastión de los rebeldes.Los participantes deberán llevar ramos de olivo en sus manos para "arreglar los problemas de forma pacÍfica y no dar ocasión a los enemigos que atacan Libia y buscan apoderarse de sus riquezas", señaló la agencia oficial.Asimismo, Jana aseguró que los participantes en la marcha "serán acompañados" por integrantes de las tribus de Bengasi, "los mismos que han tomado las armas contra las unidades de las fuerzas populares armadas", en referencia a las tropas del régimen.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad