Escándalos ponen en jaque al Rey de España

Abril 29, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Diego Chonta y Meryt Montiel

Los recientes escándalos del soberano español han dado lugar a que, desde diversos sectores, se le exija que abdique en favor de su hijo. Semblanza de un seductor.

1. Críticas al MonarcaEl próximo 14 de mayo el Rey de España y la Reina Sofía cumplirán 50 años de casados. Con la crisis que está atravesando la Casa Real, seguramente la fecha no será celebrada con bombos ni platillos, sobre todo, porque con las recientes publicaciones que revelan las consuetudinarias infidelidades del Monarca, no tendría mucho qué celebrar esta pareja, de la que también ha trascendido no comparten lecho conyugal desde hace 36 años. Está claro, como lo manifiesta Eva Rey, periodista española residente en Colombia, que hay crisis en la monarquía en estos momentos, pues a la larga lista de amantes que se le endilgan al Rey, se le suman hechos censurables protagonizados por él o miembros de su entorno.Su viaje a Botswana, África, en donde tuvo una caída y se fracturó la cadera y en el que participó en la cacería de un elefante y estuvo acompañado de su supuesta amante, la princesa Corina Zu Sayn.Wittgenstein; el tiro que se pegó su nieto mayor, Felipe Juan Floirán, de 13 años, al estar jugando con un arma; el proceso judicial que se le sigue a su yerno Iñaki Urdangarín por malversaciones de fondos estatales, son algunos de los episodios que ensombrecen la imagen del soberano.El más reciente y criticado capítulo del novelón real, el costoso safari de 45.000 euros (unos cien millones de pesos), en tiempos de recesión económica en España; la cacería del elefante por parte de su majestad, presidente honorario desde hace años de la fundación WWF (que lucha por la preservación animal), obligaron al soberano a pedir perdón a sus súbditos. “Un hecho sin precedentes”, resalta Eva Rey.La periodista agrega que la presión mediática ha hecho que el Rey tenga que pedir disculpas “aunque tampoco dijo un gran discurso, sólo manifestó ‘lo siento mucho, no va a volver a ocurrir’.“Pero el simple hecho de que se disculpe ante los ciudadanos españoles cuando ha sido una figura que ha hecho siempre lo que se le ha dado la gana dice mucho de la magnitud de la crisis”.La situación es tan complicada que desde distintos ángulos: medios de comunicación, redes sociales, partidos politicos y ciudadanos del común le han llovido críticas al Rey, se le ha exigido que abdique y deje el trono a su hijo Felipe. Es más, un amplio sector ha aprovechado para insistir en la no continuidad de la monarquía.Artistas españoles como Miguel Bornes y Eduardo Rodríguez, por ejemplo, de visita en Colombia, consideran que la monarquía es una institución anacrónica, obsoleta en pleno Siglo XXI, que debe desaparecer y que “no se justifica que los ciudadanos de España estén manteniendo económicamente a una familia cuyos miembros en los últimos años están demostrando que son incapaces de respetar ellos mismos la supuesta representatividad que tienen”. Señalan los artistas que desde hace tiempo en los mentideros oficiales y extraoficiales se sabía que el Rey de su país es un señor que bebe mucho, que anda con mujeres, que caza animales protegidos en Sudáfrica pagando con dinero del bolsillo de los españoles y que con esa simpatía personal, pidiendo perdón con cara de pena, ha conseguido que se le perdone.Incluso dicen, han visto cómo algunos periódicos ya lo justifican. Por eso no vislumbran en un futuro cercano la abdicación que guardan la esperanza de ver.La verdad es que en España el Rey es una figura muy querida, no sólo porque es símbolo de la unidad nacional. Muchos aún le agradecen que, él, un rey impuesto por el dictador Francisco Franco, optara, tras la muerte de su mentor, por una monarquía parlamentaria y más tarde fuera la pieza fundamental para abortar el intento de golpe de Estado que lideró hace 31 años el coronel de la Guardia Civil, Antonio Tejero.Sin embargo, por muy ‘juancarlistas’ que sean muchos en España, las últimas noticias sobre el Rey “han disgustado muchísimo”, como lo aseveró a El País desde Madrid, la escritora y periodista española Concha Calleja, autora de ‘Listo para reinar’, un libro sobre el príncipe Felipe.Para Calleja, estos escándalos no provocarán que el Rey ceda el trono a su hijo, “porque sumergidos como estamos en una crisis económica tan grande no son momentos de cambio”. Pero sí cree que la repercusión de todo esto se va a ver pronto en “una casa real mucho más austera, quizá más humilde y por supuesto con un príncipe Felipe más protagonista” y que en opinión de Calleja “está listo para reinar”. La periodista, que ha entrevistado en varias ocasiones al soberano, lo describe como un hombre apuesto, amable, educado, que habla con mucha credibilidad y seguridad. Que mira fijamente a los ojos y tiene un trato agradable. Además, con mucho carisma. “Tanto el padre como el hijo son auténticos Borbones, como decimos en España, porque los Borbones tienen fama en la historia de ser muy seductores. Entonces, como decimos, son borbones borbones, porque son seductores los dos”. Pero, ¿le bastará al soberano su poder de seducción para seguir reinando?2. Sufre la Reina 3. Romances a granel

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad