El sospechoso del triple secuestro de Cleveland fingió ayudar a buscar a una de sus víctimas

default: El sospechoso del triple secuestro de Cleveland fingió ayudar a buscar a una de sus víctimas

Castro había repartido volantes de Gina de Jesus, una de sus vícitmas, después de que esta despareció en 2004. También tocó con su banda para recoger fondos para su búsqueda.

El sospechoso del triple secuestro de Cleveland fingió ayudar a buscar a una de sus víctimas

Mayo 08, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co \ AP
El sospechoso del triple secuestro de Cleveland fingió ayudar a buscar a una de sus víctimas

Ariel Castro, de 52 años, era un inmigrante puertoriqueño que trabajaba como músico y conductor de autobus en Ohio.

Castro había repartido volantes de Gina de Jesus, una de sus vícitmas, después de que esta despareció en 2004. También tocó con su banda para recoger fondos para su búsqueda.

En los años que siguieron a la desaparición de Gina de Jesus, cuando tenía 14 años de edad, mientras regresaba caminando de la escuela a su casa, Ariel Castro distribuyó volantes con la foto de Gina y tocó música en un acto de recaudación de fondos en su honor. Ariel siempre fue amigo de la familia de Gina, emigrantes puertoriqueños. Cuando los vecinos se reunieron para una vigilia con velas hace apenas un año en recuerdo de la niña, Castro estaba allí mientras Gina contaba nueve años de secuestro en su casa. Castro llegó a dar palabras de consuelo a la madre de la desaparecida. Castro, de 52 años de edad - al igual que todos los demás en el barrio muy unido y compuesto mayormente por puertorriqueños - parecía acongojado por la desaparición de Gina DeJesus en 2004. Ahora él y sus tres hermanos están detenidos después de la frenética llamada que Amanda Berry, una de las secuestradas, hiciera al 911 y que permitió a la Policía llegar hasta su casa deteriorada, donde las autoridades dicen que estuvieron cautivas las tres mujeres: Gina de jesus, Amanda Berry y Michelle Knight. Los agentes también hallaron en la casa una niña de 6 años de edad, hija de Berry, quien hace apenas una semana, Castro llevó a un parque cercano donde jugaron en el pasto. Al verlo con la niña, Israel Lugo, un vecino suyo, le preguntó a Castro por ella. Respondióque era la hija de su novia. Todo sigue siendo un interrogante alrededor de la figura de Ariel Castro. Apenas se sabe que era un músico y exconductor de un bus escolar, un "buen vecino" querido por sus amigos y su familia que no había tenido problemas con la justicia. Sus familiares dicen estar consternados con el hecho. Hablan de Castro como otro más de su familia que gustaba de la música, cuya vida era tranquila y del que nunca tuvieron queja alguna. Lo único extraño en Castro, lo dice su propio hijo, Anthony Castro, era que su casa "siempre estaba cerrada, había lugares a los que nunca podíamos ir. Había cerrojos en las puertas al sótano, cerrojos en el ático, cerrojos en el garaje".

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad