"Estados Unidos antes que nada", el lema de la política externa de Trump

default: "Estados Unidos antes que nada", el lema de la política externa de Trump

El candidato republicano planea que los costos de política externa también salgan de los bolsillos de otros países que son aliados de EE.UU.

"Estados Unidos antes que nada", el lema de la política externa de Trump

Abril 27, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | AFP

Donald Trump, candidato estadounidense por el partido republicano.

El candidato republicano planea que los costos de política externa también salgan de los bolsillos de otros países que son aliados de EE.UU.

El magnate Donald Trump, favorito en la carrera republicana a las presidenciales de noviembre, aseguró este miércoles que el lema central de su política externa, en caso llegue a la Casa Blanca, será poner los intereses de Estados Unidos antes de cualquier otra consideración.

"Mi política externa pondrá siempre los intereses de los estadounidenses y la seguridad estadounidense por delante de cualquier otra cosa. 'Primero Estados Unidos' será el tema principal de mi administración", dijo Trump durante un discurso en Washington para delinear su política exterior.

Trump, quien tiene una amplia ventaja sobre los aspirantes republicanos para alcanzar la nominación de candidato a las elecciones presidenciales de noviembre, leyó el primer discurso exclusivamente diseñado para presentar su visión y doctrina sobre el papel de Estados Unidos en el mundo.

Lea también: Trump y Clinton dominan primarias y se acercan a investidura presidencial en EE.UU.

Si es nominado por el partido Republicano, muy probablemente se medirá contra la exsecretaria de Estado y exprimera dama, Hillary Clinton, quien se acercó a centímetros de la nominación del partido Demócrata tras nuevas victorias el martes.

Con Trump en la Casa Blanca, Estados Unidos "volverá a tener una política externa coherente, basada en los intereses estadounidenses" y alejada del "negocio de reconstruir países para concentrarse en crear estabilidad en el mundo", señaló.

Para el magnate, Washington precisa de una política externa que substituya "improvisación por propósito, ideología por estrategia, y caos por paz".

En su visión, Estados Unidos tiene actualmente una política externa "caótica" y "predecible", y que además pretende intervenir en diversos lugares del mundo sin que sus aliados ayuden con los costos.

Por eso, el magnate de 69 años sostuvo que los aliados estratégicos de Estados Unidos deben aumentar su participación en los costos relacionados con la seguridad, en especial los países de la Organización del Tratado del Atlántico Norte, Otan.

En caso de que esos aliados no cumplan con los compromisos de asumir su parte de los costos, "Estados Unidos tiene que estar preparado para dejar que esos países se defiendan por sí mismos. No tenemos otra opción", señaló.

Si llega a la Casa Blanca, Trump impulsará una discusión sobre cómo "actualizar la obsoleta misión y estructura de la Otan, nacida de la Guerra Fría", para adaptarla a los desafíos de la actualidad, dijo.

El multimillonario del sector inmobiliario, que nunca ha ocupado un cargo público, también atribuyó carácter prioritario al combate del "Islam radical".

"Debemos trabajar junto a cualquier nación amenazada por el crecimiento del Islam radical. Pero tiene que ser una calle de ida y vuelta, tiene que ser bueno para nosotros. No puede ser más un camino de una sola vía.

Ahora será un camino de ida y vuelta", apuntó. Con relación al grupo radical Estado Islámico EI, Trump dijo que tenía "apenas un mensaje: sus días están marcados".

Para el aspirante conservador, sin embargo, será necesario revertir lo que denominó un "vaciamiento" de las Fuerzas Armadas, para dar soporte a la presencia estadounidense en el exterior.

"Nuestra fuerza militar fue vaciada, y en cambio le estamos pidiendo a nuestros generales y líderes militares que se preocupen con el calentamiento global", reclamó.

Para Trump, el dominio militar estadounidense "debe ser incuestionable. Pero buscaremos gastar nuestro dinero de manera más inteligente".

El aspirante conservador, quien sugirió construir un muro en la frontera con México y además cerrar el país al ingreso de inmigrantes musulmanes, dijo este miércoles que "debemos dejar de importar extremismo mediante políticas migratorias que no tienen sentido. No tenemos idea de dónde vienen estas personas".

América Latina no fue mencionada en el discurso de Trump sobre su política externa, salvo cuando se burló del presidente Barack Obama por haber aterrizado en Cuba "y no había nadie, ni un líder, para recibirlo".

Para Trump, "eso se llama falta de respeto. Absolutamente ningún respeto".

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad