¿En manos de quién quedará la Iglesia Católica hasta la elección de un nuevo papa?

¿En manos de quién quedará la Iglesia Católica hasta la elección de un nuevo papa?

Febrero 28, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co y Agencias

El cardenal camarlengo Tarcisio Bertone, tomará las riendas de la Iglesia Católica en el periodo conocido como Sede Vacante, que finaliza en el momento en que sea elegido un nuevo papa en el cónclave.

Con la renuncia de Benedicto XVI y su retiro hacia el palacio de Castel Gandolfo, la Iglesia Católica pasa a un periodo conocido como Sede Vacante, en el que el actual cardenal camarlengo, Tarcisio Bertone, asume el gobierno provisional de la Santa Sede hasta que los cardenales elijan a un sucesor en el cónclave.Durante este periodo indeterminado, el cardenal camarlengo será el encargado de la administración de los bienes y de los derechos temporales de la Santa Sede, con la ayuda de tres cardenales asistentes que sean cercanos al Vaticano.Según el docente de la Universidad Javeriana de Cali y doctor en Teología, Diego Agudelo, "el camarlengo es una figura de la jerarquía católica que tiene encargado la administración de lo bienes de la Iglesia en ausencia del papa junto a un grupo de tres purpurados quienes le ayudarán a tomar decisiones administrativas de la Iglesia, pero sin tomar ninguna decisión de fondo".Para la elección de estos tres ayudantes no existe ningún protocolo, pero Agudelo asegura que es muy probable que el cardenal decano, Angelo Sodano, y algunas otras figuras importantes dentro de la administración de la Santa Sede ocupen estos lugares.La Constitución Apostólica 'Universi Dominici Gregis' contempla que, mientras esté vacante la Sede Apostólica, el colegio de cardenales no tiene ninguna potestad o jurisdicción sobre las cuestiones que corresponden al Papa.El teólogo explica que el cardenal Tarcisio Bertone, nombrado por Benedicto XVI el 4 de abril de 2007 en este cargo, "no puede tomar decisiones más allá de las meramente administrativas, por lo que en este periodo no se pueden efectuar cambios estructurales en el seno de la Iglesia, es decir que no habrá decisiones de fe".El cardenal camarlengo tendrá entre otras funciones la relación de la Iglesia con los medios de comunicación, el envío de ayudas humanitarias por parte del Vaticano a países necesitados, el manejo de las finanzas y la relación con los Jefes de Gobierno, hasta el momento en que el humo blanco salga por lo alto de la Capilla Sixtina."La función más importante de Bertone en este tiempo será la organización del cónclave y la toma de juramento de los cardenales que serán los encargados de elegir el sucesor de Benedicto XVI", afirmó Agudelo.En cuanto a la posibilidad de que el cardenal camarlengo, Tarcisio Bertone, pueda convertirse en el nuevo Sumo Pontífice, el docente de la Javeriana, indicó que cuenta con pocas posibilidades porque "su función es más la de un auxiliar administrativo y organizador del cónclave".Esta situación se ha presentado tan solo tres veces en la historia de la Iglesia;: Cosimo Gentile Migliorati nombrado como Inocencio VII en 1404, Gioacchino Pecci nombrado León XIII en 1878 y Eugenio Pacelli, nombrado Pío XII en 1939.¿Quién es el cardenal Tarcisio Bertone?El cardenal camarlengo Tarcisio Bertone nació en la localidad turinesa de Romano Canavese el 2 de diciembre de 1934 y es miembro de la Sociedad de San Francisco de Sales de San Juan Bosco (salesianos); cursó estudios en el Oratorio di Valdocco y en el noviciado salesiano de Monte Oliveto, en Pinerolo, Italia.Posteriormente, se licenció en Teología en la Facultad salesiana de Turín y obtuvo el doctorado en Derecho Canónico en el Pontificio Ateneo Salesiano.Bertone se ordenó como sacerdote el 1 de julio de 1960 y se doctoró en Derecho Público Eclesiástico, Teología Moral y Derecho Canónico en Turín y Roma.Profesor en la Pontificia Universidad Salesiana de Roma, en la que ocupó diversos puestos docentes, fue también vicerrector y nombrado Rector Magnífico el 1 de junio de 1989.Realizó su labor pastoral en diversas parroquias romanas y desde la década de los ochenta, fue consultor para varios dicasterios de la Curia, en especial para la Congregación para la Doctrina de la Fe, antiguo Santo Oficio.Nombrado el 1 de agosto de 1991 arzobispo de Vercelli, el 13 de junio de 1995 renunció al gobierno de la archidiócesis al ser nombrado secretario de la Congregación para la Doctrina de la Fe (exsanto Oficio).En este dicasterio, se convirtió en estrecho colaborador del cardenal Joseph Ratzinger, entonces prefecto de la citada Congregación y que, tras la muerte de Juan Pablo II (1978-2005), fue elegido papa con el nombre de Benedicto XVI.Publicó la tercera parte del "secreto" de Fátima, durante el Jubileo de 2000 y, junto a Ratzinger, estudió la documentación sobre los escándalos relacionados con supuestos abusos sexuales atribuidos a sacerdotes y prelados.El 10 de diciembre de 2002 fue nombrado arzobispo de Génova y el 21 de octubre de 2003 creado cardenal presbítero en el noveno y último consistorio convocado por Juan Pablo II.Participó en el cónclave del 19 de abril de 2005, que eligió a Benedicto XVI y el 21 de abril fue confirmado como miembro de los dicasterios a los que pertenecía.El 22 de junio de 2006 fue nombrado secretario de Estado, el cargo más importante del Vaticano después del papa, en el que sustituyó al cardenal Angelo Sodano.No obstante, en 2012, a raíz de los escándalos de las filtraciones de documentos reservados vaticanos, la prensa italiana coincidió al afirmar que Bertone debería dejar su cargo para poner fin a las críticas sobre su "mal gobierno".Bertone compatibiliza el puesto de Secretario de Estado con el de camarlengo de la Iglesia Romana, para el que fue nombrado en 2007, y a cuyo cargo se encuentra la administración de los bienes y derechos temporales de la Santa Sede durante el periodo de Sede Vacante.Apasionado del deporte y en especial del fútbol, ha retransmitido varios partidos para alguna televisión local italiana.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad