En Venezuela se estrecha el cerco a los medios de comunicación

Abril 06, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Juan Francisco Alonso | Corresponsal de El País en Caracas
En Venezuela se estrecha el cerco a los medios de comunicación

Un equipo de tres periodistas de Colprensa, El Colombiano y El Tiempo acompañará las bobinas durante todo el trayecto del Zulia hasta Barquisimeto y luego hasta Caracas, a las oficinas de El Nacional.

El Gobierno no solo afecta a la prensa escrita por la falta de papel sino que arreció coacciones contra la Radio y Tv.

Las 52 toneladas de papel que la Asociación Colombiana de Editores de Diarios y Medios Informativos (Andiarios) envió esta semana, en calidad de préstamo, a tres diarios venezolanos para evitar que dejen de circular por falta de este insumo, ante la negativa del Gobierno del presidente Nicolás Maduro de entregar las divisas necesarias para importarlo, ha vuelto a colocar sobre el tapete la situación que vive no solo la prensa sino los medios en general en el país.Desde septiembre pasado 13 periódicos han dejado de circular y más de 40 han reducido su paginación para rendir sus reservas, el último que tomó esta decisión fue el diario ‘El Universal’, que dos días después de su aniversario 105, anunció que a partir de este miércoles su edición semanal pasará de 40 páginas a 24 por la falta de papel.La negativa de las autoridades a desembolsar los US$140 millones que ya autorizó a distintos diarios para importar papel y otros insumos está poniendo en jaque no solo el derecho de los venezolanos a estar informados sino los puestos de trabajo de más de 100.000 personas en todo el país, según denunció el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP).Pese a que el fallecido Hugo Chávez fue quien impuso en el control de divisas nunca antes la prensa había tenido problemas para importar insumos, no obstante la mala relación que tenían con el líder bolivariano. ¿Entonces, qué cambió? Elides Rojas, jefe de Redacción de El Universal, atribuye la situación a problemas de caja que enfrenta el Gobierno. “Las reservas internacionales están peligrosamente bajas. Es claro que el Gobierno no tiene divisas para todas las necesidades de una economía en caída. Eso lo coloca en posición de establecer prioridades”, dijo, al tiempo que aseveró que el Ejecutivo quiere aprovechar la coyuntura para avanzar en la hegemonía comunicacional que busca.“Y sus prioridades no son los medios que además lo cuestionan. Habrá divisas para medios que cierren filas con el Gobierno. Van a aprovechar para ‘sanear’ el ámbito de los medios de comunicación”, pronosticó.Uno de tantosSi bien la falta de papel es un problema serio, no es el único que afrontan los medios venezolanos. “Los medios están en una especie de laberinto, en el que todas las salidas parecen estar bloqueadas”, alertó la coordinadora del Instituto Prensa y Sociedad (IPYS), Luisa Torrealba.La dirigente agregó: “El tema del papel para los diarios es uno de los elementos, pero también están las coacciones del Gobierno contra las televisoras y radios, en particular en las últimas semanas debido de las protestas estudiantiles, a las que amenazó con multas e incluso la revocatoria de sus permisos si emitían informaciones de los hechos violentos que están ocurriendo en el país. El bloqueo de la señal del canal colombiano NTN24 y las advertencias a CNN en Español fueron mensajes poderosos de cero tolerancia incluso a los medios internacionales. Las restricciones impuestas a Internet y el bloqueo que tuvo Twitter son otros problemas graves, pues estos son una herramienta fundamental para informar”. Carlos Correa, director de la ONG Espacio Público, denunció que “en Venezuela hay una política sistémica contra los medios, la cual ha quedado de manifiesto no solo con el discurso criminalizador de medios y periodistas que el fallecido Chávez instauró, y que su sucesor mantiene; sino que ha quedado en medidas y acciones como las regulaciones que fomentan la autocensura, como la Ley de Responsabilidad Social en Radio y Televisión o la reforma del Código Penal que endureció los delitos de desacato; en procesos penales abiertos a periodistas y medios; en las agresiones y ataques a comunicadores; y ahora hay que sumarle el problema del papel”.El experto no dudó en achacar el origen de la crisis de los diarios a la desorganización e ineficiencia del Gobierno en materia económica. No obstante, cree que ahora hay otra intención detrás. “Las autoridades encontraron una manera de silenciar a unos medios en los que la ciudadanía podía volcarse ante el silencio al que están sometidas las televisoras y emisoras de radio, pues ellos sí están registrando lo que está ocurriendo, en particular todo lo relacionado con las protestas”.¿Por qué? Correa lo atribuyó la reconfiguración del chavismo tras la muerte de Chávez. “El oficialismo está en una situación de debilidad, quedó reflejada en los resultados de las presidenciales del 2013 y por ello quiere ahogar la crítica. Esa la única explicación a la susceptibilidad ante lo que publican medios independientes, los cuales no tienen la difusión que su aparato comunicacional”.En la mira, otra vezDurante las manifestaciones que sacuden al país desde hace dos meses, los periodistas y trabajadores de los medios han vuelto a ser blanco de ataques. El IPYS ha registrado desde enero 176 violaciones a la libertad de expresión, que han dejado 122 afectados. Espacio Público ha contabilizado 262 violaciones y 270 víctimas, de las que 251 son desde el 12 de febrero cuando se desencadenó la actual ola de protestas, que ha cobrado 39 víctimas y deja más de 2000 detenidos.Para Torrealba esta situación era previsible, pues “los periodistas nacionales e internacionales han registrado los abusos de las autoridades. Sin los videos e imágenes tomadas por ellos y por ciudadanos no se habría comprobado que policías dispararon en la manifestación del 12 de febrero ni habría registro de abusos contra manifestantes ocurridos en las últimas semanas”.Esta opinión fue respaldada por Correa. “No es de extrañar que cuando un policía o un guardia ve a una persona con una cámara o un grabador lo golpee, lo detenga y trate de quitarle los equipos, pues allí deja registro de sus actuaciones”. En los últimos 40 días a 22 comunicadores les han robado sus equipos de trabajo funcionarios estatales.Panorama desoladorAún cuando las autoridades entreguen las divisas a los diarios, el futuro no luce muy promisorio. ¿La razón? La situación económica. “La vieja ecuación que otorga fortaleza a medios como negocio y como vehículo de la crítica social está rota. En el país hay poca producción nacional, poca oferta y, por tanto, poca publicidad. La economía es el factor grave para todos”, dijo Rojas.En lo que va del año las ensambladoras de vehículos no han reiniciado operaciones y otras han parado por falta de insumos. Desde Fedecámaras se estima que las empresas están produciendo un 30% de su capacidad debido a problemas para acceder a divisas.“Los obstáculos no son más que un condimento del triunfo”. Si esta frase del escritor Mark Twain es cierta, entonces los periodistas y medios venezolanos estarán preparando una victoria con mucho sabor.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad