“En Colombia sí hay libertad de prensa”: director del diario El Nacional de Venezuela

Agosto 18, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa

El director del diario El Nacional de Venezuela, Miguel Henrique Otero, denuncia las formas de censura a la libertad de prensa en su país.

[[nid:454901;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2015/08/miguel_henrique_otero.jpg;full;{El director del diario El Nacional de Venezuela, Miguel Henrique Otero. Foto: Elpais.com.co | Colprensa}]]

Además de la inflación, la escasez generada por el control de precios, el fenómeno del narcotráfico y el enfriamiento de las relaciones bilaterales, que sobrepasa precedentes históricos en Venezuela, la libertad de prensa amenaza acabar los pocos medios independientes que aún circulan en el vecino país. Lea también: SIP alerta posible cierre de periódicos en Venezuela por falta de papel

En entrevista con Colprensa Miguel Henrique Otero, director del diario venezolano El Nacional, invitado a la Lección Inaugural de la Maestría en Periodismo de la Universidad del Rosario, habló sobre la situación actual de este oficio en su país y del desplome de imagen del presidente Nicolás Maduro, tras la crisis socioeconómica que afronta el gobierno. 

Otero, quien en noviembre pasado fue reelegido en la junta directiva de la Sociedad Interamericana de Prensa, SIP, asegura  que pronto llegará el fin para el gobierno de Nicolás Maduro y que contrario a lo que ocurre en Venezuela, en Colombia sí hay libertad de prensa. 

Usted manifestó en una entrevista en el Nuevo Herald que primero sería el final de Maduro que de El Nacional. ¿De qué forma se precipita el final de Maduro y cómo éste podría arrastrar al periódico?

 Yo siempre lo veo en el nivel de arbitrariedad con el que ellos actúan, porque ellos no respetan el estado de derecho y tienen secuestrados los poderes públicos, entre ellos el sistema judicial. Ellos pueden cerrar El Nacional de manera arbitraria, pero nosotros siempre vamos a sacar el periódico y si hay que sacarlo clandestinamente, lo sacamos. Si lo podemos sacar en la web, lo hacemos en la web, pero no nos van a desaparecer.

 Lo que sí está pasando es que la catástrofe que vive Venezuela, la falta de liderazgo de Maduro, la incapacidad para gobernar y gerenciar el país y el modelo que ha fracasado, basado en un aumento constante del costo del precio del barril del petróleo, lo que hace pensar que a Maduro le queda muy poco tiempo en el poder. Su popularidad se fue a unos niveles que nunca había tenido el chavismo y esa popularidad tan baja en una sociedad que ellos han construido en medio de la crispación y el antagonismo, va directamente al fin de un gobierno.

 ¿Cuál es el papel de esos medios que aún resisten en Venezuela frente a la polarización política que vive el país?

 El Gobierno ha generado un esquema de reducción de espacio para el periodismo independiente, progresivo y constante. Hoy en día en Venezuela, el 40% del territorio tiene acceso a medios oficiales, el otro 60% tiene acceso a radio y televisión autocensurada, está muy amenazada por la legislación, y los otros periódicos independientes, que aún pueden publicar noticias independientes, pero tienen un suministro de papel completamente limitado porque las divisas para importar el papel son elevadas. El monopolio estatal de importación de papel sólo le da papel a los diarios oficiales. Entonces el periodismo independiente está reducido a un pequeño espacio.

¿Cómo ha logrado sobrevivir El Nacional?

 Gracias al papel que hemos logrado a obtener por medio de doce periódicos del continente y Andiarios (Asociación Colombiana de Editores de Diarios y Medios Informativos)   por supuesto el tráfico en la web que hace que hayamos cuadruplicado nuestras visitas en un año, logrando ser la primera página web en Venezuela y ahí seguimos publicando las cosas, pero no tiene la misma penetración de un medio impreso. Entonces en Venezuela el periodismo independiente, que informa, está reducido a un espacio pequeño.

Ante las nuevas denuncias penales en su contra por parte del gobierno de Maduro ¿contempla regresar a su país?

 Tengo que regresar, pero cuando me aplicaron las medidas estaba afuera y he decidido tomar un tiempo para denunciar lo que pasa en Venezuela, lograr apoyo y explicar un poco algo de lo que ya en el mundo entero están conscientes y es que ese es un país autoritario, donde no se respetan los derechos humanos, donde no hay independencia de poderes, donde están todas las características de una dictadura y regresaré en algún momento.

 En un sistema democrático y de expresión ¿podemos hablar de libertad de la empresa informativa o libertad interpretativa del periodista?

Los obstáculos para el periodismo en América Latina son varios, la violencia es un área muy importante por la cantidad de periodistas que han sido asesinados por las guerrillas, por el narcotráfico en países como México, Colombia, Brasil, eso es una característica que hace peligroso ejercer el periodismo en algunas áreas.

 Pero también hay otro tema y es el populismo que está acompañado de individuos mesiánicos que quieren eternizarse en el poder, buscando la reelección indefinida y estos personajes son mandatarios que no les interesa la crítica y que tratan de generar una identidad con el pueblo, atacando al que piense diferente.

¿Encuentra alguna similitud entre la situación de la libertad de prensa en Venezuela con la de Colombia?

 No, ninguna. En Colombia sí hay libertad de prensa. Pueda que se critiquen algunos medios y su vinculación a fuentes oficiales, pero si abren un periódico y dicen lo que les da la gana, nadie lo va a cerrar. En Venezuela te cierran.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad