Estados Unidos cree que presión sobre Gadafi puede tener éxito

Estados Unidos cree que presión sobre Gadafi puede tener éxito

Marzo 31, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Agencias

La deserción del ministro libio de Asuntos Exteriores, Musa Kusa, representa "una indicación" de que las medidas de presión impuestas sobre el régimen de Muamar el Gadafi "pueden tener éxito", consideró el jueves el Departamento de Estado de Estados Unidos.

La deserción del ministro libio de Asuntos Exteriores, Musa Kusa, representa "una indicación" de que las medidas de presión impuestas sobre el régimen de Muamar el Gadafi "pueden tener éxito", consideró el jueves el Departamento de Estado de Estados Unidos.En una comparecencia ante el Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes, el "número dos" del Departamento de Estado, James Steinberg, indicó que cuando "alguien que ha estado durante tanto tiempo como él con Gadafi abandona es una fuerte señal de que ya no hay más futuro" en ese régimen.Steinberg no quiso revelar si el Gobierno estadounidense interrogará a Kusa sobre el atentado contra un avión de PanAm que volaba de Londres a Nueva York cuando estalló en diciembre de 1988 sobre la localidad escocesa de Lockerbie a causa de una bomba colocada por los servicios secretos libios. Murieron 270 personas.El portavoz adjunto del Departamento de Estado, Mark Toner, fue más claro en su rueda de prensa diaria en la que aseguró que si Musa posee "información relevante, ciertamente" se le preguntará sobre ello.Toner indicó que el Gobierno británico informó a Washington de la marcha de Kusa antes de que se hiciera público pero quiso subrayó que su Departamento no ha tenido nada que ver en la decisión de Musa.El secretario de Estado adjunto para Asuntos de Oriente Próximo de Estados Unidos, Jeff Feltman, "no ha sido parte del proceso que desencadenó su salida y el Departamento de Estado no ha tenido ningún papel", aseguró Toner.Por su parte, el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Tommy Vietor, indicó que el abandono de Kusa representa "un golpe significativo para el régimen" y demuestra que quienes rodean a Gadafi "entienden que el sistema se desmorona".El resto de los asesores del líder libio, declaró el portavoz, debe seguir el camino que ha tomado Kusa y "ponerse del lado bueno de la Historia" o, si optan por continuar su apoyo a Gadafi, "encarar graves consecuencias".Kusa, que llegó anoche a Londres procedente de Túnez, es interrogado por funcionarios británicos pero, según ha afirmado el ministro de Asuntos Exteriores del Reino Unido, William Hague, no se le ha ofrecido inmunidad frente a un proceso judicial en ese país o internacional.El Gobierno libio ha asegurado que Musa, un aliado de Gadafi durante largo tiempo que fue embajador libio en Londres en los años ochenta, recibió permiso para salir del país por razones médicas pero desde que abandonó Libia las autoridades no han tenido comunicación con él. Otan dijo que no se armará a rebeldesTras asumir este jueves oficialmente el control total de las operaciones militares en Libia, la Otan descartó la posibilidad de armar a los rebeldes para facilitar su victoria frente a las tropas leales al líder libio Muamar el Gadafi. El secretario general de la Otan, Anders Fogh Rasmussen, luego de reunirse en Estocolmo con el primer ministro sueco, Fredrik Reinfeldt, dijo que, según la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU, la Otan está en Libia para “proteger a los civiles, no para armarlos”.“Nos vamos a centrar en aplicar el embargo de armas (dictado por la resolución), una decisión que afecta a todas las partes implicadas en el conflicto”, explicó el secretario general de la Otan.La Otan aseguró además que interceptará los envíos de armas también a los rebeldes libios, incluso si proceden de sus países miembros, entre los que hay división acerca de si conviene mandar material militar a los opositores.Sigue la batallaGadafi advirtió a los aliados occidentales que la situación en su país podría estar “fuera de control” e hizo un llamamiento para que desistan en su empeño, pues “han violado la ley internacional y la Carta de Naciones Unidas” y están afectados por “la locura de la fuerza”.“Estos dirigentes han provocado la destrucción en el Mediterráneo, han matado a un gran número de civiles libios y quieren imponer la ley del más fuerte en vez de la fuerza de la ley”, señaló.Cuando parecía que las fuerzas de Gadafi, iban a volver a hacerse con el control de la ciudad de Brega, los rebeldes consiguieron este jueves una leve ventaja y les hicieron retroceder 40 kilómetros.Frente a los tanques, misiles Grad y obuses de los “gadafistas”, los milicianos sublevados presentaron batalla con fusiles “kalashnikov”, cohetes “katiusha”, baterías antiaéreas y mucho entusiasmo.La estratégica ciudad de Ajdabiya, 160 kilómetros al suroeste de Bengasi, quedó desierta, luego de que los rebeldes trasladaran todas sus fuerzas a Brega, a unos 65 kilómetros al oeste, para defenderla.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad