Embajadora de EE.UU. ante la ONU dijo que hay que frenar régimen sirio

Septiembre 06, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | EFE
Embajadora de EE.UU. ante la ONU dijo que hay que frenar régimen sirio

Según Samantha Power, el régimen de al Ashad, tiene un grande arsenal químico.

Según Samantha Power, Bachar al Asad solo ha usado una mínima parte de su arsenal químico.

La embajadora de EE.UU. ante la ONU, Samantha Power, dijo este viernes en Washington que la comunidad internacional tiene que frenar al régimen del presidente sirio, Bachar al Asad, porque éste "apenas" ha hecho mella en su arsenal de armas químicas."Evaluamos que aunque Asad usó más armas químicas que nunca el pasado 21 de agosto, él apenas ha hecho mella en su enorme reserva y la comunidad internacional claramente no ha mermado su disposición a usarlas" , advirtió Power durante una presentación en el Centro para el Progreso Estadounidense (CAP, por su sigla en inglés).Power intentó justificar ante la opinión pública un posible ataque militar contra Siria para castigar el uso de armas químicas a las afueras de Damasco el pasado 21 de agosto y que, según EE.UU., dejó más de 1.400 muertos, incluyendo 429 niños.Durante su presentación, en la que no tomó preguntas, Power reiteró sus críticas a los esfuerzos de Rusia y China por impedir acciones punitivas contra Damasco.Según Power, se acabó el tiempo para la diplomacia y la solución no pasa por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas."Es algo ingenuo pensar que Rusia está a punto de cambiar su postura y permitirá que el Consejo de Seguridad de la ONU asuma su debido papel para hacer cumplir la paz y seguridad internacional. El Consejo de Seguridad que el mundo necesita para lidiar con esta urgente crisis no es el Consejo de Seguridad que tenemos", enfatizó.La embajadora de EE.UU. ante la ONU insistió en que EE.UU. ha "agotado las alternativas", y enumeró las "incontables" medidas que ha empleado durante más de un año para "disuadir a Asad del uso de armas químicas".El Gobierno de estadounidense apoyó el diálogo directo e intentó que las partes regresaran a las negociaciones en busca de una "solución política" ; entregó ayuda humanitaria; ha presentado "pruebas contundentes y aterradoras" sobre el uso de las armas químicas, y apoyó el envío de inspectores sobre el terreno, resumió.Power argumentó que las consecuencias de la inacción son peores que los riesgos de un ataque militar, incluyendo un drástico aumento en el número de refugiados, y la posibilidad de que otros regÍmenes, como Irán y Corea del Norte, traten de obtener o usar armas quÍmicas.La diplomática puso en duda que más condenas diplomáticas, un tribunal penal internacional, o más sanciones económicas y financieras surtan efecto."No existe una puerta número dos libre de riesgos que podamos seleccionar en este caso" , observó Power, y calificó de "saludable" para la democracia el "escepticismo a intervenciones extranjeras"."Si no juntamos el valor para actuar cuando las pruebas son claras y cuando la acción que sopesamos es limitada... la alternativa es dar luz verde a atrocidades que amenazarán nuestra seguridad y atormentarán nuestra conciencia", puntualizó.Power se presentó en el CAP en vÍsperas de que el Congreso reanude la próxima semana el debate sobre una resolución que autoriza un ataque militar limitado contra Siria, dando un plazo de hasta 90 días y sin el despliegue de tropas estadounidenses sobre el terreno. La medida fue aprobada por el Comité de Relaciones Exteriores el jueves pasado.Mientras, el presidente Barack Obama continúa su campaña de convencimiento a favor del ataque y ofrecerá un discurso al respecto el próximo martes. Por ahora, no tiene el voto asegurado en ambas cámaras del Congreso.La coalición internacional que Obama también es tenue: los paÍses del G-20 permanecen divididos sobre el asunto, aunque Power dijo que "once paÍses" apoyan una "respuesta internacional firme".Desde el Congreso hasta el Vaticano y las encuestas de opinión en EE.UU. envían el mensaje de que no existe una solución militar al conflicto civil en Siria, que estalló en marzo de 2011 y ha dejado 100.000 muertos.Aunque es difícil precisar el costo del ataque militar, éste podría superar las decenas de millones de dólares, tomando en cuenta que un solo misil Tomahawk cuesta 1,5 millones de dólares.Afuera del CAP, activistas del grupo CodePink, liderado por Medea Benjamin, portaban carteles y gritaban consignas en contra de la intervención militar."Debe ser la comunidad global, a través de la ONU, la que responda a Siria. EE.UU. no tiene la autoridad moral para hacerlo porque ha usado el napalm y el agente naranja en Vietnam, y armas químicas más recientemente en Irak... no tenemos la autoridad moral para dar lecciones", dijo Benjamin, cuyo grupo organizará protestas diarias a partir de mañana.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad