Estado Islámico se atribuye los atentados en Bruselas

Marzo 22, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co

El grupo terrorista emitió un comunicado en el que reivindica los atentados en el aeropuerto y metro de la capital de Bélgica.

El grupo yihadista Estado Islámico (EI) reivindicó los atentados que dejaron al menos 34 muertos en Bruselas este martes, en un comunicado difundido por internet.

"Una célula secreta de soldados del califato (...) llevó a cabo un ataque contra el estado cruzado de Bélgica, el cual está luchando contra el islam y su pueblo", afirmó.

Los atacantes llevaban chalecos y artefactos explosivos, así como ametralladoras, precisó el comunicado, agregando que "detonaron sus chalecos" en medio de sus víctimas en el aeropuerto y el metro.

El comunicado también aseguró que los países que luchan contra los yihadistas tienen "oscuros días por delante".

Más temprano la agencia de noticias Aamaq, vinculada a EI, había afirmado que "combatientes del Estado Islámico llevaron a cabo una serie de atentados con cinturones explosivos y dispositivos el martes contra un aeropuerto y una céntrica estación de metro de la capital belga Bruselas".

Las dos explosiones casi simultáneas en el área de salidas del aeropuerto internacional de Bruselas se produjeron poco después de las 8:00 a.m. (2:00 a.m. hora de Colombia).

El techo "se cayó, había un olor a pólvora", contó Jean Pierre Lebeau, un francés que acababa de llegar desde Ginebra.

"Un hombre gritó unas palabras en árabe y escuché una gran explosión", dijo Alphonse Lyoura, quien trabaja en la seguridad del equipaje de los vuelos hacia África.

"Era el pánico general. Me escondí y esperé cinco, seis minutos. Algunas personas vinieron a pedirme ayuda", agregó, con las manos aún ensangrentadas. "Ayudé al menos a siete heridos. Retiraron cinco cuerpos que ya no se movían", continuó, explicando que "muchos perdieron las piernas".

Una hora más tarde de producidas las explosiones, una periodista de la AFP vio unos cientos de personas evacuadas en el aeropuerto. En imágenes televisadas podían verse escenas de pánico, con cientos de pasajeros huyendo de la terminal de la que salían columnas de humo, y ventanas destruidas.

Poco después se produjo al menos una explosión en una formación de metro detenida en la estación Maalbeck, en el barrio donde se encuentran las instituciones europeas.

 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad