En América Latina persisten viejos litigios territoriales y marítimos

default: En América Latina persisten viejos litigios territoriales y marítimos

Casi una decena de litigios por territorio se libran actualmente en América Latina. Por las islas Malvinas hay una disputa de soberanía entre Argentina e Inglaterra. El choque ha hecho que inclusive el país suramericano bloquee económicamente a la isla europea.

En América Latina persisten viejos litigios territoriales y marítimos

Noviembre 26, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Patricia Lee, corresponsal de El País, Buenos Aires
En América Latina persisten viejos litigios territoriales y marítimos

Venezuela y Trinidad Tobago tiene un litigio pendiente por la pesca en las aguas del Caribe. Nicaragua y Honduras también difieren por los límites marítimos. Honduras y Cuba adelantan un litigio por límites en el mar.

Casi una decena de litigios por territorio se libran actualmente en América Latina. Por las islas Malvinas hay una disputa de soberanía entre Argentina e Inglaterra. El choque ha hecho que inclusive el país suramericano bloquee económicamente a la isla europea.

Simón Bolívar soñó con una patria grande desde el sur del Río Bravo hasta Tierra del Fuego. En esa perspectiva se fundó la Gran Colombia. Centroamérica, hoy partida en siete, fue una sola federación hasta 1838. Pero a lo largo de casi dos siglos, ya fuera por la continua intromisión de los imperios que se resistían a perder sus dominios, ya fuera por las peleas entre los gobiernos y las élites de los países hermanos, las disputas territoriales alejaron a Latinoamérica de los sueños de El Libertador.Como lo demuestra el conflicto entre Colombia y Nicaragua, todavía existen diferendos limítrofes sin saldar, agravados muchas veces por las pretensiones colonialistas, por la rapiña de los recursos naturales o por fenómenos nuevos como el narcotráfico.A diferencia de los sangrientos conflictos de África o de los que asolaron Europa, los países latinoamericanos casi siempre lograron evitar las guerras, por la enorme unidad de idioma, religión e historia que hay entre ellos, excepción hecha de Brasil.De cualquier manera, en varias oportunidades se llegó a las armas. La guerra del Pacífico en 1879, la guerra del Chaco en 1932, y la guerra del fútbol de 1969 entre El Salvador y Honduras, han sido las más relevantes.Hay varios nudos de conflicto: Centroamérica, con sus pequeños países divididos de manera artificial; la cuenca del Pacífico, con Ecuador, Perú, Chile y Bolivia; Venezuela y Guyana; y en el sur, Bolivia, Paraguay, Argentina y Brasil.Como el diferendo colombo-nicaragüense, muchos de estos litigios terminan en la Corte Internacional de Justicia de La Haya, pues la mayor parte de ellos obedece a demarcaciones territoriales, a menudo por disputas heredadas de las divisiones coloniales. Pero en los últimos años han surgido otro tipo de conflictos que tienen causas económicas, como las disputas entre Argentina y Uruguay, las peleas por recursos marítimos como el diferendo entre Chile y Perú, la lucha por el control de espacios ganados por el narcotráfico como entre Nicaragua y Costa Rica, o conflictos por razones políticas como los de Colombia, Ecuador y Venezuela.El istmo divididoEl conflicto entre Nicaragua y Costa Rica por la delimitación de su frontera lleva dos siglos. El más reciente capítulo de esta larga escaramuza se inició en 2010, por la soberanía sobre una isla fluvial en la desembocadura del Río Sanjuan. Los dos países se acusan el uno al otro de daños ambientales y alegan que se trata de frenar el narcotráfico.Costa Rica elevó el caso a la Corte Internacional de Justicia de La Haya, que emitió un primer fallo en 2011 en medio de declaraciones de victoria de ambas partes.El conflicto histórico de la región es el de Guatemala, que reclama soberanía sobre más de la mitad de territorio de Belice, un enclave inglés que fue declarado independiente en 1981, pero cuya reina continúa siendo Isabel II.El más célebre conflicto centroamericano fue la guerra del fútbol entre Honduras y El Salvador en 1969, llamado así porque se inició tras el partido de las eliminatorias para el Mundial de 1970, pero que en realidad tuvo causas sociales profundas, como la emigración de los campesinos pobres salvadoreños a Honduras y la expulsión de decenas de miles de salvadoreños decidida por el gobierno de Tegucigalpa. La guerra dejó un saldo de 4.000 a 6.000 civiles muertos.Venezuela y GuyanaVenezuela reclama 167.839 kilómetros cuadrados en la frontera con Guyana, en otro conflicto tan viejo como la Independencia. El dominio español abarcó todo el territorio venezolano, incluyendo la franja ubicada al oeste del río Esequibo, actual territorio de Guyana. Los ingleses tenían el resto de Guyana que le habían arrebatado a los holandeses. En 1899, mediante el Tratado de Ginebra en París, los ingleses se atribuyeron la zona del Esequibo, desatando el conflicto. El tema ha cobrado vida porque en 2011 Guyana determinó modificar su plataforma continental para explotar petróleo, afectando el mar territorial de Venezuela.Los conflictos del PacíficoEl daño histórico de la guerra del Pacífico en 1879 fue privar a Bolivia de salida al mar. Desde entonces, ese país reclama a Chile resolver esta injusticia y permitirle una salida al Pacífico, pero esta demanda ha sido negada sistemáticamente por todos los gobiernos chilenos.Al reclamo de Bolivia se sumó en 2008 la demanda de Perú contra Chile ante la CIJ por el trazado de la frontera marítima entre los dos países, que afecta a importantes caladeros de pesca. Se espera que la Corte de La Haya decida en los próximos meses si acepta el pedido de Perú, que exige trazar la frontera en los 18º 21‘ 08‘‘ de latitud sur, siendo que los acuerdos previamente firmados la establecieron en los 18º 21‘ 03‘‘.El de Ecuador y Perú fue otro conflicto heredado de la época de la independencia, que dio lugar a infinidad de escaramuzas y a pequeñas guerras como la del Cenepa en 1995, pero que se saldó en 1998 con el Tratado de Brasilia.Los conflictos patagónicosLa instalación de una fábrica de papel en Uruguay en las orillas del Río Paraná desató un conflicto fronterizo con Argentina, quien alegó que el país vecino había violado el Estatuto del Río Uruguay. El diferendo, que se inició en 2005, llevó a los vecinos argentinos a cortar los puentes internacionales de manera sistemática hasta 2010, cuando la CIJ falló que Uruguay había violado el Estatuto del río.Comparados con la guerra del Chaco (1932-1935) entre Bolivia y Paraguay, los demás conflictos son juegos de niños. Bolivia, que había perdido el acceso al mar durante la Guerra del Pacífico, buscaba controlar el río Paraguay para llegar al Océano Atlántico. Esta guerra, que enfrentó 250.000 soldados bolivianos contra 150.000 paraguayos, fue un desastre para ambos países. En años más recientes, Argentina y Chile casi llegan al enfrentamiento armado por el conflicto del Canal del Beagle, al sur de la Isla Grande de Tierra del Fuego. En 1978, un laudo arbitral favoreció a Chile y la dictadura militar argentina lo rechazó, colocando a las dos dictaduras, la de Augusto Pinochet y la de Jorge Rafael Videla, al borde de la guerra, cuando las Fuerzas Armadas de Argentina se dispusieron a ocupar las islas en disputa, pero la intervención del papa Juan Pablo II evitó la guerra y condujo a la firma del Tratado de Paz y Amistad de 1984. El conflicto territorial más importante de América Latina es el de Malvinas, porque se trata de un enfrentamiento con una potencia extra continental. Las islas, ocupadas desde 1833 por Gran Bretaña, provocaron la guerra de 1982. Desde entonces, todos los países latinoamericanos se han unido para pedir que cese la ocupación, ya que involucra la explotación por parte de Gran Bretaña, de la riqueza petrolera e ictícola del Atlántico Sur.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad