El Vaticano denuncia que en Argentina hay una campaña difamatoria contra el papa Francisco

Marzo 15, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co | EFE
El Vaticano denuncia que en Argentina hay una campaña difamatoria contra el papa Francisco

De acuerdo con el portavoz del Vaticano, las acusaciones sobre la actuación del papa Francisco durante la dictadura de Argentina hacen parte de una campaña difamatoria.

Según el portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, la campaña difamatoria sobre las supuestas actuaciones del Papa durante la dictadura, proviene de "una izquierda anticlerical".

El portavoz vaticano, Federico Lombardi, dijo este viernes que las críticas aparecidas en algunos medios argentinos contra el papa, referentes al periodo de la dictadura argentina, provienen de "una izquierda anticlerical para atacar a la Iglesia y son rechazadas con decisión"."Se trata de una campaña difamatoria, bien conocida", indicó Lombardi, quien salió así al paso de las informaciones aparecidas en estos días, tras la elección del cardenal Jorge Mario Bergoglio como papa, referentes a sus actuaciones durante la dictadura militar argentina."Jamás ha habido una acusación creíble contra él. La justicia argentina lo interrogó pero como persona informada de hechos y jamás fue imputado por algo", subrayó el portavoz.Lombardi agregó que Bergoglio "hizo mucho para proteger a las personas durante la dictadura" y una vez nombrado arzobispo de Buenos Aires "pidió perdón en nombre de la Iglesia por no haber hecho bastante durante el periodo de la dictadura".Controversia por supuesta actuación del Papa durante la dictaduraLa controversia por la actuación del cardenal Jorge Bergoglio, hoy papa Francisco, durante la dictadura militar (1976-1983) surgió desde 2005, cuando su nombre fue el segundo más votado en el cónclave que eligió a Joseph Ratzinger.En ese momento, el periodista y abogado Horacio Verbitsky, director del Centro de Estudios Legales y Sociales, CELS, denunció que Bergoglio, en su calidad de máxima autoridad de la Compañía de Jesús, les había quitado su apoyo a los sacerdotes jesuitas Orlando Yorio y Francisco Jalics, que trabajaban en las villas o asentamientos pobres del barrio de Flores.Los dos sacerdotes, secuestrados en mayo de 1976 por un grupo de tareas de la Armada, dos meses después del golpe de estado, fueron torturados en la Esma (Escuela de Mecánica de la Armada), y después de cinco meses fueron liberados.Bergoglio era muy cercano a Guardia de Hierro, una organización peronista de derecha, que era la versión opuesta a los Montoneros de izquierda.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad