Embajador de EE.UU en Colombia descarta problemas diplomáticos por caso Wikileaks

Noviembre 29, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | EFE

El fiscal general de Estados Unidos, Eric Holder, insistió en que el Gobierno "condena" la filtración de cerca de 250.000 cables diplomáticos de embajadas y misiones estadounidenses.

El embajador de Estados Unidos en Colombia, Peter McKinley, dijo este lunes que la relación con Colombia es “una relación estrechísima, no sólo con el gobierno colombiano, sino con el pueblo” . Las declaraciones se debieron a las filtraciones de los documentos de su gobierno publicadas en Wikileaks.Actualmente el gobierno estadounidense enfrenta serios cuestionamientos por las publicaciones de informes anónimos y documentos filtrados por el portal de internet Wikileaks en los que se denuncia que el gobierno estadounidense dio la orden de espiar a distintos países.“Es del interés de todos que la diplomacia se pueda llevar a cabo con confidencialidad. Los 2.000 documentos relacionados con Colombia no son de espionaje, sino las conversaciones y el trabajo a diario de la diplomacia que ayudan a proteger los derechos humanos, los derechos laborales y avanzar en temas como la lucha contra el cambio climático” , agregó el Embajador.Por su parte, el vicepresidente de la República, Angelino Garzón, dijo que el hecho obliga a que haya un diálogo y un entendimiento entre los diversos Estados.“Hay que procurar encontrar mecanismos de entendimiento entre los Estados para que este tipo de situaciones no se presente” , afirmó Garzón.Wikileaks seguirá filtrando documentosWikileaks planea publicar más documentos diplomáticos durante los próximos días, semanas e incluso meses, adelantó el portavoz de la página web Kristinn Hrafnsson al diario The Wall Street Journal.Wikileaks filtró ayer 250.000 mensajes diplomáticos estadounidenses, algunos de ellos con contenido controvertido, en el que supone un duro golpe para la política exterior del país.Dichos documentos desvelaron los secretos más íntimos de la política exterior estadounidense, como la orden de espiar a altos funcionarios de la ONU o sus opiniones poco favorables de otros mandatarios internacionales.La filtración fue duramente criticada hoy por la secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, que la calificó de "ilegal" y de un ataque no sólo a la diplomacia de EE.UU., sino a la comunidad internacional.Pero esas críticas no parecen amedrentar a Wikileaks, que dijo hoy que el goteo de documentos confidenciales continuará."Creo que veremos nuevas publicaciones mañana y publicaciones graduales durante los próximos días y semanas e incluso posiblemente meses" , dijo Hrafnsson al Journal, a lo que añadió que la divulgación de documentos podría continuar durante el 2011.El portavoz de la página web adelantó que las próximas publicaciones se concentrarán en regiones específicas, en las que Wikileaks busca alcanzar alianzas con medios locales.Hrafnsson señaló que la reacción de Washington es "exagerada" y que las declaraciones de que la filtración pone en riesgo la vida de personas no son creíbles.Afirmó que los líderes de otros países no han tenido una reacción tan fuerte y destacó que más allá de los círculos gubernamentales, "los medios han dado la bienvenida a estas revelaciones sobre el funcionamiento interno del Departamento de Estado" .Cinco medios de EE.UU., España, Francia, Alemania y Gran Bretaña tuvieron acceso por adelantado a los documentos divulgados ayer. Estados Unidos abre una investigación criminal por filtración de WikileaksEl fiscal general de Estados Unidos, Eric Holder, informó hoy que su departamento abrió una investigación criminal por la filtración masiva de documentos diplomáticos por parte de Wikileaks.Holder insistió en que el Gobierno "condena" la filtración de cerca de 250.000 cables diplomáticos de embajadas y misiones estadounidenses, que "supone un riesgo para la seguridad nacional" del país.Según explicó, "pone en peligro a la seguridad nacional al nivel más concreto, porque afecta a las personas que sirven como diplomáticos, a nuestros activos en materia de inteligencia" ."Y lo que es más importante -dijo Holder- pone en peligro nuestra relación con importantes aliados en el mundo".El fiscal general explicó que su departamento mantiene abierta una investigación criminal, junto con el Departamento de Defensa, para determinar las responsabilidades de la filtración."No puedo avanzar todavía resultados, pero la investigación criminal está en marcha" , apuntó en una comparecencia ante la prensa.Revuelo mundial por filtración de documentos secretos de EE.UU.Países de todo el mundo se pronunciaron este lunes, tras la filtración masiva de 250.000 cables diplomáticos por la web Wikileaks. El portavoz del Gobierno francés, Franois Baroin, mostró su solidaridad con Washington tras la filtración de los documentos confidenciales, que criticó porque "pone en peligro a hombres y mujeres"."Nos solidarizamos con la Administración estadounidense y con su voluntad de evitar algo que atenta no solamente contra la autoridad de los estados sino que pone en peligro a hombres y mujeres que han trabajado al servicio del país", afirmó Baroin en la radio "Europe 1".Tras mostrar su "preocupación" por la difusión de informaciones de carácter confidencial, el portavoz y ministro de Presupuesto aseguró que colaborarán con Estados Unidos para "luchar contra lo que es una amenaza" a "la autoridad y la soberanía democrática".Baroin indicó que Washington advirtió a París de "la realidad de esas publicaciones".En caso de que hubiera un Wikileaks francés, el ministro portavoz afirmó que habría que ser contundente y perseguirlo en los tribunales. "La protección de los estados es algo serio, es la protección de hombres y mujeres, de ciudadanos", indicó. Por otra parte, Rusia consideró prematuro pronunciarse sobre las valoraciones hechas por diplomáticos estadounidenses acerca del primer ministro ruso, Vladimir Putin, filtradas por la web WikiLeaks y recogidas por cinco periódicos internacionales."Antes de juzgar y hacer comentarios es necesario ver los originales, si es que existen. Además, hay que cerciorarse de la traducción correcta de unas y otras palabras y expresiones y sólo entonces se puede decir algo", declaró el portavoz de Putin, Dmitri Peskov, a la agencia Interfax.Agregó que asimismo debe aclararse "de qué nivel son los diplomáticos y funcionarios que dan esa valoración y en qué documentos". "Y hay que ver también en general si es de Putin de quién se habla", subrayó.Cabe recordar que los más de 250.000 mensajes distribuidos este domingo por WikiLeaks, cuyos extractos fueron publicados por el diario El País de España, el francés 'Le Monde', el estadounidense 'The New York Times', el británico 'The Guardian' y el alemán 'Der Spiegel', ofrecen controvertidos perfiles sobre varios políticos, entre ellos Putin.Así, los cables diplomáticos procedentes de Moscú describen a Putin como un político autoritario y machista, lo que explicaría, según sus autores, la química con su homólogo italiano, Silvio Berlusconi.Las mismas fuentes mencionaron que pese a que el jefe del Gobierno ruso disfruta de supremacía frente al resto de figuras públicas en Rusia se ve debilitado por una burocracia que ignora con frecuencia sus órdenes. En Italia, el ministro de Defensa Ignazio La Russa instó a no dar excesiva importancia a los cables diplomáticos estadounidenses publicados por la página web Wikileaks, en una entrevista publicada hoy por el diario "Corriere della Sera"."Se trata de informaciones que tenían que haber quedado secretas, probablemente su publicación es ilegal, pero, al final, parecen salir de una revista de cotilleos", dijo La Russa, que por ello pidió que no se dé a su difusión "excesiva importancia".Sobre los documentos publicados en Wikileaks y en los que se definía al primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, como el portavoz en Europa del presidente ruso Vladimir Putin, el ministro de Defensa explicó que lo que cuenta es que "las relaciones entre Italia y Estados Unidos "son óptimas"."Que Berlusconi sea el artífice del primer encuentro entre Rusia y Estados Unidos y que haya defendido, en las sedes importantes, el derecho de Rusia a ser escuchada sin faltar a sus compromisos con Estados Unidos no lo tiene que decir Wikileaks", agregó La Russa.El Ministro también calificó de "banales y ridículos" otros de los cables secretos de la diplomacia estadounidense en los que se dice que "Berlusconi aparece demasiado cansado porque va a dormir tarde" o se habla de sus "fiestas salvajes".No obstante, La Russa indicó que estas publicaciones obligarán "a cambiar el sistema de relaciones diplomáticas, y los diplomáticos tendrán que ser más cuidadosos, más reflexivos y más prudentes en sus informes".Turquía también pone en duda seriedad de WikileaksEl primer ministro turco, Recep Tayip Erdogan, puso también en duda la seriedad de la web WikiLeaks, calificándola de "sospechosa" tras la filtración efectuada por la misma de cables confidenciales de diplomáticos estadounidenses sobre el Gobierno de Turquía y otros políticos de todo el mundo."Estamos a la espera de que Wikileaks publique todo lo que tiene. Veremos entonces en qué medida son serios y donde no lo son. La seriedad de WikiLeaks es dudosa, sospechosa", dijo Erdogan a la prensa.Según el semanario 'Spiegel', el medio alemán que tuvo acceso a dichos cables, una gran parte de esos mensajes, 7.918, provienen precisamente de la embajada de EE.UU. en Ankara, y revelan una gran desconfianza de los delegados de Washington hacia el Gobierno de Erdogan.Destaca especialmente la preocupación por "los puntos de vista neo-otomanos del ministro turco de Exteriores, Ahmet Davutoglu".En los documentos revelados se plasma la visión de que Erdogan y el presidente de Turquía, Abdullah G l, compiten por hacerse con el control del gobernante Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP), cuyos líderes son calificados en su mayoría como miembros de ciertas sectas islamistas."Ahora esperaremos a que WikiLeaks saque todas las piedras de sus bolsillos. Luego haremos una evaluación y una declaración", dijo Erdogan. Berlín dice que filtraciones de Wikileaks no alteran relaciónEl Gobierno de Berlín indicó que los comentarios reflejados respecto a algunos de sus ministros o la propia canciller federal, Angela Merkel, no alterarán las buenas relaciones con Estados Unidos."Las relaciones son estables y no van a sufrir alteraciones", afirmó el ministro de Cooperación y Ayuda al Desarrollo, Dirk Niebel, del Partido Liberal (FDP).En términos parecidos se pronunció su colega de Economía y correligionario, Rainer Br derle, quien añadió, sin embargo, que lo ocurrido refleja la fragilidad de los conductos de comunicación."Está claro que apenas se pueden mantener ya conversaciones que no acaben publicadas. Hay que vivir con ello. Pero hay que tenerlo en cuenta también", afirmó el político liberal.Respecto a Merkel se le tacha de "poco creativa" y se le atribuye una actitud reticente a asumir riesgos, así como un comportamiento mucho más "distanciado" respecto al presidente Barak Obama, en contraste con la cercanía con su antecesor, George W. Bush.Netanyahu cree que WikiLeaks demuestra que Israel tenía razón sobre IránEl primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, afirmó que las filtraciones de WikiLeaks ponen de manifiesto que Israel está en lo cierto en su valoración sobre la amenaza que supone para la región el programa nuclear de Irán."Israel no ha resultado dañado para nada con las publicaciones de WikiLeaks. Los documentos muestran que numerosas fuentes apoyan la valoración que hace Israel, particularmente respecto a Irán", aseveró el jefe del Ejecutivo israelí en un encuentro con medios de comunicación en Tel Aviv.Según el material difundido por Wikileaks, Arabia Saudí pidió a Washington que lance una ofensiva militar para impedir que Irán adquiera armamento nuclear, y el rey de Bahrein aseguró sobre el programa nuclear iraní que "el peligro de dejarlo pasar es más grande que el de impedirlo".En opinión de Netanyahu, el resultado de las filtraciones sobre Israel es positivo.Otras reaccionesPakistán criticó la difusión de documentos diplomáticos secretos estadounidenses que supuestamente expresan temores de que el uranio altamente enriquecido del programa nuclear paquistaní sea usado para fabricar un arma ilegal. "Condenamos la emisión irresponsable de documentos confidenciales" , dijo el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores Abdul Basit. El Gobierno británico condenó las filtraciones y consideró que perjudican la seguridad nacional del Reino Unido y de EE.UU. En un comunicado divulgado hoy, un portavoz de Downing Street, residencia oficial del primer ministro británico, David Cameron, dijo que "es importante que los Gobiernos puedan operar sobre la base de la confidencialidad a la hora de tratar con este tipo de información, y el que sea filtrada es perjudicial".

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad