El Vaticano cree que el informe de la ONU no tuvo en cuenta a la Santa Sede

El Vaticano cree que el informe de la ONU no tuvo en cuenta a la Santa Sede

Febrero 05, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | EFE
El Vaticano cree que el informe de la ONU no tuvo en cuenta a la Santa Sede

El papa Francisco en su llegada a la audiencia pública programada todos los miércoles en la plaza de San Pedro.

Silvano Maria Tomasi considera que el informe del Comité de la ONU sobre los Derechos del Niño parece estar preparado con antelación.

El observador vaticano en Naciones Unidas, Silvano Maria Tomasi, aseguró este miércoles que el informe del Comité de la ONU sobre los Derechos del Niño no ha tenido en consideración las explicaciones de la Santa Sede y que "parece como si estuviera ya preparado con antelación".El informe, que hace referencia a los Derechos del Niño y fue emitido por el el Comité de la ONU, critica al Vaticano por no reconocer los crímenes de abuso sexual contra niños por parte de sacerdotes y además afirma que debido a este comportamiento, los responsables han quedado impunes. Tomasi hizo estas afirmaciones en declaraciones a la Radio Vaticana, a la que, además, afirmó que las críticas del organismo internacional "han causado sorpresa en el Vaticano"."La primera reacción es de sorpresa porque el aspecto negativo del documento que han realizado parece como si ya estuviera preparado antes del encuentro entre el comité y la delegación de la Santa Sede", explicó Tomasi, quien cree que el Vaticano ha ofrecido respuestas "detalladas y precisas" sobre la gestión de casos de abusos a menores que no han sido recogidas en el informe.El observador vaticano en Naciones Unidas (ONU) subrayó que el documento en el que el Comité critica la gestión del Vaticano de los casos de pedofilia parece "desactualizado si se tiene en cuenta todo lo que se ha venido haciendo en los últimos años, como las medidas emprendidas por las autoridades del Estado Vaticano y, consecutivamente, en los diferentes países de cada una de las conferencias episcopales".En el informe -aseveró- "falta una perspectiva correcta y actualizada de la actuación de la Iglesia, que ha realizado una serie de cambios en relación con la protección de los niños...difícil de encontrar al mismo nivel en otras instituciones o estados ¡Se trata de una cuestión de hechos, de evidencias que no pueden ser tomados como morbosos!" , subrayó.Además, durante la entrevista, Tomasi explicó cómo responder de modo preciso a las acusaciones de la ONU."La Convención sobre los Derechos del Niño habla en su preámbulo de la defensa de la vida antes y después del nacimiento, mientras que la recomendación que la ONU hace al Vaticano es que cambie su posición sobre la cuestión del aborto", recordó, a la vez que tildó a esta circunstancia de "completa contradicción con los objetivos de la Convención".Además, Tomasi dijo que el Vaticano "no tiene nada que esconder", por lo que continuará con las explicaciones con el fin de lograr el "objetivo fundamental, que es la protección de los niños", y aseguró que la Iglesia seguirá respondiendo ante estos escándalos."Se habla de 40 millones de casos de abusos sexuales a niños en el mundo. Por desgracia, algunos de ellos afectan a personas de la Iglesia. ¡Pero la Iglesia ha respondido y reaccionado! ¡Y lo seguirá haciendo! Tenemos que insistir en esta política de transparencia y de tolerancia cero ante los abusos, porque un solo caso ya es demasiado", declaró.La primera reacción del Vaticano ante el informe de la ONU fue la publicación de un comunicado en el que afirma que estudiará minuciosamente las críticas vertidas por el Comité de la ONU sobre los Derechos del Niño, pero denunció que "en algunos puntos hay un intento de interferir en las enseñanzas de la Iglesia".El pasado 16 de enero, una delegación del Vaticano compareció en Ginebra ante el Comité de la ONU sobre los Derechos del Niño para informar sobre cómo la Iglesia ha afrontado los casos de denuncias por abusos sexuales de menores perpetrados por sacerdotes católicos en todo el mundo.Se trató de la primera vez que la Santa Sede se presentaba ante una entidad internacional para ser interrogada por estos escándalos y por la supuesta protección de curas pederastas.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad