Empresarios alertan que producción de harina de maíz está en riesgo en Venezuela

Noviembre 05, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co| AFP
Empresarios alertan que producción de harina de maíz está en riesgo en Venezuela

Poco a poco algunos supermercados comienzan a presentar abastecimiento de algunos productos, pero los precios son inalcanzables.

La compra de materia prima para la harina de maíz precocida está atada a las importaciones del Gobierno.

La producción de harina de maíz precocida, base de la alimentación de los venezolanos e ingrediente principal de las tradicionales arepas, está en riesgo por falta de materia prima, advirtió este viernes su principal fabricante.

Lea también: Venezuela ve lejana una salida a la crisis política.

Los problemas para adquirir materia prima han "llevado a una reducción de 80% en nuestra producción de harina precocida de maíz, dijo Manuel Larrazábal, directivo de Empresas Polar, quien señaló que existe el "riesgo de no poder seguir" produciendo.

Larrazábal indicó que Polar -mayor productor de alimentos del país- negocia un convenio con agricultores nacionales para garantizar el suministro de maíz blanco en los próximos meses y "salvar la producción", según un comunicado. Este arreglo aliviaría la dependencia de insumos importados.

La compra de materia prima para la harina de maíz precocida está atada a las importaciones del Gobierno, que monopoliza las divisas con un férreo control de cambio. 

De acuerdo con Larrazábal, "no se realizarán nuevas importaciones hasta que se consuma toda la cosecha de maíz blanco nacional, la cual estimamos se terminará durante el mes de enero".

Polar se queja además de que el precio establecido por el gobierno para la venta del kilo de harina de maíz, de 190 bolívares (unos 30 centavos de dólar a la tasa oficial más alta), no "permite cubrir los costos" de producción.

El presidente Nicolás Maduro acusa a Polar de encabezar "una guerra económica" de empresarios para provocar desabastecimiento y generar descontento popular.

Pero la empresa asegura ser víctima de "discriminación" para acceder a divisas altamente subsidiadas para importar insumos, y "persecución" a sus directivos y trabajadores.

El julio pasado, la compañía denunció al gobierno ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT) por "acoso y discriminación".

Venezuela vive una severa crisis económica, agravada desde 2014 por el desplome de los precios del petróleo, con una escasez de alimentos y medicinas de 80% según firmas privadas y una inflación que el FMI calcula en 475% para 2016.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad