España despide a la rebelde de la nobleza, la duquesa de Alba

España despide a la rebelde de la nobleza, la duquesa de Alba

Noviembre 21, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Resumen de agencias
España despide a la rebelde de la nobleza, la duquesa de Alba

La duquesa de Alba presumió de ser una aristócrata que nadaba contra corriente en España. El estilo distendido de vida que eligió, sus tres matrimonios y el eco que siempre tuvo en la prensa del corazón rompieron ocho siglos y 18 generaciones de rigurosa discreción.

Este viernes es el funeral de la Duquesa de Alba, aristócrata que nadaba contra la corriente en España y dueña de múltiples títulos reales.

“La única espina que tenía clavada en el corazón era no haber nacido en Sevilla”, dijo Ignacio Jiménez Sánchez-Dalp, el cura amigo íntimo de la familia que dio la extremaunción a Cayetana de Alba, quien murió el pasado jueves en el Palacio de las Dueñas.Dicha afirmación la hizo el sacerdote a las puertas del Ayuntamiento de Sevilla, hasta donde fue trasladado el féretro con la Duquesa para recibir el último adiós de la ciudad. Varios cientos de personas esperaron el jueves durante cerca de dos horas a que se abrieran las puertas de la capilla ardiente a las 2:00 p.m. La capilla ardiente, que fue visitada hasta las 17 horas por unas 10.000 personas, permaneció abierta hasta las diez de la noche por deseo de la familia.Contra la corrienteEntre las coronas que le llevaron a la Duquesa sobresalió una que llevaba la leyenda: “No sé si supiste entender lo que te quise, te quiero y te querré”. Era la despedida de Alfonso Díez para su esposa.La duquesa de Alba presumió de ser una aristócrata que nadaba contra corriente en España. El estilo distendido de vida que eligió, sus tres matrimonios y el eco que siempre tuvo en la prensa del corazón rompieron ocho siglos y 17 generaciones de rigurosa discreción. María del Rosario Cayetana Fitz-James Stuart y Silva o, como se le conoce, Cayetana de Alba, la persona que más títulos nobiliarios atesoraba en el mundo según el libro Guinness de los Récords, falleció el jueves a causa de una neumonía a los 88 años. La duquesa murió en su residencia del Palacio de Dueñas, del siglo XV, en Sevilla, al sur del país. Fiel a su estilo repelde, no será enterrada en el panteón familiar de Loeches, a las afueras de Madrid. Sus restos reposarán en la capilla de la hermandad católica de los Gitanos de Sevilla, de cuya imagen titular, Nuestro Padre Jesús de la Salud, era ferviente devota. El epitafio elegido por ella misma para su tumba dice: “Aquí yace Cayetana, que vivió como sintió”. “Mi pésame por el fallecimiento de la duquesa de Alba”, escribió el presidente Mariano Rajoy en Twitter. “Le debemos el cuidado de un patrimonio artístico esencial para comprender la historia”. Su hijo mayor Carlos Fitz-James Stuart y Martínez de Irujo, de 66 años, será el decimonoveno duque de Alba y el encargado de perpetuar el legado de una de las familias de la nobleza europea con más patrimonio. Cayetana de Alba fue parte de un linaje que se remonta a 1326 y que tiene entre sus antepasados a la reina María Estuardo de Escocia y parientes de renombre como Winston Churchill. Compartió juegos siendo apenas una niña con la reina Isabel de Inglaterra (las dos nacieron con apenas un mes de diferencia en 1926), durante su infancia en Gran Bretaña, donde su padre trabajaba como embajador de España.La Duquesa tomó las riendas de la Casa de Alba después de la muerte de su padre Jacobo Fitz-James Stuart en el año 1953. Ella sola aglutinó una impresionante herencia, que actualmente incluye 14 títulos de ‘Grande España’, cinco ducados, palacios, tierras y fincas por todo el territorio español, además de una envidiable colección de arte con obras de Francisco de Goya, El Greco, Tiziano, Fra Angelico y Francisco de Zurbarán, entre otros. La estimación de la revista Forbes valora la fortuna de los Alba en 3.500 millones de dólares.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad