En América Latina hay unas 50 millones de personas con diabetes, alerta experto mexicano

En América Latina hay unas 50 millones de personas con diabetes, alerta experto mexicano

Junio 26, 2014 - 12:00 a.m. Por:
ElPaís.com.co | Colprensa

Uno de los grandes problemas que hay en América Latina es que en los gobiernos no hay estudios actualizados ni tampoco entidades que midan regularmente cómo van creciendo las enfermedades de tipo alimenticio.

En un futuro cercano, de no tomarse las medidas necesarias, la diabetes podría convertirse en una pandemia sin precedentes. Así lo indicó Juan Rosas Guzmán, endocrinólogo y expresidente de la Asociación Latinoamericana de Diabetes, al explicar el panorama de la enfermedad en América Latina y los grandes retos que enfrenta la zona para proteger a la población que vive con la afección y no lo sabe. “La diabetes es una epidemia y es parte de lo que los gobiernos no se dan cuenta. En mi país la diabetes es la causa número uno de muerte, de ceguera, de amputación de extremidades y de insuficiencia renal. Si estos datos no impactan, cuáles hay que dar para que impacten”, señaló el experto mexicano. Rosas además mostró un panorama muy preocupante frente a los dos tipos de diabetes. La tipo uno, según explicó, se produce por antecedentes familiares y genéticos. La dos, se origina cuando las personas tienen malos hábitos alimenticios y consumen en desproporción azúcar y grasas. “En Suramérica y América Central hay alrededor de 24 millones de personas con diabetes, si le sumamos los 10 millones de individuos en México y los nativos que viven en Estados Unidos, nos acercamos a los 50 millones de diabéticos”, señaló. Uno de los grandes problemas que el experto ve en América Latina, es que no se hacen los esfuerzos necesarios para que los responsables se vinculen de manera efectiva con la causa. En los gobiernos no hay estudios actualizados ni tampoco entidades que midan regularmente cómo van creciendo las enfermedades de tipo alimenticio. Eso, según él, es descuido de las autoridades públicas. Frente a los síntomas, explicó que los pacientes con diabetes tipo uno, sí desarrollan una sintomatología más clara que los que padecen la tipo dos. Los primeros tienden a bajar de peso, tener mucha sed, orinar con mucha frecuencia, sienten cansancio y fatiga. En la tipo dos, los síntomas son más lentos y a veces las personas tienen la afección y no la saben; es más, pueden tener síntomas y los atribuyen a temas de la vida diaria. “En promedio la diabetes se diagnostica cuatro años más tarde de cuando ha iniciado”, aseguró. Y agregó: “Creo que este tema es una responsabilidad personal porque si yo aprecio mi tesoro más valioso y hago ejercicio, me alimento sanamente, cuido que mis hijos tengan vacunas y tengo responsabilidades, no hay que transmitirle compromisos a nuestros gobiernos. Es mejor transmitir conciencia a las personas para que se evite una problemática”. Como dato clave, aseguró que la cintura de las personas da un reflejo de cómo está la cantidad de grasa abdominal y ofrece un espejo del consumo de energía en el día a día. Si la mujer latinoamericana tiene más de 86 centímetros de cintura y el hombre más de 94, tiene más riesgo de diabetes que las personas que tienen menos de ese diámetro.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad