España culpa "imprudencia" de víctimas por tragedia ferroviaria

España culpa "imprudencia" de víctimas por tragedia ferroviaria

Junio 25, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Resumen de agencias

Las víctimas del accidente de tren de Castelldefels, tenían entre 17 y 40 años y podrían ser todos latinoamericanos que se desplazaban desde Barcelona a la playa para asistir a una fiesta latina.

Funcionarios españoles dijeron el viernes que el accidente ferroviario que dejó al menos 13 muertos, varios de ellos latinoamericanos, fue culpa de la "imprudencia" de las personas que cruzaron las vías delante de un tren expreso.Sin embargo, un diplomático ecuatoriano aseguró que una salida subterránea de la estación, de reciente construcción, no tenía señales adecuadas y que el paso antiguo estaba clausurado, lo que confundió a los viajeros.Cinco ecuatorianos, dos bolivianos y dos colombianos figuran entre las víctimas del accidente ferroviario más grave del país desde el 2003. En su mayoría, eran jóvenes que iban a la playa de Castelldefels, al sur de Barcelona, para celebrar la Noche de San Juan con fogatas y bailes.Al menos 14 personas resultaron heridas en la tragedia, poco antes de la medianoche del miércoles. Varios grupos de jóvenes bajaron de un tren en la estación y abarrotaron el paso bajo nivel que lleva hacia la playa, por lo que unos 30 decidieron bajarse del andén y cruzar las vías corriendo. No vieron un tren expreso que no paraba en esa estación.Uno de los heridos estaba en condición crítica y otros dos estaban graves, según las autoridades. Excepto por una mujer de unos 40 años, todos los heridos tenían menos de 20 años.El ministro de Fomento José Blanco rechazó el jueves las denuncias de que el paso bajo nivel estaba mal señalizado e insistió en que los pasajeros deberían haber sabido que "nunca, nunca, nunca se cruzan las vías"."Todo parece indicar que este lamentable accidente se ha producido a causa de la imprudencia cometida por parte de aquellos pasajeros que intentaron atravesar la vía saltando directamente desde el andén, algo que está totalmente prohibido", dijo Blanco. Añadió que esperaba que la tragedia sirva para que los pasajeros comprendan que deben obedecer las reglas en las estaciones.Sin embargo, el cónsul general de Ecuador, Freddy Arellano Ruiz, dijo que los pasajeros no vieron los carteles que llevaban a la salida al paso bajo nivel y se dirigieron por error hacia un cruce elevado que estaba cerrado desde que en el 2009 se remodeló la estación.El secretario nacional de Infraestructura, Víctor Morlán, admitió que el cruce estaba clausurado desde el año pasado pero insistió en que había suficientes carteles que indicaban cómo llegar a la playa.El tren expreso también tocó la bocina mientras se aproximaba a la estación.Aunque se sabe que la mayoría de las víctimas eran latinoamericanas, las autoridades no divulgaron sus identidades ni el detalle de sus nacionalidades.La identificación de los cuerpos mutilados "no será fácil y no será rápida", dijo el ministro del Interior de Cataluña, Joan Saura.Latinoamericanos, entre los fallecidosFuentes de la Asociación Rumiñahui Hispano Ecuatoriana informaron de que una de las fallecidas es Rosa María Vivar Arboleda, de 19 años y natural de Balzar, en la provincia ecuatoriana de Guayas.Esta entidad también tiene identificada a una de las mujeres heridas en estado grave, Lizete Olivo, de 18 años.En rueda de prensa, Montserrat Tura explicó que los forenses siguen trabajando con la hipótesis de que hay 13 víctimas mortales y no 12 como se pensaba inicialmente.Además de los nueve fallecidos ya identificados, los forenses tienen bastante avanzados los trabajos para determinar la filiación de otros tres, mientras que de la posible vÍctima número 13 se tardarán aún dÍas en poder identificarla.Fuentes de la Embajada de Ecuador en España informaron a Efe de que el embajador, Galo Chiriboga Zambrano, se desplazará mañana a Castelldefels para encabezar y ayudar en las labores de búsqueda e identificación de posibles vÍctimas ecuatorianas.De hecho, aunque ya hay cinco identificados, el cónsul general de Ecuador, Freddy Arellano, ha recibido comunicación de al menos ocho familiares que hablan de parientes "desaparecidos", según informaron las mismas fuentes diplomáticas.Galo Chiriboga Zambrano se desplazará al noreste español para apoyar al cónsul y a la Secretaría Nacional del Migrante (Senami) en colaboración con las autoridades catalanas.Además, la Asociación Rumiñahui pidió hoy a las autoridades catalanas que abran una investigación "exhaustiva" de los hechos y alertó sobre "interpretaciones dadas por algunos medios de comunicación que hacen valoraciones sin ningún tipo de investigación previa".Por otra parte, dos bolivianos están entre las nueve víctimas mortales del accidente ferroviario que ya han sido identificadas por los equipos forenses.También otra mujer de nacionalidad boliviana resultó herida de gravedad en el accidente. Se trata de María Isabel Alquisalet Fernández, ingresada en la unidad de cuidados intensivos de un hospital y que se encuentra en "un estado muy delicado", confirmaron hoy a Efe fuentes de la Embajada de Bolivia en Madrid.La ciudadana boliviana es uno de los diez heridos que dejó el siniestro, cuyas víctimas mortales fueron en su mayoría personas jóvenes.El Consulado de Bolivia en Barcelona, que ha enviado un funcionario a Castelldefels, está a la espera de que la Policía aporte más información sobre las víctimas bolivianas, agregaron las citadas fuentes.Los dos colombianos fallecidos son John Mauricio Osorio, de 33 años, y Jorge Eliécer Serrano, de 37, según informó ayer el vicecónsul de Colombia en Barcelona, Ramón Jaller, en un comunicado de la Cancillería colombiana difundido en Madrid.El accidente ferroviario ocurrió cuando una treintena de personas, que descendieron de un tren de cercanías y se dirigían a la playa para celebrar la Noche de San Juan, optaron por cruzar las vías en lugar de usar un paso inferior de la estación, momento en que fueron arrolladas por un convoy de alta velocidad.El siniestro, el accidente ferroviario más grave ocurrido en España desde 2003, ha conmocionado al país por las circunstancias en las que se produjo en un entorno festivo con motivo de la Noche de San Juan.La imprudencia continúaUna mujer fue sancionada hoy al ser sorprendida cruzando a pie la vía de la estación de Castelldefels, en la que hace menos de 48 horas perdieron la vida trece personas al ser arrolladas por un tren.Tras ser recriminada por los vigilantes, se negó a identificarse por lo que se decidió avisar a la Policía, informaron hoy fuentes de esa institución.Ante los agentes, la mujer, de origen ruso, se excusó diciendo que desconocía lo que allí había ocurrido en la noche del día 23, aunque finalmente fue denunciada y deberá pagar una sanción.La Ley española del Sector Ferroviario contempla multas que oscilan entre los 6.000 y los 30.0000 euros (entre 7.385 y 36.932 dólares) para quien cruce la estación saltando por las vías, indicó un portavoz del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) .

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad