Estados Unidos cierra su embajada en Damasco por motivos de seguridad

Estados Unidos cierra su embajada en Damasco por motivos de seguridad

Febrero 06, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | EFE
Estados Unidos cierra su embajada en Damasco por motivos de seguridad

La embajada de Estados Unidos en el distrito de Malki, en Damasco, Siria. Estados Unidos ha decidido cerrar su embajada en Damasco porque considera que las autoridades del país son incapaces de garantizar la seguridad de la legación diplomática.

El gobierno de Estados Unidos cerró este lunes su embajada en Damasco y retiró a todo su personal diplomático de Siria, según anunció el Departamento de Estado. La decisión fue motivada pese a la inconformidad por la seguridad de la delegación diplomática.

Estados Unidos ha decidido cerrar su embajada en Damasco porque considera que las autoridades del país son incapaces de garantizar la seguridad de la delegación diplomática, informó este lunes una fuente oficial siria, que pidió el anonimato.La fuente explicó que han recibido informaciones de que hoy es el último día de trabajo en la embajada, donde el personal está recogiendo el material.Las autoridades sirias, añadió la fuente, han cumplido con su parte y han sido "muy receptivas", por lo que han erigido muros de hormigón cerca del complejo de la representación diplomática, aunque el Departamento del Estado estadounidense continúa pidiendo más.Damasco "es simplemente demasiado pequeña para cercar todas las embajadas que pidan protección", según la fuente.Por el momento, Washington no ha confirmado ni desmentido el cierre de su embajada. La embajada estadounidense, que se encuentra en el corazón de la ciudad, no es la única preocupada por su seguridad. Diplomáticos italianos, franceses y británicos se han reunido con las autoridades sirias en las últimas semanas para expresar sus temores.El pasado 20 de enero, Washington advirtió a Siria de que iba a cerrar su embajada si el Gobierno de Bachar al Asad no adoptaba medidas adicionales de seguridad para su personal diplomático."Hemos advertido al Gobierno sirio de que, a no ser que se den pasos concretos en los próximos días, puede que no tengamos más remedio que cerrar la misión", indicó en un comunicado la Administración estadounidense.En los últimos meses, EE.UU. ha mantenido su preocupación por la seguridad de su embajador en Damasco, Robert Ford, que despertó la animosidad del régimen sirio al viajar al bastión rebelde de Homs meses después del inicio de las protestas.Ford fue llamado a consultas el pasado 24 de octubre, cuando Estados Unidos informó de "amenazas creíbles contra su seguridad personal", a lo que Damasco respondió con la retirada temporal de su jefe de misión en Washington, Imad Mustafá.El diplomático estadounidense regresó a Damasco el pasado 6 de diciembre para continuar una labor que el Departamento de Estado ha calificado de "crucial" en sus esfuerzos por frenar la represión de las revueltas populares y por conocer de primera mano la situación sobre el terreno.El anuncio del cierre de la legación se produce después de que el domingo la secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, amenazara con nuevas sanciones regionales e internacionales contra Siria, además reforzar las ya existentes."Trabajaremos para cortar los suministros de armamento para el régimen sirio y haremos públicos los países que apoyan este régimen de forma financiera", advirtió la secretaria de Estado."La violencia reciente, incluidos los estallidos de bombas en Damasco el 23 de diciembre y el 6 de enero, causó graves preocupaciones en el sentido de que nuestra Embajada no está suficientemente protegida de un ataque armado", señaló en un comunicado la portavoz, Victoria Nuland.La portavoz indicó que el embajador Robert Ford "ha salido de Damasco, pero sigue siendo el embajador de Estados Unidos ante Siria y su pueblo"."Como representante del presidente (Barack Obama), el embajador continuará su trabajo y su contacto con el pueblo sirio como jefe de nuestro equipo para Siria en Washington", añadió Nuland.Añadió que Ford y otros funcionarios de EE.UU. mantendrán sus contactos con la oposición y su apoyo "para una transición política pacífica por la cual el pueblo sirio ha luchado con tanto coraje".El Departamento de Estado emitió, simultáneamente, una alerta a los ciudadanos estadounidenses acerca de los peligros de viajar a Siria."Seguimos con mucha preocupación la escalada de violencia en Siria causada por el desafío descarado del régimen (del presidente Bachar al Asad) al plan de acción que había acordado con la Liga rabe", continúa el comunicado de Nuland."El deterioro de la situación de seguridad que ha conducido a la suspensión de nuestras operaciones diplomáticas deja en claro una vez más la senda peligrosa que ha elegido Asad y la incapacidad de su régimen para controlar plenamente Siria", sostuvo la funcionaria estadounidense.La embajada de Estados Unidos ya había reducido su dotación de personal en los últimos meses y quedaban solo 17 funcionarios en ese país.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad