Estados Unidos dispuestos a ofrecer ayuda a opositores de Gadafi

Estados Unidos dispuestos a ofrecer ayuda a opositores de Gadafi

Febrero 27, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Efe l Elpais.com.co

Seif el Islam Gadafi, hijo y consejero del líder libio Muamar el Gadafi, aseguró este domingo que nadie en su familia va a abandonar Libia y que su país "no es asunto de Estados Unidos".

Estados Unidos está dispuesto a ofrecer "todo tipo de asistencia" a los libios que pretenden derrocar a Moamar Gadafi, anunció el domingo la secretaria de Estado Hillary Rodham Clinton. La funcionaria también advirtió a las demás naciones africanas que no envíen mercenarios en auxilio del dictador que gobierna Libia desde 1969. Clinton no mencionó ninguna asistencia militar estadounidense en sus declaraciones a la prensa antes de viajar a Ginebra, donde conversará con diplomáticos de Rusia, la Unión Europea y otras potencias dispuestas a la conformación de un frente unido contra Gadafi. Poco antes de que Clinton partiera, dos senadores propusieron a Washington que asista a la conformación de un gobierno provisional en Libia, donde Gadafi hace esfuerzos desesperados y cada vez más violentos por retener el poder. Los senadores John McCain, republicano, y Joseph Lieberman, independiente, propusieron que Estados Unidos y sus aliados prohiban los vuelos en una zona de Libia para impedir que las fuerzas armadas intenten un nuevo ataque desde el aire contra manifestantes civiles. La Casa Blanca no comentó de inmediato sobre las propuestas de ambos legisladores.Venezuela recomienda a las partes en Libia que dialoguenEl canciller de Venezuela llamó el domingo a un diálogo entre aliados y adversarios del líder libio Moamar Gadafi, y expresó su esperanza de que ambas partes puedan encontrar una solución pacífica a la violenta crisis en el país norafricano. El ministro Nicolás Maduro dijo que Venezuela se opondrá a cualquier decisión del Consejo de Seguridad de la ONU que abra el camino a una intervención militar en Libia, un paso que los miembros permanentes han descartado. "Abogamos en el caso especifico del pueblo libio que sepan encontrar los caminos del dialogo nacional, que sepan encontrar el camino del reencuentro nacional, de la preservación de la independencia de Libia", dijo. Maduro no habló de la decisión unánime del Consejo el sábado de imponer un embargo de armas a Libia como parte de un esfuerzo para frenar la violenta represión del Gadafi contra sus opositores. Los miembros de consejo también acordaron referir la represión a un tribunal permanente de crímenes de guerra para posible investigación de crímenes contra la humanidad. El presidente venezolano Hugo Chávez no ha condenado ni ha defendido las acciones de Gadafi para reprimir la rebelión, pero el sábado dio su apoyo tácito a su aliado libio. "No puedo decir que apoyo, que estoy a favor o aplaudo cualquier decisión que tome cualquier amigo mío en cualquier parte del mundo" , dijo Chávez durante un discurso televisado. "Nosotros sí apoyamos a la independencia de Libia, al gobierno de Libia. Queremos la paz para la Libia" , dijo.Pese a presión internacional, familia de Gadafi dice que no se va del paísSeif el Islam Gadafi, hijo y consejero del líder libio Muamar el Gadafi, aseguró este domingo que nadie en su familia va a abandonar Libia y que su país "no es asunto de Estados Unidos", en respuesta a la exigencia de marcharse que el presidente Barack Obama dirigió el sábado a su padre."Nadie va a abandonar este país. Vivimos aquí, y moriremos aquí. Este es nuestro país. Los libios son nuestro pueblo. Y en lo que a mí respecta creo que estoy haciendo lo correcto", dijo Seif el Islam Gadafi, el segundo hijo del líder libio, en una entrevista con la cadena ABC desde Trípoli.Obama endureció el sábado su postura ante Gadafi y afirmó que debe abandonar "ahora" el país, después de haber perdido la legitimidad para gobernar al emplear la violencia contra su propio pueblo."Primero que todo, no es un asunto de los Estados Unidos. Segundo, creen que es una solución? Por supuesto que no", respondió Gadafi, quien subrayó que la mayor parte del país está "en calma" y que las acusaciones de que el Gobierno ha recurrido a la violencia contra los civiles son falsas."No hemos usado la fuerza. Enséñame un solo ataque, una sola bomba. Las fuerzas libias sólo han destruido los depósitos de munición. Eso es todo", afirmó.El hijo de Gadafi aseguró que las informaciones que las últimas semanas hablaban de ataques y muertes de civiles libios por parte de las fuerzas gubernamentales son producto del "gran, gran hueco" que se ha creado "entre la realidad y las noticias de los medios de comunicación"."Todo el sur está en calma. El oeste está en calma. El centro está en calma. Incluso parte del este", dijo.En ese sentido, relativizó la importancia de las renuncias de diplomáticos libios en Estados Unidos, o del apoyo a los rebeldes de su embajador en Washington, Ali Aujali."Somos las víctimas de una falta de comunicación. Y ellos estaban bajo la influencia de una campaña mediática fuerte y bien organizada. Al fin y al cabo, son seres humanos", señaló.Pedir la dimisión de Gadafi tampoco "es asunto" de esos diplomáticos, añadió, pues "son empleados que trabajan para el Gobierno" .El hijo de Gadafi, educado en Londres y visto en los últimos años como la cara más occidental del régimen, reconoció que ha trabajado "muy duro para implementar muchas ideas" y reformar el país, pero "las cosas fueron mal"."Y ahora estamos en una situación difícil", agregó.El programa "This Week" de la cadena ABC entrevistó también a otro hijo del líder libio, Saadi el Gadafi, un jugador de fútbol profesional menos involucrado en polÍtica que su hermano, quien pronosticó un panorama desastroso en el caso de que su padre abandonara el poder."Si él se marchara hoy, habría guerra. Guerra civil en Libia", sentenció.Las protestas masivas en Libia se están extendiendo "como una fiebre" , agregó Saadi, quien opinó que "nadie puede detener ni controlar" ese "terremoto" , puesto que los manifestantes "creen que están defendiendo la libertad".

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad