“En Venezuela se agudizó la censura de prensa”: SIP

Diciembre 22, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Agencias

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) denunció ayer la “agudización” de la censura al libre flujo informativo en internet y el “marcado retroceso” de la libertad de prensa y de expresión en Venezuela.

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) denunció ayer la “agudización” de la censura al libre flujo informativo en internet y el “marcado retroceso” de la libertad de prensa y de expresión en Venezuela.La SIP, con sede en Miami, expresó de esta manera su rechazo al proyecto de Reforma a la Ley de Responsabilidad Social en Radio, Televisión y Medios Electrónicos aprobado el lunes en la Asamblea Nacional (AN, Parlamento) venezolana, de amplia mayoría oficialista.La AN aprobó una reforma legal que responsabiliza a los proveedores de internet del contenido de los mensajes que se transmitan, lo que la oposición rechazó y calificó de “censura”.Se espera que estas “alteraciones legislativas” pronto entren en vigor tras la sanción del presidente venezolano, Hugo Chávez, y su publicación en la Gaceta Oficial, agregó la SIP.“Ya no quedan dudas de que estamos ante un acto grave de connivencia entre los poderes públicos para negar a los venezolanos dos garantías fundamentales que exige la democracia: el derecho a la libertad de expresión y el respeto debido al libre flujo informativo”, dijo Gonzalo Marroquín, presidente de la SIP.Marroquín, director del diario guatemalteco Prensa Libre, recordó que, desde que la Ley de Responsabilidad Social fue sancionada en el 2004, bajo la excusa de un horario de protección de los derechos de los niños, se utilizó para perseguir a periodistas y cerrar medios de comunicación.“De nuevo ahora -agregó Marroquín- con las nuevas disposiciones para internet, entre multas a los proveedores y la obligación a los usuarios de no poder escribir anónimos o no tocar temas que al Gobierno le puedan caer mal, estamos ante una censura profunda y generalizada de los contenidos informativos y de las comunicaciones personales”.La modificación amplió a los medios electrónicos la regulación que se aplicaba sólo a la radio y la televisión.Esta reforma obligará a los medios y proveedores de internet a “censurar, bloquear o, al menos, filtrar” información que contravenga algunas de sus disposiciones, entre éstas, la difusión de mensajes que, por ejemplo, “fomenten zozobra en la ciudadanía”, “alteren el orden público”, “desconozcan a las autoridades” o “induzcan al homicidio”.De igual forma, la Ley responsabiliza a los medios de comunicación por los mensajes que inciten al odio, hagan apología del delito, motiven la intolerancia política y religiosa o a desconocer a las autoridades.La nueva ley también tipifica penalmente aquellas informaciones o críticas que la autoridad considere como desacato y ofensiva, o que incite a transgredir dictámenes oficiales.Entre otras de sus ambigüedades se prohíbe la figura del anonimato en internet, violándose condiciones específicas del derecho a la privacidad e intimidad de los usuarios, apostilló la SIP.El presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información, Robert Rivard, dijo que, además, la reforma de Chávez “insiste en su fin último de conseguir su declamada y pretendida hegemonía comunicacional en un país donde él se arroga para sí mismo el monopolio de la verdad y de la crítica”.Reiteran rechazo a PalmerEl canciller Nicolás Maduro afirmó que espera una salida a la controversia que existe entre Venezuela y Estados Unidos por la designación del nuevo embajador estadounidense, rechazado por Caracas. “Esperemos que con las posiciones que se han asumido más adelante pudiera encontrarse alguna salida”, dijo Maduro a la estatal Venezolana de Televisión (VTV) al ser consultado en relación a las diferencias que han surgido entre Caracas y Washington luego que el gobierno venezolano rechazo la postulación del Larry Palmer como nuevo embajador estadounidense.“Queremos tener relaciones de respeto en términos de igualdad, de comunicación, con todos los gobiernos del mundo, y en este caso en particular con el gobierno de los Estados Unidos. Aspiramos que estas situaciones se vean con bastante objetividad”, agregó.Ante la afirmación que realizó en la víspera el portavoz del Departamento de Estado, Philip Crowley, de que habría “consecuencias respecto a la relación bilateral” por el rechazo de Palmer, el Canciller venezolano sólo comentó que “lo que teníamos que decir ya lo dijimos”.“Esperemos para ver como evoluciona la situación. Lamentablemente este embajador que había designado los Estados Unidos incurrió en graves violaciones de lo que son las relaciones diplomáticas, lo que es la costumbre del derecho internacional, y, bueno, se inhabilitó”, dijo.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad