Entrega del nobel de paz, marcada por la silla vacía de Liu Xiaobo

Diciembre 10, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Ap l Elpais.com.co

China endureció el viernes sus medidas contra disidentes y bloqueó algunos sitios nuevos de internet, horas antes de la entrega simbólica del Premio Nobel de la Paz a Liu Xiaobo, quien está preso por pugnar cambios democráticos en el país.

En la ceremonia de este año de la entrega de los premios Nobel, el ganador del galardón de la paz, el detenido disidente chino Liu Xiaobo, estuvo representado el viernes por un sillón vacío. La ceremonia del viernes fue la primera en 74 años en la que el prestigioso premio dotado con 1,4 millones de dólares no fue entregado personalmente, ya que Liu cumple una pena de 11 años de reclusión en China por pedir cambios radicales en el sistema político comunista que rige el país. China se enojó cuando el premio fue otorgado a Liu, de 54 años y advirtió que el país no cambiará su política ante la presión exterior en una "flagrante interferencia en la soberanía de China" . Las autoridades han colocado a los partidarios de Liu, incluyendo su esposa Liu Xia, bajo arresto domiciliario para evitar que recogieran el premio en su nombre. En Beijing, las televisoras CNN y BBC perdieron la conexión a las 8 de la tarde, hora local, justo cuando tenía lugar la ceremonia de Oslo. Las medidas de seguridad frente al apartamento de Liu en Beijing fueron intensas y varias decenas de periodistas fueron empujados por policías uniformados hasta una zona acordonada. La última vez que el premio Nobel de la paz no fue entregado personalmente fue en 1936, cuando el canciller alemán Adolfo Hitler impidió que lo recibiera el pacifista germano Carl von Ossietzky. China presionó además a otros diplomáticos extranjeros para que no asistieran a la ceremonia del Nobel. China y otros 17 países se negaron a asistir, incluyendo Rusia, Pakistán, Irán, Venezuela y Cuba. Por lo menos 46 de los 65 países con embajadas en Oslo aceptaron. Serbia, que en un principio anunció su ausencia, envió a su defensor del pueblo. Unos 1.000 invitados, entre ellos embajadores, realeza y dignatarios, asistieron a la ceremonia de dos horas en el ayuntamiento de Oslo. Unos 100 disidentes chinos en el exilio junto con algunos activistas de Hong Kong estuvieron presentes. El disidente chino Wan Yanhai, el único en una lista de 140 invitados por la esposa de Liu a la ceremonia, dijo que la alegría de la distinción quedará empañada por la tristeza de su ausencia. "Creo que mucha gente llorará porque todo lo que ha hecho no ha causado daño alguno al país y a la gente en el mundo. Ha cumplido su responsabilidad" , dijo Wan a The Associated Press. "Pero ha sufrido mucho por sus discursos, diarios y defensa de los derechos" humanos. Wan llegó a Oslo porque en mayo se trasladó a Estados Unidos después que las autoridades chinas aumentaran el amedrentamiento a su grupo que combate el sida. Antes de la ceremonia, 2.000 escolares se congregaron frente al ayuntamiento en honor de Liu. Algunos entregaron cartas al presidente del Comité Noruego del Nobel Thorbjoern Jagland, para quien la concesión del galardón a Liu no fue "un premio contra China" , y aconsejó a Beijing que como potencia mundial "debería acostumbrarse a ser debatida y criticada" .

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad